Polideportivo > MIRÁ EL VIDEO

Estudiante de filosofía, vegana y tiradora: la abanderada de Uruguay en los Panamericanos

Con 19 años Julieta Mautone llevará la bandera de Uruguay este viernes, cuando comiencen los Juegos Panamericanos de Lima

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2019 a las 05:02

No es militar pero practica tiro. Su padre fue tirador pero recién a los 16 años se interesó por el deporte. Ama los animales y por eso decidió ser vegana. Estudia para ser profesora de filosofía. Y este viernes 26 de julio llevará la bandera de Uruguay en una delegación de 148 deportistas cuando arranquen, en Lima, los Juegos Panamericanos.

Su nombre es Julieta Mautone. Tiene 19 años y en cada competencia internacional a la que asiste siempre hace mucho más ruido que las balas que dispara. 

“¿De dónde la sacaste?” Eso suelen preguntarle entrenadores de Chile, Argentina o Brasil a su padre, José Alejandro Mautone, un tirador autodidacta que fue campeón sudamericano en Santiago 1986 y medallista de bronce por equipos en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987.

“Los manuales dicen que formar un tirador lleva entre seis y ocho años por la coordinación neuromuscular y el aprendizaje de la técnica”, explica su padre a Referí en las instalaciones del Polígono de Tiro. 



Sin embargo, su hija es todo un prodigio. En abril de 2017 se presentó a su primera competencia nacional y la ganó batiendo por un punto un récord nacional. 

Los éxitos se repitieron en el Nacional argentino y el Sudamericano juvenil de Río de Janeiro ese mismo año y en los Juegos Odesur de Cochabamba y el Sudamericano juvenil de Santiago en 2018. 

Este año fue a probar suerte a su primer Mundial de mayores, en Múnich, y batió el récord mundial junior (sub 21) de la fase clasificatoria. Entró a la final y terminó séptima. 

Repasa cada logro, abre grandes sus ojos y suelta con espontaneidad un “fue algo que no esperaba”. 

“No empecé a tirar antes porque era muy chica para manipular armas y mi padre nunca me lo impuso. Esperó que me viniera el interés. Un día surgió. Primero probé un curso de tiro con arco y luego me pasé a armas con 16 años. Un año después empecé a entrenar”, explica. 

“El tiro es un deporte”, se empeña en dejarlo en claro. “En el mundo hay muchos profesionales y en la mayoría de los casos son militares”. Su padre agrega: “China tiene 20 millones de tiradoras, solo en la rama femenina”. 

Insólito. Mautone, que no es militar, es la única uruguaya en las modalidades que practica: pistola de aire de 10 metros o pistola de 22 de 25 metros, también llamada pistola deportiva. 

Cuando fue al Mundial se cruzó con Anna Korakaki, la campeona olímpica y vio el entorno que rodea a las potencias: psicólogos, masajistas, fisioterapeutas... “Intimida un poco. Nosotros vamos solos con la valijita”, dice. 


De ahí saca su pistola, la garrafa que rellena con aire comprimido, una cajita de chumbos, la visera para protegerse de la luz, el tapa orejas y un lente para el ojo que apunta.   

Los zapatos deben ser lisos, no pueden subir al tobillo y deben tener tres centímetros de altura. 

Cada tiro es un ritual de equilibrio, respiración, concentración y destreza. 

El blanco tiene el tamaño de una moneda de dos pesos. Y está allá. Lejos. A diez metros de distancia. Como del cordón de una vereda al cordón de enfrente. 

Embocar al blanco equivale a un 10 y en fase final el puntaje viene acompañado de decimales porque la precisión de los mejores se define por fracciones de unidad. El máximo es un 10.9. 

Autohipnosis, el secreto que le enseñó su padre

“Para estar concentrado hay que aprender y asimilar todos los pasos de la técnica. Eso permite que el tirador se pare y mire, como un espectador, cómo algo dentro de su cuerpo levanta el arma, apunta y el dedo se aprieta solo. Sale todo del inconsciente. Es el estado zen o alfa. Los japoneses hacían tiro con arco, ikebana (arreglo floral) o tinta china para entrar al estado zen. Así lograban que el inconsciente fuera el ejecutor. Uno aprende con la conciencia y ejecuta con el subconsciente. Para dar un ejemplo concreto es como cuando alguien va manejando y va conversando: los pies aprietan solo los pedales. Eso es un estado de concentración para manejar”, explica José Alejandro Mautone, padre y entrenador de Julieta. 

