Economía y Empresas > SECRETO DEL ÉXITO

Fortnite: el negocio millonario tras el popular videojuego

Epic Games, el estudio responsable del juego, ha alcanzado una valoración de US$ 15 mil millones tras cerrar la mayor ronda de financiación en la historia del sector

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2018 a las 11:37

Una película de ciencia ficción japonesa es la inspiración detrás del último fenómeno de masas de internet. En Battle Royale, 42 estudiantes armados son enviados a una isla desierta con el único objetivo de matarse entre ellos y ser el último en sobrevivir. Casi 20 años después, esta idea ha mutado en un videojuego, Fortnite, que en poco más de un año ha logrado atraer a más de 125 millones de jugadores en todo el planeta convirtiéndose en el título más popular del mundo.

Su influencia es tal que incluso ha trascendido la cultura gamer. Es habitual ver a Luka Doncic, alero de los Dallas Mavericks de la NBA, subir vídeos a Instagram jugando a Fortnite, mientras que la estrella del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, celebra sus goles con un baile marcando una L en su frente, uno de los gestos que utilizan los usuarios cuando ganan una partida.

Inversión récord

El entusiasmo con el que han abrazado los jugadores el título, desarrollado por el estudio norteamericano Epic Games, se ha trasladado también a los inversores. El 26 de octubre, la compañía cerró una ronda récord, la más alta registrada nunca por una empresa de esta industria, de US$ 1.250 millones liderada por KKR y en la que participaron fondos como Vulcan Capital, Kleiner Perkins o Lightspeed Venture Partners.

Esta operación ha disparado la valoración de Epic Games hasta los US$ 15.000 millones, según The Wall Street Journal. Una cantidad que, como apunta el diario norteamericano, no va a ir íntegra a la compañía ya que ha habido desinversiones de accionistas que apostaron por la empresa antes del boom del exitoso videojuego. Entre ellos figuran The Walt Disney Company, Endeavor y Tencent. El gigante chino de las telecomunicaciones desembolsó en 2012 unos US$ 330 millones por una participación del 48% de las acciones del estudio.

Pero la altísima valoración de la empresa creada por Tim Sweeney en 1991 en el sótano de casa de sus padres, en Carolina del Norte, va mucho más allá de Fortnite. "Epic Games es particularmente interesante debido a la tecnología que ha construido. Su motor de juego, Unreal, que impulsa Fortnite, tiene licenciados otros muchos juegos incluido su principal competidor, PUBG", señala Jell Kooistra, responsable de Análisis de Mercado de la consultora Newzoo. "Tener este potente motor también permite que Epic se expanda a un entretenimiento más amplio que incluye juegos, vídeos y torneos en línea", añade.

La operación es también un reflejo de la pujanza que vive la industria del videojuego a nivel global. Entre enero y setiembre, se invirtieron US$ 3.800 millonesen empresas de videojuegos, un 50% más que lo registrado en el mismo periodo de 2017, según datos de Digi-Capital. Una cantidad que supera los US$ 5.000 millones si se contabiliza la inyección de capital en Epic Games.

"Este nivel de inversión en videojuegos no tiene precedentes. Si bien muchos venture capital siguen desconfiando de la naturaleza de los juegos masivos, algo ha cambiado para los que sí que están invirtiendo", indica TimMerel, director general de Digi-Capital.

Lo cierto, de hecho, es que las mayores operaciones que ha alumbrado el sector en los últimos años han venido de juegos gratuitos con una enorme comunidad de usuarios. En 2016, Tencent y sus socios adquirieron Supercell, el estudio finlandés detrás de Clash of Clanes, por US$ 8.600 millones. Un año antes, Activision Blizzard compró el fabricante de Candy Crush Saga, King Entertainment, por US$ 5.800 millones.

Freemium

Apostar por un modelo de distribución freemium es, en opinión de los expertos, una de las claves del éxito global de Fortnite. "Ofrecerlo de forma gratuita ha hecho que fuera mucho más fácil de probar y convencer a los amigos para que jugaran", apunta Kooistra, de Newzoo. Otro de los aciertos, aseguran, fue llevar el juego a casi todas las plataformas disponibles: PS4, Xbox, Nintendo Switch, PC, Android e iOS.

En lugar de desembolsar US$ 40 o US$ 50 por el juego, los usuarios compran V-bucks en línea, una moneda virtual que pueden cambiar durante el juego por trajes, llamados skins, bailes de celebración o misiones especiales.

En mayo, Fortnite generó unos ingresos de US$ 318 millones, la cifra más alta registrada nunca por un juego en línea en un mes, según datos de SuperData. Una cifra que supera los US$ 203 millones que recaudó Pokémon GO en agosto de 2016, cuando los jóvenes de medio mundo peinaban las ciudades en busca de una de estas criaturas. Según Bloomberg, la facturación de la compañía podrían rondar los US$ 2.000 millones este ejercicio.

Después de conquistar sótanos y salas de estar, la compañía está planeando su próximo movimiento: el desembarco en los deportes electrónicos. Epic Games ya ha anunciado un campeonato mundial de Fortnite para 2019 con una bolsa de premios de US$100 millones. La incógnita está en si será capaz de enganchar a la audiencia de la misma manera que lo ha conseguido con los jugadores.

Fuente: Expansión - RIPE

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...