Nacional > REPERCUSIONES

Frente Amplio cierra filas detrás de cancillería pero se divide en relación a Maduro

Este viernes la Mesa Política debatirá una declaración y los sectores moderados intentarán frenar los guiños al régimen de Maduro

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2019 a las 05:04

El grupo de Whatsapp de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio (Carifa) tuvo uno de esos días intensos en los que los mensajes se acumulan sin parar. No es nuevo que en la coalición de izquierda hay posturas irreconciliables respecto a los sucesos del resto del mundo, y el caso de Venezuela suele ser el principal síntoma de esas diferencias. 

La autoproclamación por parte de Juan Guaidó –presidente de la opositora Asamblea Nacional– y la respuesta de la comunidad internacional –incluyendo a Uruguay– volvió a encender el debate en la interna del oficialismo.

A diferencia de otras ocasiones, la actuación de Cancillería –que evitó reconocer a Guaidó como presidente interino y llamó en cambio a un diálogo entre oposición y gobierno– recibió amplios apoyos en el oficialismo. De hecho, los cuatro grupos principales del Frente Amplio (MPP, Frente Líber Seregni, Partido Socialista y Partido Comunista) respaldaron el enfoque "equilibrado" y "prudente" del gobierno, y celebraron su disposición a oficiar de intermediario entre ambas partes.

Sin embargo, un análisis más fino de los argumentos utilizados por sus dirigentes permite divisar las ya conocidas diferencias de interpretación de la realidad internacional. Mientras que en el FLS y buena parte del Partido Socialista, la opinión extendida es que Maduro es igual de ilegítimo que Guaidó, y que por lo tanto se debe llamar de forma urgente a nuevas elecciones, el MPP y los comunistas sostienen que el líder chavista es el legítimo presidente, porque fue electo en "elecciones libres".

Este viernes la Mesa Política del Frente Amplio debatirá los términos de su declaración, y los sectores moderados intentarán frenar las expresiones de solidaridad con el chavismo. Fuentes de la coalición adelantaron que "lo más probable" es que –luego de horas de debate y posturas encontradas– prime una manifestación de apoyo al gobierno y exhortación al diálogo. 

Diálogo y elecciones cuanto antes

En el FLS y buena parte del Partido Socialista, la opinión extendida es que Maduro es igual de ilegítimo que Guaidó. Por eso, pese a que el gobierno reconoce a Maduro como el presidente de Venezuela –una posición que lo aleja de la opinión hegemónica de la comunidad internacional y lo alinea con México, Bolivia, Cuba, Nicaragua, China, Rusia y Turquía–, los sectores más moderados de la coalición de izquierda creen que el camino de salida es la convocatoria a nuevas elecciones lo más pronto posible.

"Tiene que haber nuevas elecciones cuanto antes, porque están dadas las condiciones para una nueva guerra civil", dijo a El Observador el delegado de Asamblea Uruguay ante la Carifa, Sebastián Hagobian. Según el dirigente astorista, la "complejidad" del escenario venezolano consiste en que tanto Maduro como Guaidó "actuaron conforme a sus potestades constitucionales", y la "única manera" de resolver la "bicefalía" es "convocar a las urnas, con participación de todos los partidos políticos y bajo el control de Naciones Unidas". 

Rafael Michelini, senador y líder del Nuevo Espacio (el sector del FA que ha sido más crítico con el régimen chavista), valoró el camino seguido por cancillería bajo el argumento de que "no es buena cosa aislar a Venezuela", pero puntualizó que debe haber una salida "pacífica y negociada", que requiere primero el visto bueno de Maduro y la oposición. En su comunicado de este jueves, el Nuevo Espacio dejó en claro su "repudio a la brutal represión por las fuerzas que actúan bajo el amparo del gobierno", pero acotó que "solo un proceso de negociación asumido de buena fe por todas las partes podrá canalizar una salida duradera, pacífica, democrática y legítima a la actual crisis que enfrenta la sociedad venezolana". 