“Cuando el deportista está muy presionado eso se rompe y aparece el consciente que es el que aprendió y viene y le dice al subconsciente: ‘dejame a mí que yo soy el que estudió’. Y así es como un jugador de primera línea que pone un pase de 80 metros donde quiere va y erra un penal. Esa es la lucha del deportista con la ejecución del deporte”, grafica. 

“En 1986 fui a la vieja Alemania Democrática a un Mundial en el que entré 12º. Antes de empezar vi a todos los tiradores de carabina acostados como durmiendo. Entonces le pregunté a un amigo suizo, que hablaba perfecto español, por qué dormían antes de la competencia porque me parecía inconcebible. Pero él me dijo que estaban haciendo autohipnosis. ‘¡Tengo que aprender eso!’ me dije. Al volver, encontré a Fabio Puente que daba clases de hipnosis y estuve cinco años para aprender la técnica. Es un estado de relajación donde el cerebro entra en un estado alfa y las cosas se aprenden y ejecutan de otra manera. Combate la ansiedad que es antagónica con el estado de relajación porque si estás ansioso no podés estar relajado. Ojo, eso no te hace un genial tirador o deportista, pero es una herramienta muy importante”. 

Mautone padre se hizo tirador porque de chico sintió atracción por las armas. “No para cazar ni para andar armado, sino por interés por la mecánica porque son un artefacto simple que resuelve un problema muy complejo: impulsar un proyectil con una explosión”, dice. “Empecé a tener armas, me asocié al Club de Tiro me vieron condiciones y me empujaron a competir. Empecé bien, fui mejorando, no tenía entrenador e imitaba las técnicas. Gané nacionales y fui seleccionado por Uruguay”. Ganó seis medallas en Juegos Odesur y una en los Juegos Panamericanos de 1987. 


El rol de la cabeza 

“La concentración juega un rol muy importante en el tiro, no puedo pensar en algo malo como que voy a tirar mal y puntuar un 8. Me concentro en disfrutarlo, pienso en cosas buenas que me hayan pasado, aunque a veces es difícil. Es medio inevitable pensar en rever la técnica, pero hay que tratar de evitar esos pensamientos. Cuando estás nervioso no te sale. Y ahí hay que tratar de respirar. La respiración es algo muy importante, es parte de la técnica para quedarse quieto y es parte de la relajación mental que hay que hacer”, explica después de cada tiro de práctica donde queda como sedada. A eso lo llama su “cápsula de concentración”. 

“Los nervios influyen mucho, la presión también, como en todo deporte, pero acá hay un margen de error muy pequeño; con un movimiento mínimo podés cometer un error muy grande. Los nervios son inevitables, pero hay que saber manejarlos y a veces se les puede sacar lo positivo como ponerte en situación de alerta ante determinada circunstancia”, explica la tiradora. 

Ese es uno de los grandes aprendizajes que le dio su padre: “Es bárbaro entrenar con él nunca nos peleamos. Muchos piensan que porque vivimos juntos puede ser malo también entrenar. Pero pasamos muy bien, viajamos juntos y es todo bueno”.

Las experiencias internacionales los han enriquecido juntos. “En Chile, en el último Iberoamericano, tiré con dos grados bajo cero en un polígono que era un galpón. Un frío impresionante”. Igual ganó la medalla de oro. 

Sabremos cumplir 

En ese torneo recibió una llamada del presidente de la Federación Uruguaya de Tiro, Hugo Grossi, informándole que la asamblea general del Comité Olímpico Uruguayo la había elegido como la abanderada para los Juegos Panamericanos. 

