Cargando...
La ingeniera cofundadora de BigCheese afirmó que son necesarias más mujeres en tecnología

8M > Mujeres en la ciencia

Florencia Polcaro: “En la industria de la tecnología no hay brecha de género”

La ingeniera en sistemas dijo que es un rubro en el que están desesperados por tener más mujeres, porque son necesarias 

Tiempo de lectura: -'

04 de marzo de 2022 a las 05:04

Florencia Nobelasco - Especial para Cromo

Florencia Polcaro no tuvo interés en las matemáticas hasta la adolescencia. Fue cuando comenzó el liceo que se dio cuenta de que le gustaban mucho. A la hora de elegir qué orientación seguir, “fue bastante natural optar por científico para después seguir ingeniería”, comentó. 

Luego de trabajar algunos años en el sector privado, fundó BigCheese junto a Fernando Martínez en 2014, una empresa de software house que ofrece el servicio AWS de Amazon del que son pioneros a nivel regional. Es gerente de operaciones y también participa en el área técnica del reclutamiento de personal. 

Si piensa en algún referente el primero en venirle a la mente es su abuelo. “Era como esos viejos locos inventores, ibas a la casa y tenía todo automatizado; obviamente que con botoncitos, era todo mecánico”, recuerda entre risas. Siempre le atrajeron las cosas que hacía “el tata”. Trataba de ver cómo él hacía que funcionaran las cosas, quería entender y analizar lo que estaba atrás. Cuando llegó la hora de elegir carrera universitaria se decidió por Ingeniería en Sistemas.

De chica le gustaban los juegos que eran considerados “más de varón”, como los mecanos, los legos y otros de armar con tuercas. Ahora sabe que ese tipo de juegos fomentan el pensamiento crítico en los niños porque mientras juegan están resolviendo problemas. 

Trata de dejar algo positivo en cada lugar en el que tiene actividad. Como docente universitaria trata de mostrarle a sus alumnas los beneficios de la industria tecnológica y apoyarlas para que avancen de manera exitosa. 

En BigCheese logró que el equipo de desarrollo tenga igual cantidad de hombres que mujeres y como coordinadora la ONG Girls in Tech, trabaja para que las niñas le pierdan el miedo a la tecnología, que conozcan del área y vean que no son “nerds ni están picando código” únicamente. 

Las mujeres y la tecnología

Según un estudio publicado en la revista Science en 2017 las niñas empiezan a verse a sí mismas como menos talentosas que los niños a partir de los 6 años. 

Los niños aseguraban ver a los hombres como "muy, muy listos" en un 65% de las ocasiones, mientras que las niñas solo seleccionaron su propio género en un 48% de las veces.

En otra prueba, el equipo de investigación halló que las niñas entre cinco y siete años relacionaban más las buenas notas en la escuela con su propio género pero no lo relacionaban a la inteligencia. “El resultado es triste”, dijo Polcaro al respecto. 

En su propia vida, Polcaro nunca se sintió discriminada o menos capaz por ser mujer. Cree que se debe a su personalidad, ya que siempre que quiso algo trabajó para lograrlo sin importarle mucho lo que pensara el entorno. Pero es consciente de que hay “chicas que son mucho más permeables". "No puede ser que a edad escolar las nenas piensen que son menos capaces que los varones”, puntualizó.

La ingeniera sabe que la industria de IT está “muy masculinizada”. Lo atribuye a que las mujeres no eligen carreras de IT debido a los sesgos de género que reciben desde temprana edad. La “contaminación” de la sociedad les hace pensar: “No, esto no es para mí, la tecnología y la ciencia no es para mí”. 

Por eso considera que se necesitan más mujeres que sean ese modelo de rol para las niñas, para que puedan decir: “Me gustaría ser ingeniera”. Porque no pueden decir “quiero ser algo que nunca vi”.

A ella le pasó que de niña soñaba con ser deportista, aunque cambiaba su vocación de un año a otro. En cierto momento pensaba que quería ser médica pero ahora reconoce que sólo lo pensaba por tener ese modelo en casa, ya que su madre tiene esa profesión. 

