Nacional > FARMACIAS

Farmacias acusan a mutualistas que ya emiten receta electrónica por competencia desleal

Desde la cámara de farmacias señalan que pacientes quedan obligados a comprar los medicamentos únicamente dentro de las negocios hospitalarios

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2018 a las 05:02

La Cámara Uruguaya de Farmacias y Afines (CUFA) acusa a las mutualistas de ejercer una competencia desleal porque muchas de ellas ya emiten a nivel interno la receta electrónica, de cara al proceso de la prescripción de medicamentos digital que el gobierno planea implementar para el año 2020, y condicionan al usuario a comprar los fármacos dentro de las negocios de las instituciones, y le impiden, entonces, hacerlo en las farmacias de barrio porque allí aún no trabajan con el sistema tecnológico.  

El gerente de CUFA, Alfredo Quintans, dijo a El Observador que este proceso se viene dando desde 2015 "después de que el Ministerio de Salud Pública (MSP) autorizara a las instituciones a procesar electrónicamente la recetas de medicamentos, con el objetivo de introducir de a poco el proceso tecnológico. Pero eso nunca significó que se le deje de entregar la prescripción en mano a cada usuario”. 

Según Quintans, cuando las mutualistas diseñaron su programa de digitalización, los médicos dejaron de firmar en papel y los pacientes ya no se llevaron más la receta. En la actualidad, dentro de varias instituciones de salud, la orden de medicación viaja virtualmente y de forma directa a través de un circuito interno, desde la computadora del consultorio hasta el ordenador de la farmacia de la mutualista. El farmacéutico advirtió que este movimiento condiciona que el usuario solo pueda dirigirse a comprar los fármacos que necesita a un único comercio: la farmacia mutual. 

“Con la receta en papel el paciente puede ir a comprar su medicación a donde quiera. Pero esta estrategia les sirvió como un ancla para que los sus socios dejen de tener otras opciones para comprar, y solo recurran, entonces, a la farmacia de la mutualista”, agregó Quitans y dejó entrever que esta jugada, además de restringir los derechos de los usuarios, configura también una competencia desleal con las farmacias de barrio (ver gráfico)

Según supo El Observador, el MSP tomó conocimiento de la situación y emitió una ordenanza para indicarle a los prestadores de salud que están obligados a entregar la receta en papel.

Pero Quintans dijo que la receta solo se imprime si el paciente le reclama al médico en el momento de la consulta. “Y si se acuerda de pedirla, no siempre se la dan en el momento. Muchas veces debe iniciar un trámite burocrático dentro de la institución para conseguirla. Dirigirse, por ejemplo, a tal piso, esperar que lo atiendan, entre otros aspectos que la gente no tiene ganas de hacer porque pierde tiempo y molesta”, detalló el representante de las farmacias. 

Fuentes de las mutualistas admitieron a El Observador que en aquellas que se receta electrónicamente si el paciente no solicita la prescripción impresa en el momento que tiene a su médico delante, aunque después inicie al trámite burocrático, es probable que el papel que le entreguen no contenga la firma del profesional, lo que significa que la receta no tiene ningún valor clínico. 

Marcas y presentaciones de los medicamentos 

El gerente de la Cámara de Farmacias cuestionó además que “en las farmacias hospitalarias el usuario retira la marca del medicamento que surge del acuerdo comercial que el prestador haya hecho con el laboratorio. Esto quiere decir que, tal vez, en una consulta médica retira una marca y al cabo de unos meses, retira otra porque el negocio se ha cerrado con una farmacéutica diferente. Y no todos las marcas producen, necesariamente, los mismos efectos”, explicó y detalló que en una farmacia comunitaria, las que se encuentran en la calle, eso no sucede. 

En los comercios, dijo, hay disponibles “cantidad de marcas, presentaciones y variedades de precios” para que el usuario seleccione en función del atributo que desea priorizar. “Esto no se da en una farmacia hospitalaria, donde se limitan las libertades que el paciente tiene como usuario”, insistió Quintans y remarcó que los médicos no deberían recetar los medicamentos con el título de una marca específica, sino únicamente con el principio activo de la droga. 

Daniel Garat, director ejecutivo de la Cámara de Especialidades Farmacéuticas y Afines (CEFA), agrupación que reúne a los laboratorios internacionales, discrepó con la posición de Quintans. “El profesional debe tener la libertad de recomendar el producto de determinada marca, justamente, porque su experiencia clínica le permite conocer en qué aspectos cierta marca es mejor que otra en función de lo que necesite cada paciente”, dijo a El Observador, e insistió en el concepto de que “es imprescindible que el médico se asegure” que el usuario consumirá el medicamento que él le recetó “y no sea sustituido por lo que alguien le sugirió en una farmacia sin formación en medicina”. 

Garat reconoció que la limitante que tienen las farmacias hospitalarias en cuanto a marcas es real y que, en ese sentido, es conveniente que la receta electrónica avance rápidamente para que todas las farmacias del país puedan acceder a la prescripción de fármacos digital. 

El camino electrónico 

La cámara de farmacias viene trabajando con la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic) para implementar el sistema de receta electrónica y según dijo Alfredo Quintans, gerente de la institución, el grado de preparación que tienen las farmacias de barrio para asumir el cambio tecnológico es muy disperso. “Algunas ya tienen la capacidad para incorporar la digitalización sin problemas, pero otras deben hacer un trabajo casi desde cero para procesar el cambio”, puntualizó. Y agregó que, regularmente, la cámara de farmacias se reúne con Agesic y las autoridades de la salud para evaluar cuál es el mejor camino por donde conviene avanzar. 

“Trabajamos para que la receta quede en una nube y que cualquier proveedor de medicamentos pueda acceder a ella para descargarla sin diferencias uno con los otros”, dijo Jorge Quian, subsecretario del MSP. 

Quintans aseguró que ninguna farmacia va a salir con receta electrónica si no están todas las del país habilitadas y prontas para ello. “Es una definición ética para que la receta electrónica no signifique un beneficio comercial para ninguna farmacia en particular”, informó el directivo de la cámara.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...