“No me lo esperaba para nada porque empecé hace poco y no tengo una carrera muy extensa. Me imaginaba a Lola Moreira o Lasa. Fue una sorpresa muy linda, me dio mucha alegría y motivación ver que da sus frutos el esfuerzo y los logros y a la vez es una responsabilidad muy grande. Está bueno para que el tiro se empiece a ver de otra manera y que vean al tiro como un deporte”, dice. 

“En Lima lo que quiero es obtener una medalla. Pero lo que espero es ganar más experiencia, pasarla bien y también mal porque voy a tener muchos nervios y presión. Me gustaría clasificar a los Juegos Olímpicos, pero no me lo pongo como una meta tan fuerte porque empecé hace muy poco y quiero disfrutar el camino”, cuenta dándole forma a un remolino de sensaciones tan contradictorias. 

Sabe que para clasificar a Tokio hay un solo cupo para la medallista de oro. Aunque si gana la canadiense Lynda Keiko –campeona del Campeonato Panamericano de Guadalajara 2018– clasificará la segunda.   


“Un Juego Panamericanos va a ser mucho más exigente que un Sudamericano. Las competidoras de Canadá y Estados Unidos son muy fuertes, tienen mejores condiciones de entrenamiento. Ecuador y Guatemala tienen buenas competidoras. Puerto Rico y Cuba también y siempre hay alguna que puede sorprender”, cuenta. 

Además de practicar tiro tres o cuatro veces por semanas, con sesiones de 60 disparos que le demandan alrededor de dos horas, Mautone cursa profesorado de filosofía en el IPA. “Fue una materia que me gustó mucho en el liceo por los profesores que tuve y me gustaría transmitirle lo mismo a mis futuros alumnos”. 

Hace un año y medio decidió ser vegana: “Lo hice por sensibilidad con los animales porque me empecé a dar cuenta que había perdido la conexión que tenía de chica con los animales y me di cuenta que es innecesario comer animales, así que ¿para qué hacerlo?”.

Sencilla, de respuestas bien pensadas e ideas claras a sus 19 años, Julieta Mautone ya se hizo un nombre en el deporte uruguayo. Se ganó llevar la bandera en un Juego Panamericano. Pero sabe que el camino recién empieza y quiere disfrutarlo. 

Sueña con un Juego Olímpico pero no se desvela. 

Sabe que en su deporte, los nervios y la calma conviven en busca del equilibrio perfecto. Como en la vida misma. 

El invicto y el récord mundial

Julieta Mautone tuvo un largo e increíble invicto desde que comenzó a practicar tiro. “Mi primera competencia nacional fue en abril de 2017, éramos tres mujeres aunque ahora soy la única que sigue tirando. Gané y batí el récord nacional por un punto. En julio fui al Nacional de aire de Argentina y gané oro en junior. En setiembre fui a Río al Sudamericano juvenil y también gané”, recuerda sobre su increíble comienzo deportivo. 

En los Juegos Odesur de Cochabamba 2018 también ganó: “Era todo nuevo para mí, hasta que me dijeran que era deportista”. 
En setiembre 2018 ratificó el oro sudamericano junior en Santiago. Recién perdió el invicto en noviembre de 2018 en el Campeonato Panamericano de Guadalajara. “No me fue bien, pero aprendí porque me di cuenta que no había disfrutado nada de la tirada por los nervios y las ganas de hacerlo bien. Siempre me digo ‘disfrutalo’, ‘disfrutalo’. Además fue mi primera experiencia en un torneo grande”. 

En mayo de este año fue al Mundial de Múnich: “Fui muy relajada a aprender y sobrepasé mi mejor marca personal tanto de competencia como de entrenamiento y además batí el récord mundial juvenil. Estuve a dos puntos del récord mundial de mayores. No sabía cómo reaccionar. Cuando salí de la línea de tiro vi la planilla y estaba primera. Terminé clasificando segunda, pasé a la final, fue impresionante. Quedé séptima”. 

Mautone sumó 585 puntos sobre 600 posibles superando los 583 de la china Ranxin Jiang. China, sí, el país que tiene 20 millones de mujeres que practican el tiro. El entrenador de Alemania fue el primero en acercarse para felicitarla. 
“En Munich logró un nivel muy alto, pero es un puntaje que hay que trabajar para mantenerlo”, dice su padre. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...