Cree fundamental decirle a las niñas que sí hay mujeres en ese rubro, y “que tienen una carrera, una familia, y no precisan ser un niño prodigio para trabajar en tecnología". 

La cofundadora de BigCheese también afirmó que “en la industria de la tecnología no hay brecha de género, las mujeres no tienen que hacerse un lugar, no ganan menos que los hombres, no están siendo segregadas de alguna manera ni hay discriminación”.

Como líder de una empresa del rubro dijo que en la industria están “desesperados” por tener más mujeres, porque son “necesarias”. 

Girls in Tech

Eso la llevó a sumarse a Girls in Tech, una ONG mundial centrada en la educación, el compromiso y el empoderamiento de las mujeres en la tecnología. La organización tiene su propio capítulo en Uruguay del que la ingeniera forma parte desde 2019. Primero como voluntaria y luego como parte de la coordinación junto a Mikaela Pisani y Lucía Michetti.

El tema de los juguetes es algo que trabaja a diario con Girls in Tech, “los juguetes no tienen que tener sexo, ni color, eso está muy sesgado”. Cuando tiene que hacer un regalo, va a las jugueterías y siempre plantea lo mismo: “Quiero un regalo para un cumpleaños de cinco años”. A lo que recibe como respuesta inmediata: “¿Nena o varón?”. 

Dependiendo de lo que responda es al sector que la envían a buscar opciones. “Si es para nena te mandan a todo lo rosado, las cosas de cocinar, los bebés llorones. Si es varón, a los legos, los mecanos, los avioncitos de armar y los dinosaurios”, comentó.

Esto no sucede únicamente con los juguetes, sino también con la ropa. Tiene gemelas con gustos y personalidades muy diferentes. A una le gustan las muñecas y los juegos de rol, a la otra los dinosaurios y los juegos de encastre. A la hora de comprar ropa se encuentra con que las remeras de nena son de unicornios y princesas, mientras que dinosaurios, cohetes y cosas más relacionadas con la ciencia sólo las encuentra en el sector de niños. “Le tengo que comprar ropa de varón”, dijo. 

Considera “tremendo”, que los niños desde tan pequeños estén recibiendo sesgos de la sociedad sobre que algunas cosas son para varones y otras para nenas. “Sin darnos cuenta, la sociedad va rompiendo a los niños de alguna manera”, concluyó. 

Es por eso que desde Girls in Tech Uruguay trabajan para que las mujeres no sólo se sumen a la tecnología sino a la ciencia en general. 

A través de la campaña STEM (por su sigla en inglés que hace referencia a Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), informan sobre juguetes que permitan fomentar el pensamiento crítico, que los niños puedan acercarse a la tecnología y la robótica. Recomiendan jugueterías que tienen este tipo de productos y también colaboran con emprendimientos como Integratic que tiene un kit para armar una avioneta con palitos de helado, cinta aisladora, unos ojos de plástico y un motor pequeño para mover la hélice. 

Juguete de IntegraTic para armar una avioneta a motor

“Eso te asegura una tarde de diversión”, los niños lo pueden armar con cualquier adulto y “están recibiendo un juguete con sentido. Quizá nunca pensó que podía enchufar dos cables para que funcionara un motor”.

También realizan talleres de programación para niñas y niños, si bien la organización lleva el nombre de “Girls” (niñas en inglés), trabajan también con niños y adolescentes. Ya que piensa que de lo contrario se generaría más brecha, y habría discriminación hacia los varones. 

En conjunto con la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), una vez al año realizan el evento “Techy por un día”, donde las empresas abren sus puertas para que niños y adolescentes puedan ver cómo se trabaja, realizan una jornada en la que a través del juego aprenden de programación. 

“Las mujeres están tomando el 75% de las decisiones de consumo del mundo. Entonces cualquier cosa que se haga, ¿cómo no va a estar pensada para mujeres? La mejor manera de pensar para ellas es que haya mujeres en los equipos”, concluyó. 

Disfrutá todos los contenidos de  EL OBSERVADOR.

Exclusivo para mujeres. En marzo  activá aquí tu cortesía  al Plan Rompecristales

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...