Nacional > Deudas

Fondes al Parlamento por quiebra de Alas U

Las deudas de la empresa ascienden a US$ 22 millones mientras que el patrimonio no llega a US$ 500 mil

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2017 a las 05:00

La jueza Susana Moll decretó la quiebra de la aerolínea Alas Uruguay luego del pedido de concurso por parte del Fondo de Desarrollo (Fondes) con la intención de recuperar el préstamo de US$ 15 millones realizado a la cooperativa. Ante esta situación, el diputado del Partido Nacional Rodrigo Goñi convocará a las autoridades del Fondo de Desarrollo (Fondes) a la Comisión de Cooperativismo de la cámara baja para conocer los aspectos relacionados a la quiebra de la aerolínea y particularmente a los detalles del cobro de las garantías existentes. "Decrétase la disolución de DYRUS S.A. y el cese de sus administradores", dice la resolución judicial a la que accedió El Observador.

Los bienes de la empresa serán subastados en marzo y el patrimonio asciende a unos US$ 450.000, según informó el Portal 180. En tanto, las deudas ascienden a unos US$ 22 millones entre el préstamo del Fondes, y el costo de los prestadores de servicios y los empleados. Además del préstamo, el Estado puso US$ 10 millones para el seguro de paro del los trabajadores. Alas Uruguay era una aerolínea de bandera creada por los extrabajadores de Pluna.

La cooperativa comenzó a volar en enero de 2016 pero el 24 de octubre de ese mismo año, las autoridades de la compañía aérea enviaron una carta a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), en la que indicaba que suspendería sus operaciones por 60 días. Sin embargo, nunca volvió a volar.

En ese período, la aerolínea, que tenía 170 empleados y volaba a Buenos Aires y Asunción, realizó 546 vuelos que aterrizaron al Aeropuerto de Carrasco, y otros 552 que salieron de esa terminal aérea. Abril fue el mes de mayor operativa: aterrizó 85 veces en Carrasco y despegó otras 84.

En octubre la aerolínea uruguaya fue intimada a devolver su avión Boeing 737 300 debido a que la empresa estadounidense propietaria adujo "una serie de incumplimientos económicos y formales en el contrato de arrendamiento".

Dos meses después de empezar a volar, en marzo de 2016, la empresa solicitó un nuevo préstamo al Fondes de US$ 5 millones pero se lo negaron. Los vuelos de la aerolínea no superaban un 30% de ocupación.

Cuando la aerolínea dejó de volar, comenzaron a buscar un inversor que capitalizara a la empresa y si bien se manejaron varias aerolíneas finalmente ninguna concretó negocios con Alas Uruguay.
Ahora la Justicia tendrá que determinar la responsabilidad de los directores de la aerolínea en el quiebre para definir si deben responder con sus bienes o no, según dijo a El Observador una fuente de la empresa.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...