Cargando...
Fabián Mendoza junto a su obra en homenaje a Carlos Federico Cabezudo

Espectáculos y Cultura > MIRÁ EL VIDEO

Encontrarte con ellos: un homenaje desde el arte a las vidas de los detenidos desaparecidos

Un colectivo de 197 artistas retrata a los uruguayos desaparecidos como un homenaje a sus vidas

Tiempo de lectura: -'

20 de mayo de 2021 a las 05:03

Esta noche, como sucede cada año desde el 20 de mayo de 1996, los nombres de los uruguayos detenidos desaparecidos resonarán entre el silencio. Son nombres que guardan 197 historias, y que un grupo de artistas pretende rescatar como un acto de reivindicación de la memoria.

Hace un año en su taller de Ciudad Vieja a Federico Veiga se le ocurrió una idea: pintar el rostro de cada uno de los desaparecidos sobre una tela. “Es una locura”, fue la reacción de su colega Damián Ibarguren y le pinchó la idea, pero aunque pensaron entonces repartir la tarea, pronto se transformó en algo nuevo: que 197 artistas se comprometan a retratar a cada uno de los desaparecidos.

197 artistas participan del proyecto

“El concepto que estamos manejando es el de rescatar la vida de esa persona”, explica Ibarguren a El Observador. La idea, según él, es aportar un enfoque desde el amor a las vidas de aquellos que fueron arrebatados en una suerte de homenaje a las personas que fueron. “No todos los artistas que se presentaron estaban dispuestos a hacerlo; hay muchos que tienen otro punto de vista y no participaron y es válido también”, agrega el pintor. 

En julio trasladaron la idea de Encontrarte con ellos a la organización de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos. Con su aprobación, empezaron a tejer una red de creadores que pudieran embarcarse en el proyecto con compromiso, un sistema que implicaba que un artista recomendaba a otro de su confianza y que luego tenía una entrevista con los coordinadores. En diciembre, ya con más de 100 personas involucradas, lanzaron un llamado abierto. Hicieron 300 entrevistas y hace un año que le dedican más de seis horas al día al proyecto. “Es un tema muy sensible, tanto para los familiares como para los artistas que se acercan. Para la mayoría es la primera vez que nos acercamos de una forma tan personal, en la que te involucrás tan directamente”, comenta Ibarguren.

Por otro lado, Veiga se contactó con las familias para presentarles el proyecto y estableció el nexo con los artistas. “La mayoría están esperando una respuesta, una novedad, una noticia”, comenta el pintor, y recuerda que más de una vez cuando levantaban el teléfono del otro lado la primera pregunta era la misma: “¿Qué noticias tienes?". Además, para muchos fue la primera vez que los llamaban para preguntarles sobre las historias de sus seres queridos. “Te agradecían por hablar sobre cosas interesantes de sus vidas”, comenta Veiga.

Obra de Leandro Bustamante en homenaje a Fernando Miranda Pérez

A medida que el proyecto avanzó se fueron incorporando amigos y familiares que deseaban homenajear a sus seres queridos mediante el arte. En estos casos se priorizó el vínculo afectivo al asignar los nombres.

Acercarse a este tema no es solo ir y decir presente en la marcha y publicar en Facebook. Es acercarte a cada una de las historias: un padre y un hijo que desaparecieron juntos, una madre y dos hijos, esposos con una niña de meses que desaparecen todos”, destaca Ibarguren. Cuando recibieron documentación por parte de Familiares empezaron a involucrarse caso a caso con cada uno de ellos. 

Los artistas coinciden que ese proceso fue duro, así como también lo fue entender que la búsqueda es una preocupación cotidiana para los familiares. “Te mueve y nosotros estamos para ellos”, dice Ibarguren. 

El arte y la memoria 

Durante el año que trabajaron en el proyecto se involucraron cada vez más. En una movilización ayudaron a llevar las pancartas, esas fotos en blanco y negro de padres, hijos, hermanos, sobrinos y amigos, que sus seres queridos alzan en cada manifestación en la que reclaman “verdad, memoria y justicia”. Mientras pasaban por la calle, recuerda Veiga, había gente que prefería no mirar. “Agachaban la cabeza directamente. No sé si era vergüenza, que no interesaba o que no lo podían ver”, comenta.

Obra de Marcelo González sobre Juan Pablo Errandonea Salvia

En ese sentido, los artistas esperan que el arte pueda vehiculizar el mensaje. “A través del arte vas a tener una obra, que no es la clásica foto de un desaparecido, y vas a poder verla, te vas a arrimar, vas a tener un texto y después vas a ver quién es esa persona y qué le pasó”

El acto de la memoria, que todos estemos recordando, ya es un logro. Es un acto de resistencia, porque a los criminales que hicieron esto les gustaría que nadie hablara”, sostiene Ibarguren. Él considera que Encontrarte con ellos aporta un grano de arena en la memoria, rescatándola desde otro punto de vista que pueda contribuir a que otras generaciones también recuerden y eviten que la historia se repita. 

