Opinión > EDITORIAL

Evo y el abismo

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2019 a las 05:03

Hay que condenar el quiebre institucional en Bolivia tanto como a su presidente renunciante Evo Morales que es directo responsable de una crisis política que desestabiliza no solo a su país sino a todo el continente.

La crisis boliviana se vio venir. Su primer presidente indígena, el líder cocalero Evo Morales hizo lo imposible por perpetuarse en el poder por un cuarto mandato anteponiendo sus ambiciones personales a la separación de poderes y a la propia voluntad popular manifestada en referéndum. No conteste con la imposibilidad de ir por una cuarta presidencia convocó elecciones viciadas de nulidad y al ver que, aun así, el resultado en las urnas le era adverso propició un fraude electoral de proporciones dantescas.

Los veedores internacionales y la comisión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció tras estudiar los comicios que les resultaba imposible validar el escrutinio por detectar irregularidades de todo tipo.

El informe detalla manipulaciones flagrantes al sistema informático, existencia de actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas que impactan la integridad del cómputo oficial. Concluye que en las proyecciones estadísticas resulta posible que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato opositor Carlos Mesa, en segundo, pero que en ningún caso por más del 10 % requerido para ganar en primera vuelta. El equipo auditor finaliza diciendo que no puede validar los resultados de la elección, por lo que recomendó otro proceso electoral.

Ante el lapidario informe, Morales, atrapado en su laberinto y rodeado de movilizaciones multitudinarias en su contra, convocó nuevas elecciones nacionales. El caos ya estaba desatado, los militares y la policía le sugieren que renuncie, el mandatario lo hace, como también su vice y la línea de sucesión de reemplazo. Entonces comenzó la violencia en las calles, con saqueos y purgas. Bolivia vive en estas horas un vacío de poder en que el mandatario dimitente denuncia persecución y un Golpe de Estado y los opositores claman por la recuperación del orden y elecciones libres a la máxima brevedad posible. Reina la confusión y la disputa por el relato de lo que exactamente sucede.

Lamentablemente la historia de América Latina vuelve a repetirse. La crisis boliviana es un guion plagiado del pasado donde un presidente populista electo por las urnas quiere perpetuarse eternamente en el poder, hasta que un día la población le dice basta, los militares entran en la jugada vulnerando los básicos principios de la democracia y se genera un vacío de poder donde quien más pierde es siempre el pueblo, que padece las consecuencias de las malas acciones de sus malos políticos e instituciones débiles.

Mientras se procesa la recuperación institucional en Bolivia que es de desear sea rápida, transparente y justa vale la pena preguntarse ¿qué les pasa a los países latinoamericanos que no logran encadenar décadas de paz y estabilidad institucional por más que cambien los signos de los gobiernos? Y también preguntarse ¿quién se beneficia con el caos y la inestabilidad política y social?

Lo cierto es que luego del período de las dictaduras nefastas para la región de los setenta parece que los latinoamericanos no hemos aprendido la lección básica de la democracia que incluye la alternancia de partidos políticos en el poder. Parece que tampoco aprendieron que no se puede ser presidente para toda la vida y que perpetuarse en el poder por medio del engaño o de la fuerza solo empuja a las naciones a un abismo cada vez más profundo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...