Opinión > DESPEDIDA 2019

Fin de año: una mirada de adiós

Ciertos destellos de optimismo y los mismos crímenes de siempre

Tiempo de lectura: -'

27 de diciembre de 2019 a las 22:26

El año finaliza entre pequeños destellos de optimismo, imprescindibles para ingresar con buen ánimo al futuro; y viejos asuntos criminales, como los asesinatos de mujeres por sus antiguas parejas, junto a más de 38 mil denuncias por violencia doméstica, que señalan, con terquedad, que las sociedades no cambian sino muy lentamente.

Las reuniones entre los equipos de gobierno entrante y saliente parecen señalar que, en ciertos casos, las cosas no estaban tan mal como proclamó la oposición durante la campaña electoral. En otros frentes, sin embargo, las distancias permanecen o se acentúan. Así, por ejemplo, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, continúa anunciando la inminencia del apocalipsis, debido al nuevo gobierno; en tanto Pablo Mieres, su futuro sustituto, dice que Murro ha sido una parte principal de ese apocalipsis con la reforma de las jubilaciones de 2008.

Tabaré Vázquez, cuyo estado de salud se ha vuelto una gran incógnita, sorprendió el lunes con dos propuestas para la muy invocada ley de urgencia del nuevo gobierno: limitar el acceso, por vía judicial, a medicamentos de alto costo; y construir una represa en el arroyo Casupá, no lejos de las nacientes del río Santa Lucía, para reforzar el sistema de agua potable del área metropolitana de Montevideo.

El gobierno entrante parece percibir que una parte de sus promesas puede escurrirse como agua entre los dedos. Deberá hacer un severo ajuste fiscal y ciertas grandes reformas en la ley de presupuesto, por cierto; pero también puede verse obligado a apretar las clavijas mucho antes, apenas asuma, si quiere desactivar una situación potencialmente explosiva.

“Cuando los políticos en general tienen la chance de no ajustar y seguir pateando la pelota para adelante, generalmente lo hacen”, comentó el economista Javier de Haedo, exsubsecretario de Economía y director de la OPP, el sábado pasado en El Observador. El Estado uruguayo está viviendo por encima de sus posibilidades, advirtió De Haedo, “y es posible que perdamos el grado inversor en el próximo año”.

No sería una tragedia, necesariamente, porque el grado inversor puede recuperarse si se hace buena letra, y porque ahora hay mucho dinero en el mundo en busca de buenas tasas de interés en opciones de bajo riesgo. Pero encarecería el financiamiento del Estado uruguayo, que debería tomar deuda a mayor precio (como hace Brasil, aunque no tanto como Argentina, a quien casi nadie desea prestar salvo el FMI).

El gobierno del Frente Amplio, en retirada, está minando algunas partes del camino; por ejemplo, no ajustando las tarifas públicas. En los 14 meses transcurridos entre enero de 2019 y marzo de 2020, los costos de las empresas del Estado sufrirán una inflación de 10% y entre 15% y 20% de devaluación del peso. Parte o todas sus ganancias se desvanecerán, y el nuevo gobierno debutará con aumentos inmediatos.

Habrá mucha tensión entre ajuste fiscal y reactivación económica. El ajuste implica recortes de gastos y más recaudación; la reactivación requiere necesariamente más oxígeno para las empresas y, eventualmente, un dólar más alto, para adecuarse a los precios relativos de la región y del mundo.

Ahora tanto los consumidores como los empresarios parecen señalar un moderado optimismo para el año próximo, según ciertas encuestas y estadísticas.

Las exportaciones siguen mostrando un extraordinario vigor, gracias a la carne vacuna, la soja y la celulosa, pese a que China, el mejor cliente de Uruguay, ya no está dispuesto a pagar cualquier precio por esos bienes.

Pero en otros frentes el nuevo año empezará mal. Ya hay síntomas de una pobre temporada turística, que representan el 20% o 25% de las exportaciones uruguayas.

Argentina, de donde provienen dos de cada tres visitantes, sufre su enésima crisis, con “cepo” cambiario para la clase media, que no para los ricos y especuladores; más ajuste, más controles y planes sociales paliativos. Parece más de lo mismo, por lo que tendría resultados similares.

La economía de Argentina está básicamente en el mismo lugar que en 2007, después de más de una década de frustraciones y caída relativa frente al resto del mundo (en el mismo lapso, la economía uruguaya avanzó más de 40%, sobre todo hasta 2014).

Mientras tanto, del otro lado del mapa, en Brasil, las cosas por fin comienzan a tomar mejor color, después de una larga travesía del desierto que se inició en 2014.

El gobierno de Jair Bolsonaro está lleno de contradicciones, como lo está Brasil mismo. El presidente recurre a una suerte de agitación continua, que en parte disfraza sus improvisaciones, y alienta las reacciones más primarias. Pero parte de su elenco parece competente. El ministro de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes, logró que el Congreso aprobara una reforma clave del sistema de jubilaciones, que ayudará a cerrar el gran agujero en las cuentas públicas.

Brasil se recupera en forma consistente aunque tibia, en medio de una región estancada; con el “riesgo país” más bajo desde 2010 y una moneda que se mantiene sólida, a cuatro reales por dólar. Es buena noticia para Uruguay, tanto por la demanda de bienes como por la inversión de ese origen, que es significativa.

Por último y no menos importante: la remontada del Club Nacional de Football hasta ganar el Campeonato uruguayo, de la mano de Gonzalo Bergessio, el cordobés más oriental, es toda una alegoría para los gobiernos: señala que, aún en medio de un ajuste en las cuentas, es posible hacer ciertas cosas importantes

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...