Fútbol > CLÁSICO

Formiliano, el zaguero a la antigua que no quiere perderse el clásico

A pesar de su dedo fracturado, el Tito entrena con normalidad y se lo nota muy enchufado 

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2018 a las 05:03

Salta y gana por arriba. Sale al descubierto y anticipa. Manda y ordena. La del martes, en Los Aromos, parece una práctica más para Peñarol. Pero seguro no lo es para el zaguero Fabricio “Tito” Formiliano que con un dedo fracturado –en el partido ante Rampla Juniors– quiere sí o sí estar en el clásico de este sábado (hora 15, Estadio Centenario) ante Nacional. 

Cuando los jugadores entran a la cancha número 2 de Los Aromos, el Tito está a la par del plantel. Hace la activación con el profe Alejandro Valenzuela y acto seguido, cuando el entrenador Diego López los ubica en la mitad de la cancha, se calza el chaleco verde flúo.

Entonces empieza el movimiento. Con Nacional entre ceja y ceja. 

Trabajos de defensa y ataque al mismo tiempo. 

Un doble cinco que arranca la jugada, externos que desbordan y dos delanteros centros que intentan culminar: Gabriel Fernández y Darwin Núñez. 

También rota la línea de cuatro defensiva: Ezequiel Busquets, Formiliano, Carlos Rodríguez y Lucas Hernández. Luego Busquets, Enzo Martínez, Carlos Matheu y Rodrigo Rojo. 

López para una y otra vez el movimiento. Parece obsesionarlo el lugar, los movimientos y las distancias de esa línea defensiva. 

En un momento toma a Rojo por el hombro: “En el uno contra uno no podemos darle 10 metros al rival. El Lolo te va ayudar por la banda y también el zaguero. Hay que estar a cinco metros”. 

El lugar preciso para esperar, el momento exacto para salir a cortar, la articulación y el escalonamiento adecuado. En todo eso enfatiza López entre defensas y delanteros que escuchan con atención las palabras de un DT muy respetado por el plantel.

La rotación es constante. Maximiliano Rodríguez con Guzmán Pereira y luego Marcel Novick con Gonzalo Freitas aparecen en el doble 5. 

¿Y el Cebolla Rodríguez? Miró la práctica sentado junto al argentino Lucas Viatri. De todos modos, el Cebolla es una fija para el clásico. 

Mientras, Mathías Corujo y el juvenil goleador Ángel Cardozo dan vueltas a la cancha en sus procesos de recuperación. Junto a ellos toca alguna pelota Guillermo Varela, pero no trota a la par. 

A un costado de la cancha, el entrenador de goleros Óscar Ferro castiga a los goleros Kevin Dawson, Thiago Cardozo y Gastón Guruceaga. Este último es el primero en sumarse al grupo para atajar en el primer movimiento que dispone López. 

El DT ordena luego un cambio de cancha. El profe Valenzuela y Ferro se ponen un arco a cuestas y lo ponen en el centro del campo. 

Es hora del juego en espacio reducido. El ayudante técnico italiano Michele Fini reparte los chalecos y se entrevera a jugar. En determinado momento toma la referencia del botija de la Quinta que ya entrena con la Primera, Facundo Pelistri, que pese a los manotazos, se muestra activo. 

Hay jugadores que están afuera de los límites del espacio reducido que solo pueden tocar el balón una vez. Los de adentro tienen toques ilimitados. 

Fabián Estoyanoff luce todo el movimiento enchufado. Como si escuchara el llamado del clásico. 

El juvenil Núñez, que ante Fénix anotó el sábado su primer gol en Primera, aporta su cuota goleadora. 

Rodrigo Rojo, que había arrancado el torneo con todo, mete diagonales a las que suma buenas definiciones. 

Dawson saca esos remates imposibles a boca de jarro y demuestra por qué después ataja tan bien en los partidos de verdad. 

¿Llegará Viatri? 

Este miércoles es su día D. Así lo hizo saber Edgardo Rienzi, jefe de la sanidad  aurinegra en nota con Sport 890. 

El delantero argentino padece una fuerte contractura en el recto anterior del cuádriceps de la pierna derecha. 

Por esa razón se perdió los dos últimos partidos. 

Protección para Formiliano

Rienzi también dijo que Formiliano ya probó alguna protección con la que jugaría el clásico protegiendo el dedo lesionado. 

Además, el médico expresó que cuando se le retire el yeso se le practicarán nuevos estudios para ver cómo evolucionó de la lesión. 

Pero Formiliano quiere estar. Y al que lo vio entrenar el martes no le quedan dudas de que el clásico no se lo pierde. 

Entradas en venta

Este miércoles se abre la venta de entradas para la hinchada de Peñarol y el jueves para el público en general. Los precios son $ 350 para la Ámsterdam ($ 500 las generales) y $ 700 la Ámsterdam contra la América ($ 1.000 las generales). Si hay remanente, se venderán, para Peñarol, el sábado desde la hora 8 a las 11 en el Velódromo. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...