Nacional > Carrera delictiva

Frabasil, el informante de la DEA que se sumó al Primer Comando de la Capital

Este delincuente, líder de la célula que respondía en Uruguay a la principal banda criminal de Brasil, tiene más de 10 antecedentes penales y 30 años dedicados a la delincuencia 

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2019 a las 05:03

La policía llegó a la casa de Fernando Otalivio Frabasil Gómez con una orden de detención y allanamiento, y con el pedido expreso de la Fiscalía de encontrar una prueba fundamental: el celular para detectar sus comunicaciones. Este hombre, un exagente de la DEA con 11 antecedentes penales y líder local de la banda criminal más importante de Brasil, Primer Comando de la Capital (CPP), estaba con su pareja, una exoperadora penitenciaria, también integrante de la célula uruguaya que fue desarticulada esta semana. 

Por ese teléfono Frabasil se había comunicado durante los últimos meses con el segundo al mando de la banda satélite, Mario Bentancor. Las conversaciones entre ambos habían sido interceptadas luego de la advertencia de fines de julio de este año de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) a las autoridades uruguayas acerca de una infiltración del PCC en Uruguay, y fueron una prueba fundamental para la fiscal del caso, Mónica Ferrero, quien logró que la justicia imputara entre este miércoles y este jueves –en dos audiencias distintas– a los dos hombres por un delito de asociación para delinquir, y a las parejas de ambos, por el mismo delito en grado de asistencia. 

Pero el celular tenía más registros claves para la investigación, y los funcionarios policiales no lo encontraban. “Díganme que incautaron el celular”, le dijo Ferrero al oficial del caso cuando hacían el allanamiento en la casa ubicada en la localidad de San Antonio, según supo El Observador

“Estamos luchando, doctora”, le respondió el policía, y luego le dijo que iban a realizar una segunda búsqueda. Entonces decidieron directamente llamar al celular del delincuente para ver si sonaba, y así ocurrió: descubrieron que el aparato estaba escondido en el caño de la estufa. 

Ante la justicia, en la primera audiencia –el miércoles–, Ferrero consiguió que se condenara a las mujeres con entre nueve y diez meses de prisión domiciliaria, y planeaba solicitar cárcel como medida cautelar contra Fabrasil, pero fue entonces cuando el hombre aseguró que ya estaba cumpliendo una condena por otra causa. Según dijeron fuentes del caso, el hombre se paró y se levantó los pantalones para mostrar que tenía una tobillera electrónica. 

Frabasil había sido condenado por un homicidio que cometió en 1997. Y, de acuerdo a su declaración, la justicia lo había enviado a la casa por razones de salud luego de haber estado en la cárcel un tiempo (no dijo cuánto). Afirmó que tenía afectada la movilidad de los brazos, y que tomaba metotrexato, un fármaco que se suministra tanto para tratar cáncer como enfermedades autoinmunes.

Su historia como informante

El primer delito de Frabasil sobre el que el Ministerio del Interior tiene registro data de 1987. 

Ese año, según información proporcionada a El Observador, fue procesado con prisión por un delito de desacato en un juzgado de Cerro Largo, de donde es oriundo. Un año después fue imputado por contrabando en Treinta y Tres, y en 1992 fue procesado con prisión en Canelones por incurrir en uso de certificado falso y encubrimiento.

Desde ese año, y durante toda la década de 1990, Frabasil fue un apellido muy usual en las páginas policiales de los diarios.

En 1994 fue procesado con prisión, en un juzgado en Soriano, por soborno y privación de libertad. Un año después fue imputado por usurpación de funciones –hacerse pasar por funcionario público–, y en 1998 sumó otra causa por un delito de rapiña, y luego por cometer un homicidio mientras realizaba, junto con otros delincuentes, un asalto a una casa de cambios, también en Soriano. 

Según informó La República en una nota publicada el 27 de junio de 2000 –todavía disponible online–, ese asesinato tuvo lugar el 20 de noviembre de 1997. 

El guardia de seguridad al que mató durante la rapiña era un soldado llamado Jorge Barbosa Bittancur.

El 26 de junio de aquel año, de acuerdo a la crónica de ese diario, Frabasil había sido trasladado desde la cárcel de Salto hasta la ciudad de Pando, para declarar ante la justicia por una de las tantas causas que a esa altura de su carrera delictiva tenía abiertas. Al llegar, rodeado de policías, el delincuente declaró a la prensalo siguiente: “Quiero aclarar que desempeñé funciones en el Ministerio del Interior y que trabajé para los servicios de inteligencia norteamericanos”.

Una nota de El Observador del 21 de setiembre de 1999, informaba que este delincuente, en efecto, había sido “agente de la DEA e informante policial”. 

Pero esa tarde del 2000 los periodistas insistieron y le preguntaron también si el carné con el que había actuado como policía estaba firmado por el exministro del Interior blanco, Juan Andrés Ramírez (1993-1995). 

“No voy a responder porque no quiero entorpecer ni limitar las acciones de la justicia”, afirmó.

En diálogo con El Observador, Ramírez dijo que a duras penas recordaba a Frabasil, por lo que negó que haya tenido alguna vez un vínculo directo. 

“Me suena el nombre, pero no tengo idea”, dijo el también asesor de seguridad del futuro ministro del Interior, Jorge Larrañaga.

El último delito de Frabasil antes de ser imputado nuevamente esta semana, data de 2009: fue procesado por haber sido detenido con droga. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...