Cargando...

Nacional > aniversario de ceres

Expresidentes reivindicaron país "sin grieta" y llamaron a defender la democracia

Sanguinetti, Lacalle Herrera y Mujica participaron de la conmemoración de 36 años de Ceres

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2021 a las 22:27

Un tupamaro que se alzó contra la "democracia burguesa" y fue torturado en un calabozo por la dictadura, un herrerista que criticó a las "minorías soberbias" que atentaron contra las instituciones, y un colorado que negoció con los militares la salida del gobierno de facto conmemoraron este jueves, más allá de sus nada despreciables diferencias ideológicas, los 36 años de eso que Winston Churchill definió una vez como el peor de todos los modelos de gobierno, a excepción de todos los demás.

Los expresidentes Julio María Sanguinetti (1985-1990; 1995-2000), Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995) y José Mujica (2010-2015) coincidieron en el evento convocado por el think tank Ceres en el marco de sus "35+1 años" de vida, y coincidieron en mensajes de concordia, unidad, y llamados a defender la democracia. 

Mujica: "No le atribuyamos a la democracia nuestros defectos"

El expresidente frenteamplista dijo que "ninguna democracia ha sido perfecta ni puede serlo, pero se reconoce perfectible y no terminada". "Hasta ahora los humanos no hemos podido encontrar una cosa mejor que la sustituya. Ahí está la democracia directa de los atenienses, la democracia representativa, la democracia plebiscitaria. Todas tienen defectos, pero hay que conservarla para multiplicarla y mejorarla", agregó. 

Mujica incluso trajo a colación a John Stuart Mill, referente del liberalismo clásico anglosajón, quien planteó la tensión entre la amplitud de la representatividad y la idoneidad de las decisiones democráticas. "Se quejaba y decía que si el cuerpo legislativo es francamente representativo, entonces será malo, porque juzgaba los niveles de la sociedad en que le tocaba vivir, y que si es bueno, entonces no es representativo, y por eso inventaba el voto calificado", dijo sobre el pensador inglés. 

El líder del MPP, hoy retirado del Senado, dijo que a la democracia "se le da valor cuando la perdemos", mientras que "en los días cotidianos palpamos sus defectos". 

"Pero los defectos no son de las instituciones sino de nuestra propia humanidad, por nuestros egoísmos, nuestros fanatismos, nuestras pequeñeces y a veces nuestras ambiciones. No le atribuyamos a la democracia nuestros defectos", concluyó.

 

Lacalle Herrera: "no escarbar en el pasado" e ir a "concordia nacional"

Lacalle Herrera, que al llegar halagó a la frenteamplista e intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, pidió permiso para sentarse a su lado y conversó con ella a lo largo de la ceremonia, centró su intervención en tres temas: la legitimidad del poder, la democratización de los partidos, y la concordia nacional. 

Sobre el primer punto, dijo que la legitimidad de un gobierno no se agota en la "legitimidad de origen", sino que también es "necesaria" la "legitimidad de ejercicio", no siempre respetada, según indicó, en varios gobiernos latinoamericanos. 

En ese sentido, también destacó su "obsesión" por la "magnífica decisión que desde 1830 nos ampara de la reelección presidencial". "Creo que es de las medidas más sabias que tiene nuestra institucionalidad y a la que debemos cuidar y conservar", dijo Lacalle Herrera, en una cruzada contra el instrumento que plebiscitó el colorado Jorge Pacheco Areco, que llegó a tentar a un grupo de frenteamplistas vazquistas, y que en estos meses llegó a seducir las mentes de algunos nacionalistas, que insinuaron estar dispuestos a promover la posibilidad de votar nuevamente por Luis Lacalle Pou. 

El padre del actual presidente llamó también a dejar de "vivir alimentados por un pasado de 40 años" y pidió "poner término a todo lo que sea escarbar en el pasado", para "liberarnos de esos recuerdos ya gastados" y llegar así a una "concordia nacional". 

"Ese sería mi mayor deseo ya cumplidos los 80 años, en este día de conmemoración", finalizó.

Sanguinetti: "En nuestro país hay debate pero no hay grieta"

Elogioso del Palacio Legislativo, Julio María Sanguinetti comenzó destacando que en 1925 se inauguró ese "templo de la República" en conmemoración del centenario de la independencia, y bromeó que cinco años después, al conmemorarse el centenario de la primera Constitución, se inauguró el "templo laico y popular: el Estadio Centenario".

El colorado reivindicó que todos los partidos han sido parte de la construcción democrática y señaló que esa es su "fortaleza mayor". 

"Ese periplo es el orgullo de nuestro país al cual tanto cuestionamos todos los días en nuestro diario devenir político. Necesario debate, pero también necesaria pausa. Está de moda hablar de grietas. La Argentina nos contagia esos epítetos y construcciones fantasmales que aparecen y se repiten. En nuestro país hay debate pero no hay grieta. Por algo estamos aquí", destacó. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...