Nacional > EXPANSIÓN DE LA EPIDEMIA

Fiebre amarilla: todo Brasil es zona de riesgo

Los turistas que viajen a cualquier parte del país vecino deben vacunarse para evitar la enfermedad

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2018 a las 17:25

La Organización Mundial de la Salud (OMS) extendió a comienzos de mayo la alerta por fiebre amarilla a todo el territorio brasileño. Previo a la ampliación, únicamente el norte y noreste de Brasil se encontraban bajo amenaza, pero el riesgo se multiplicó por todo el territorio. Esto implica que cualquier persona que planee visitar a algún sitio de ese país debe vacunarse contra el virus antes de viajar, informó este martes el subsecretario de Salud, Jorge Quian, en Informativo Sarandí.

"Estamos en problemas con los vecinos. Los uruguayos que viajen a cualquier destino de Brasil tienen que vacunarse", reafirmó el jerarca. Asimismo, informó que no solo los mosquitos son vectores de transmisión, sino que también los monos se han convertido en potenciales vías de contagio de la fiebre.


Quian recordó la importancia de la vacuna para evitar contraer la enfermedad, aunque también reconoció que ciertas personas no podrían dársela. "Es cierto que los mayores de 60 años y menores a nueve meses pueden tener complicaciones, como también las personas inmunodeprimidas", dijo el jerarca, y sugirió que esos pacientes realicen una consulta médica particular para que un doctor determine si pueden vacunarse o no.

Datos relevantes

La fiebre amarilla es una enfermedad viral aguda que se transmite, principalmente, por mosquitos infectados. Los síntomas que manifiesta son fiebre, dolor muscular y de cabeza, náuseas, vómitos y cansancio. A medida que la enfermedad progresa, es posible encontrar sangre en la orina y en las encías. Y en algunos casos, la piel adopta un color amarillento. Una pequeña proporción de los pacientes infectados presenta síntomas graves y la mitad de estos casos muere en un plazo de siete a 10 días.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) asegura que no existe un tratamiento específico para combatir la enfermedad. Solamente se tratan los síntomas. El organismo advierte que, ante la sospecha de tener el virus, es importante evitar la automedicación. Los anti-febriles más comunes pueden ser extremadamente perjudiciales. Lo adecuado, dice la OPS, es concurrir lo antes posible a un centro de salud.

Las especialistas recomiendan, además de vacunarse, intentar no permanecer en espacios abiertos durante las horas donde hay más mosquitos: desde el atardecer hasta entrada la noche. En caso de viajar a la zona de riesgo, es imprescindible rociarse con repelente en abundancia y renovar la aplicación de forma permanente, especialmente si se estuvo en contacto con agua o si se transpiró.

Comentarios