Polideportivo > CICLISMO

Federica Frontini, la aventurera que se enamoró del ciclismo

Es referente del deporte aventura uruguayo, se perfecciona en el del pedal y es protagonista de Rutas de América femenina

Tiempo de lectura: -'

09 de marzo de 2019 a las 05:01

Vivía en Punta del Este cuando tenía 24 años y miraba con fascinación la carrera callejera San Fernando. Hasta que un día se animó a participar. Pensaba correrla en una hora y completó los 10 k en 50 minutos. Desde entonces, la pasión por el deporte se adueñó de su vida.  

Federica Frontini tiene ahora 40 años y lleva dos temporadas dedicada al ciclismo sin abandonar su especialidad, las carreras de aventura. Defiende a La Costa Sport Club Ladies y está participando en la primera e histórica edición de Rutas de América que este sábado tendrá su segunda etapa en Las Piedras para terminar el domingo en Montevideo.

“Empecé mi carrera deportiva corriendo a pie, pero siempre miré con admiración a la gente que andaba en bicicleta. Me dio curiosidad porque se practica en grupo, tiene otros códigos y empecé en mountain bike. Al empezar a entrenar me fui contactando con gente y fui aprendiendo”, explicó a Referí tras una jornada de triunfo en las 200 Millas disputada en las canteras del Parque Rodó y donde afinó su apronte para Rutas.

Los martes y los jueves sale a andar con la Barra Víctor García, nombre del organizador de las clásicas 200 Millas, prueba para veteranos (master) que le hace un lugar a las mujeres.

“Hace dos años que corro el Tour femenino internacional. El primero (2017) lo vi de afuera, pero no me sentía capacitada. Hay mucho nivel de mujeres acá en Uruguay y se suman además corredoras internacionales que le ponen tremendo ritmo al pelotón y si no estás bien preparada para correr en un pelotón no se puede. Por eso me preparé con mucho compromiso para disputarlo en 2018”, comentó la polifacética deportista que trabaja como asesora en inversiones.

Lo volvió a correr este año, a fines de enero. “Es una prueba muy exigente por el desnivel del recorrido, se corre por las rutas 12 y 60 que para cualquier ciclista son emblemáticas. Es una prueba súper interesante”.

“Tuve una evolución, siento que me falta bastante todavía, físicamente me siento muy bien, ahí veo que estoy a la altura. Pero me faltan cosas que te da la competencia: correr en el pelotón, saber cuándo embalar. Hay que tener mucho corazón porque los cambios de ritmo son muy importantes y todavía tengo mucho por aprender”, se sinceró.

“En mi primer Tour (2018) me preparé un montón pero al correr sentí que todo fue en vano porque me faltaban muchas herramientas. Todo te lo da la experiencia. Hay que correr mucho antes. Este año corrí más para llegar mejor preparada. Me gusta ganar, ojalá algún día se me dé”, agregó.

Se le dio en las 200 Millas, pero es consiente de las limitaciones: “Éramos solo cinco chicas, porque casi que coincidió en el calendario con Rutas de América”.

“Un Rutas femenino es tremendo, cuando me enteré nos pusimos súper contentas con las chicas del equipo. Es una prueba tradicional. A mis compañeros les decía que me gustaría ser hombre para correr ese tipo de pruebas, por eso es un orgullo estar corriendo esta primera edición”, dijo Frontini.

“Nuestras expectativas como equipo es seguir creciendo, estamos aprendiendo a dar lo mejor de cada una. En el Tour fuimos el segundo mejor equipo uruguayo detrás de Fénix. Tenemos potencial, somos muy parejas físicamente y las especialidades de cada una las vamos descubriendo. Hay que apuntar siempre alto e intentar estar en el podio de Rutas”, admitió.

“Cada vez que arranco con una nueva experiencia deportiva siempre recuerdo aquella San Fernando. Para mí esa carrera era para elegidos y cuando la pude correr me sorprendí. Me fascinó el aliento de la gente y la competencia para sacar lo mejor de mí. Fue un trampolín que me invitó a soñar”, recordó.

Después de las carreras callejeras pasó al triatlón con destaque.

“Un día vi a una amiga en el Half de Punta del Este y dije ‘quiero hacer esto’. Pero todo siempre implica preparase bien. Al principio era un perro nadando, pero lo fui mejorando, igual que con la bici”, explicó sobre su progreso en la disciplina que mezcla nado con carrera a pie y ciclismo.

Por entonces ya la entrenaba Ruben Manduré, referente uruguayo del deporte aventura. Con el tiempo se convirtieron en pareja y hoy están casados. “Es un regalo que me dio la vida, que me invitó a perfeccionarme. El deporte me lleva a ser mejor como persona y como compañera y esposa más allá de lo deportivo en sí”. 

“Las carreras de aventura es lo que hago todo el año, de noviembre a marzo ahora me dedico al ciclismo. Pero lo que me pasó es que me insume mucho las piernas y quedás medio renga para hacer otras cosas. De marzo a setiembre ya tenemos un calendario con carreras divinas por delante”. Frontini no para.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...