Jorge Pozzi, diputado del mismo sector, agregó que pese a que Uruguay no ha declarado ilegítimo al gobierno de Maduro, "ya lo cuestionó en varias ocasiones" como cuando condenó la instalación de la Constituyente o cuando pidió postergar las elecciones en 2018. "Así como el encargado de negocios (José Luis Remedi) estuvo en la asunción de Maduro, también estuvo en la asunción de la Asamblea Nacional. Ahí está diciendo que es legítima", dijo a El Observador

Sin embargo, algunos dirigentes del FLS y el Partido Socialista entienden que fue un "error" de Uruguay no haber declarado de antemano la ilegitimidad de las elecciones venezolanas de 2018, ya que eso "ató de manos" a cancillería para posteriores pronunciamientos, según contaron a El Observador fuentes de esos sectores. Previo a los comicios de mayo de 2018, el canciller Nin Novoa había sido muy crítico con el proceso electoral, y de hecho Uruguay había suscripto una declaración de la OEA reclamando su postergación por falta de garantías. Esa decisión causó malestar en el eje tupamaro-comunista, que se acrecentó luego de que Nin cuestionara públicamente si Uruguay "iría a unas elecciones con dirigentes políticos presos, un Poder Judicial que responde al Poder Ejecutivo, y con partido proscriptos". 

En ese momento Nin fue llamado a dar explicaciones al Frente Amplio, y cuando llegaron las elecciones unos meses después Uruguay no cuestionó su legitimidad, sino que únicamente volvió a llamar al diálogo.

Injerencia extranjera y un opositor con pocos votos

Aunque el MPP y el Partido Comunista (PCU) coinciden en que el gobierno hizo las cosas bien, su valoración de la realidad venezolana es radicalmente distinta a la de los sectores más moderados de la coalición. 

Ambos grupos entienden que Maduro fue legítimamente electo en elecciones libres, y por lo tanto carga la responsabilidad de la crisis venezolana en la "injerencia extranjera" y la "oposición golpista", más allá de ciertos matices en el rol del régimen chavista y su líder. Entre los comunistas la defensa de Maduro es más cerrada que en el MPP, donde algunos dirigentes asumen que es también responsable de la violencia y el desgobierno. 

En un comunicado difundido este jueves, el PCU reafirmó que reconoce a Maduro como legítimo presidente de Venezuela y ratificó su "solidaridad" con su "gobierno constitucional", destacando que fue "electo con 6.248.864 votos en mayo de 2018". Asimismo, los comunistas destacaron que "la ultraderecha venezolana" es "responsable directa de la violencia política, ataques, y atentados", y criticaron duramente a Guaidó. "Pedían la intervención extranjera, resuelven inventar un supuesto presidente interino y Juan Guaidó se autoproclama para este ataque violatorio de la Constitución venezolana y entreguista de la soberanía de ese país. Este diputado tuvo 97.242 votos en diciembre de 2015, su única referencia electoral", expresó la agrupación. 

El PCU acusa al gobierno de Estados Unidos de "poner en marcha el plan golpista largamente preparado contra Venezuela con el apoyo de gobiernos serviles de América Latina contando con el papel de títere de Luis Almagro en la OEA".

Del mismo modo, el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T), que integra el MPP, también rechazó la "injerencia extranjera" en Venezuela y cargó sus tintas contra el gobierno de Donald Trump. Según la agrupación, detrás de la intervención extranjera existen intereses geopolíticos y no una preocupación por la salud de ese país. 

Según fuentes del Frente Amplio, Casa Grande mantiene una postura  similar a ambos grupos, mientras que otros sectores más a la izquierda, como el PVP e Izquierda en Marcha, reclaman una defensa más contundente del gobierno ante lo que consideran un "golpe" gestado por las "potencias imperialistas".

La Mesa Política va a cortar su receso veraniego con una jornada que promete discusiones acaloradas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...