Estudiantes renuevan el cuaderno de comunicados

Cuatro alumnos del liceo de Canelón Chico realizaron una aplicación para mejorar el vínculo entre padres e instituciones educativas y así disminuir el abandono de estudiantes

Tiempo de lectura: -'

14 de julio de 2018 a las 05:00

Una adolescente amanece con fiebre y su madre llama al médico, mientras le da un antifebril. Para no preocupar a los miembros del centro educativo al que asiste, se comunica a través de una aplicación e inmediatamente recibe un "que se mejore" de respuesta.

Lo descrito anteriormente no sucedió en realidad, pero es el sueño del grupo de adolescentes creadores de la Aplicación Mandela, que tiene como objetivo mejorar la comunicación entre padres y la institución educativa.

En 2017, Santiago de Campos, Mateo Peña, Nahiara Chavasco y Kevin Iglesias cursaban cuarto año del liceo nº 229 de Canelón Chico. Ellos la describen como una institución prácticamente rural, muy distinta a estar en medio de la ciudad.

Un día a De Campos le llamó la atención un llamado puesto en cartelera que invitaba a participar del concurso Soluciones para el Futuro 2017. La propuesta desafiaba a jóvenes a resolver problemas sociales mediante la ciencia, la tecnología y la matemática. Inmediatamente contactó al docente de informática Gabriel Núñez y a sus tres compañeros y se animaron a ser parte. Al estudiar distintos temas sociales, descubrieron que según el Informe sobre el estado de la educación en Uruguay, 3 de cada 10 jóvenes de 12 a 19 años no terminaban sus estudios. Y consideraron que, si se mejoraba la comunicación entre las partes, el problema podía disminuir.

Para ello, llevaron a cabo una aplicación, que denominaron en un principio Urayedu, pero actualmente se llama Aplicación Mandela. Chavasco explicó que cambiaron el nombre porque Nelson Mandela decía que "la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo".

El canal

La aplicación tiene dos tipos de usuarios: la familia y la institución. La última se ramifica en dos: el equipo de dirección y adscriptos y los docentes de aula. "Es una herramienta un poco polémica porque la familia está conectada a través de una app", indicó a Cromo el docente Gabriel Núñez.

Además de ser un medio para que menos adolescentes se desvinculen del sector educativo, la Aplicación Mandela es útil para otros tipos de comunicados. Por ejemplo, para notificar desde la casa que el estudiante está enfermo o para que el liceo le haga llegar las notas. "Por más que no corra peligro de que deje de ir, que igual exista una herramienta de comunicación con el liceo y la familia y viceversa", agregó Núñez.

App educación

Los más pequeños

En el llamado de 2017 de Soluciones para el Futuro participaron estudiantes de instituciones públicas de Argentina, Uruguay y Paraguay; el equipo ganador obtuvo equipamiento de Samsung para todo el centro educativo. La Aplicación Mandela fue una de las 800 que se postularon entre los tres países. Luego fueron seleccionados 30 proyectos. La app uruguaya pasó a las instancias finales junto con otros cinco equipos. Los seis grupos finalistas participaron de un fin de semana en Buenos Aires, donde presentaron la idea con un pitch –presentación de pocos minutos del emprendimiento– frente a expertos.

El equipo uruguayo se caracterizó por estar integrado por los más chicos en edad, ya que estaban en cuarto de liceo y el resto estaba en sexto o en carreras técnicas. Además, era el único grupo que contaba con presencia femenina.

Los chicos de Canelón Chico no obtuvieron el primer puesto, pero el proyecto sigue en pie. "Ahora estamos en proceso de transformar esta app en un plan de negocios", dijo Núñez. Si bien aún no se puede descargar, la app ya está terminada.

Actualmente, los creadores de la Aplicación Mandela están participando del Desafío Educación 2.0 de Socialab. En él, deben identificar un problema que afecte a la educación y generar algún proyecto que pueda contribuir a la solución de ese inconveniente.

Nuevas soluciones

Soluciones para el Futuro nació en Estados Unidos en 2010, con el objetivo de explotar el talento de los estudiantes y reducir la brecha tecnológica dentro de las aulas. Cynthia Giolito, senior manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung Argentina, explicó a Cromo que gracias al éxito el programa se expandió en otros países.

En 2016 y 2017 se realizó una misma convocatoria para Argentina, Uruguay y Paraguay, de la que salía un solo ganador. Sin embargo, este año el certamen tendrá un ganador por país.

El primer año participaron 100 grupos uruguayos, en el segundo 200 y este año se espera que sean más de 300, según dijo Carolina Machado, coordinadora del programa Soluciones para el Futuro de Socialab.
El llamado consta de tres etapas. Por la primera, los interesados tienen tiempo de presentarse hasta el 12 de agosto ingresando a www.soluciones-futuro.com. De ahí se seleccionarán 30 que pasan a la instancia de cocreación, por la que contarán con un acompañamiento de mentores durante agosto y setiembre. Luego, se eligirán cinco equipos finalistas que pasarán un fin de semana –del 22 al 24 de octubre– de capacitación en Montevideo; luego se definirá el ganador.

El llamado 2018 está abierto para estudiantes de instituciones públicas que tengan ideas para solucionar una problemática social que les preocupa en materia de ambiente, educación, sociedad justa o salud y se debe resolver por medio de la matemática, la ciencia y la tecnología. Este año, pusieron un nuevo requisito para que los equipos sean mixtos.

"Es un concurso regional pero esta vez va a haber un ganador por país", indicó Machado.
Gilito agregó que el equipo ganador obtiene US$ 12 mil en equipamiento de Samsung para el centro educativo y un dispositivo Samsung para todos los participantes de la final.

Más allá del premio material, "se trabaja para que los jóvenes sean líderes de cambio y que sientan que si hay algo que no les gusta o que quieren cambiar pueden hacerlo", concluyó Machado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...