Mirarse a los ojos

Sandra Pelúa es la hija de Martín Pelúa, sobrina de José Luis Pelúa y nieta de Renée Pereira, todos detenidos desaparecidos en Argentina el 7 de octubre de 1978. Cuando el artista plástico Diego Cousillas llegó a la entrevista, ella le mostró tres fotos de credenciales en blanco y negro, y le contó algunas anécdotas que a lo largo de los años le fueron relatando. Eso, tres fotos de perfil, era la única imagen que tenía hasta ahora de sus familiares. Ese día Cousillas le prometió que intentaría reconstruir dentro de su estilo las caras de frente, para que Sandra pudiera de alguna manera mirarlos a los ojos.

“Es un homenaje a su vida. Desde un primer momento mi idea fue salir de la foto de la pancarta, de la marcha. Lo hablé con ella y le pareció perfecto. Quería algo alegre y colorido”, sostiene el artista, y recuerda que de aquella entrevista se trajo “puros sentimientos” que trató de plasmar en la obra.

Cousillas le llevó el cuadro a Sandra envuelto en papel. Cuando lo recibió ya tenía listo el clavo y el martillo. Ahora se exhibe sobre el sillón del living de la casa, la misma donde vivieron su padre, su abuela y su tío. El artista le regaló el abrazo familiar que otros le quitaron. El abrazo de una madre con sus dos hijos.

Un ajedrecista brillante

Fabián Mendoza no pudo terminar su obra. Sentado junto a ella en su taller de Ciudad Vieja, explica que fue la propia pintura la que de alguna forma le puso el freno. “En algún punto me dijo ‘ya basta, lo tuyo llegó hasta acá’. Como que me estaba metiendo en un terreno que no era propio”, comenta. Y agrega que sabe que las piezas de ese tablero de ajedrez que se ven en la pintura no están listas. “Es como parte de su vida no terminada”, dice. Carlos Federico Cabezudo, a quién buscó recuperar en su obra, fue detenido y desaparecido en Argentina el 30 de diciembre de 1977.

Cuando Mendoza era joven, era parte del Círculo de Ajedrez de Mercedes y la familia Cabezudo, que fue una fuerte influencia en su infancia, vivía a media cuadra de su casa. Cuenta que un día, en una sala del club que generalmente frecuentan militares retirados encontró una foto de Carlos y que, para su sorpresa, cuando preguntó quién era le respondieron que se trataba de un muchacho desaparecido, pero que por sobre todas las cosas era un ajedrecista. “Así conocí a Carlos Federico”, cuenta, y recuerda que a sus 17 o 18 años aquel hombre de la fotografía le pareció mucho mayor. “Ahora pasado el tiempo yo soy grande y él sigue teniendo en algún lugar 29 años”.

Fabián Mendoza junto a su obra en homenaje a Carlos Federico Cabezudo

En su obra el pintor retrató con respeto a un muchacho brillante y buen ajedrecista, a un profesor de matemáticas que escuchaba Led Zeppelin. Incorporó recortes de un libro de matemáticas, que por esas casualidades encontró tirado en la esquina de su casa mientras trabajaba en la obra, y decidió anotar una jugada que define la defensa Siciliana como variante Najdorf. 

Mendoza a su vez es amigo de Federico Cabezudo, el sobrino de Carlos, quien en una visita a su taller le envió una foto de la obra a su padre. “La devolución que tuve fue bastante emocionante, y no sé si merecida. Le dijo que estaba muy contento porque lo veía tomado de un modo muy respetuoso, y eso para mi fue importante. Que la propia familia lo vea como una muestra de respeto sobre todo”, comenta Mendoza. 

400 metros de cuadros

El objetivo del proyecto es hacer en Montevideo una gran muestra central, donde van a estar todos los cuadros juntos. Serán 400 metros de obras, del mismo formato y en torno a la misma temática, pero de las técnicas más diversas: collage, tejidos, óleo, acrílico, látex, madera. Para cuando termine el ciclo de exposición en Montevideo se está planificando una muestra fraccionada en las 18 capitales departamentales y en todas las pequeñas localidades donde nacieron los desaparecidos.

Obra de Henry Fernández en homenaje a Cecilia Susana Trías Hernández y Washington Cram González

Veiga destaca que la mayoría de los artistas a los que contactaron se comprometieron con el proyecto y que a un año de que lo pensaron ya están casi todas las obras terminadas. Firmados por artistas de diferentes rubros, más o menos reconocidos en Uruguay y en el exterior. Muchos terminaron movilizados por el proyecto. Veiga asegura que en el último año vivió un cambio a nivel emocional y que también lo notan en los artistas que entregan las obras terminadas. 

Hace un año tuvieron una idea que se transformó en un proyecto que tomó vida propia, que atravesó a más de un centenar de artistas y le regaló otra imagen a 197 familias que aún se preguntan dónde están sus seres queridos.

Abrazo
Este jueves, a partir de las 11, podrá verse en vivo en la cuenta de Instagram del espacio Subte la performance Abrazo, que luego podrá ser repasada a través de la web del Centro de Fotografía (CdF) de Montevideo. En ella, la artista Cecilia Vignolo plantea desde la acción física un llamado al pasado y a la memoria, en lo que llama "un intento de aceptación y reparación imposible". Será la primera vez que la realiza desde 2008, cuando integró la bienal de arte de Quito.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...