Agro > DELITOS RURALES

Faena clandestina de dos vacas en Estación Pedrera: se llevaron hasta las lenguas

Pequeños ganaderos acorralados por faenas clandestinas reclaman más patrullaje rural; se reunirán con autoridades policiales

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2020 a las 18:54

Un nuevo caso de faena clandestina en Canelones reavivó el reclamo de los productores de esa zona del país para que, con más recursos humanos y logísticos, la Policía pueda ganar en eficiencia en el combate a ese delito que es sumamente adverso para el ganadero, especialmente cuando el damnificado es un pequeño productor.

Esta vez el delito ocurrió en el área rural de Estación Pedrera. Carmen Casanova contó a El Observador que en un campo de su propiedad tiene en pastoreo 40 vacunos de un productor que el domingo encontró allí los esqueletos de dos vacas adultas, estimándose que el ataque a los animales se produjo el sábado.

Se llevan hasta la lengua

“La verdad, no dejaron nada, se nota que eran al menos tres o cuatro personas y que eran expertas, muy organizadas, dejaron solamente los esqueletos, a las vacas las faenan como si hubieran pasado por un frigorífico. Se llevan hasta la lengua. Encontramos en ese lugar huellas de moto y para sacar toda esa carne seguro tenían cerca algún otro vehículo. Es gente que sabe muy bien lo que hace, que se dedica a eso, conocen la zona y acceden fácilmente a lugares que no es nada sencillo llegar para matar animales y llevarse la carne”, contó Carmen, evidentemente afectada por el perjuicio al ganadero al que le presta el servicio de pastoreo.

Fondo para resarcir

“Son daños muy grandes a los pequeños productores, el Ministerio de Ganadería debería tener un fondo para resarcir el daño que está ocasionando el abigeato. Esto desestimula notoriamente la producción agroganadera”, complementó Carmen Casanova.

Un riesgo

Estimó que de cada animal se deben haber llevado de 200 a 250 kilos de carne y rápidamente reflexionó sobre el riesgo que implica para quien termine consumiendo esa carne ingerir un alimento que no pasó por un establecimiento de faena adecuadamente habilitado.

“Evidentemente, tanta carne que se llevan no es para consumo doméstico”, añadió, por lo cual se estima que esos delincuentes se dedican a comercializar la carne de modo ilegal.

El daño para el productor afectado va más allá de lo económico, porque hay un impacto anímico que deriva de la sensación de inseguridad que estos casos generan.

“En nuestro caso, hay un daño para el productor, pero también puede haberlo para nosotros porque somos socios y si al productor que nos da el ganado en pastoreo le va mal, nos irá mal a nosotros”, admitió Carmen.

También dijo que a todo el que le suceda esto la pasará mal, pero que el impacto es mayor cuando el ataque lo experimenta un productor con pocos animales.

Carmen también destacó que se denunció la situación a las autoridades y que hubo respuestas inmediatas de comisarios de la zona, de la Bepra, de Policía Científica… pero que más allá de eso que tiene mucho valor se nota que los recursos que posee la Policía no son los ideales y que los delincuentes saben cómo evitar la vigilancia y proceder casi que a sus anchas.

Se precisa una guardia rural

“Lo que se precisa es una guardia rural, porque la Policía en las ciudades tiene sus propios problemas para atender, se precisa algo específico, una vigilancia permanente, un patrullaje constante”, comentó.

Dijo también que se aprecia como algo muy bueno que tras una gestión encaminada mismo el domingo habrá a corto plazo una reunión de trabajo con autoridades de la Policía, según se les indicó a los productores desde el Ministerio del Interior.

“Todo esto se acentuó desde el año pasado, nos han dicho que ya van 40 casos solo en esta zona, aparece un nuevo caso por semana más o menos”, lamentó Carmen.

Móviles y personal

Por otro lado, destacó que, por ejemplo, el Jefe Comisario de Canelones “fue ampliamente receptivo y está a las órdenes, pero la realidad es que se necesitan más recursos con móviles y en personal. Hoy para esta zona, al menos se necesita dos móviles para una guardia rural patrullando. Es una zona rural muy amplia, que se extiende desde ruta 7 hasta Migues, desde San Jacinto a ruta 8, es muy extensa y es imposible cubrir con patrullaje desde las comisarias, porque las ciudades ya tienen lo suyo”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...