Opinión > OPINIÓN

Fue algo más que una llamada

El presidente electo mantuvo una conversación con el secretario de Estado de Estados Unidos 

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2020 a las 05:02

La calma que suele acompañar el inicio de la temporada estival en Uruguay se vio cortada por una nueva etapa del conflicto en Venezuela y por el aumento de las tensiones entre Estados Unidos (EEUU) e Irán. En este complejo escenario regional e internacional, el presidente electo, Luis Lacalle Pou, recibió la llamada del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

En primer lugar y sin exagerar el rol que juega Uruguay en el escenario internacional, es bueno concederle al llamado la importancia que tiene, ya que se trata de la máxima autoridad en la política exterior de la primera potencia mundial. En este marco, surgen especulaciones sobre qué temas conversaron o si encuentra la potencia norteamericana mayores afinidades con el futuro gobierno uruguayo en aspectos clave de la agenda regional.

De acuerdo con el comunicado oficial del Departamento de Estado de los EEUU, Pompeo felicitó a Lacalle Pou por la victoria electoral, además de anunciar que trataron la expansión de las relaciones económicas bilaterales y que avanzarán en una mayor cooperación para resolver la crisis humanitaria generada por Maduro en Venezuela. Por su parte, el presidente electo de Uruguay fue más allá en sus declaraciones, anunciando que le planteó al secretario de Estado la posibilidad de avanzar en la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con su país, ya sea bilateralmente o en conjunto con el Mercosur.

Como es sabido, una vez asuman las nuevas autoridades uruguayas cambiarán abruptamente su posición sobre la enorme crisis venezolana, condenando como corresponde al régimen de Maduro, el que no solo ha quebrado las instituciones democráticas, sino que está violando de forma sistemática los derechos humanos, lo que generó una crisis migratoria de dimensiones históricas. Asimismo, es probable que el próximo gobierno apoye la reelección de Almagro como Secretario General de la OEA, aspecto que seguramente fue tratado en la conversación telefónica, si bien no se hizo público.

Respecto al planteo de Lacalle Pou sobre la firma de una TLC, en primer lugar, resaltar la relevancia que tiene que el próximo presidente se involucre directamente en el impulso de la estrategia de inserción del país, ya que las definiciones de impacto en esta área de la política exterior sólo tendrán éxito si se cuenta con voluntad política al más alto nivel. Por otro lado, también es resaltable que se plantee la posibilidad de cerrar un acuerdo comercial con uno de los principales socios comerciales de Uruguay, donde actualmente se exporta una variedad importante de productos como carne, madera, cítricos, instrumentos y artículos médicos, soja, cueros, pescado, quesos y piedras preciosas, entre otros bienes que en casi todos los casos enfrentan aranceles elevados y otras restricciones de acceso al mercado.

Cabe recordar que no es la primera vez que Uruguay intenta avanzar en la firma de un TLC con sus principales socios comerciales, ya lo intentó en dos oportunidades con EEUU, una durante el gobierno de Jorge Batlle y luego en el primer gobierno del presidente Vázquez. Más recientemente, se intentó el mismo camino con China. En los casos mencionados finalmente no se llegó a cumplir con el objetivo, lo que se explica por una combinación de múltiples factores relacionados con la política interna y las restricciones impuestas por el Mercosur. Sí es cierto que los intentos realizados por el gobierno de Batlle habilitaron a la postre la firma de un TLC bilateral con México, mientras que en el caso de EEUU se avanzó en la firma del TIFA.

Tomando en cuenta ese antecedente, quizás no es el mejor momento para hacer un anuncio de esta naturaleza, ya que el mismo generó reacciones que repiten lo ocurrido en instancias pasadas. Además, las señales del norte en cuanto a su política comercial estarían indicando que la administración actual no está fomentando la firma de tratados de esas características. De hecho, recientemente Brasil planteó la misma posibilidad y no encontró buen recibo de parte de las autoridades estadounidenses.

El anuncio generó polémica, ya no solo en Uruguay sino también al otro margen del río, donde se cuestiona si es posible la firma un acuerdo de forma bilateral debido a las limitaciones que impone la decisión 32/00 del Mercosur. Por cierto, mismo argumento que el utilizado en instancias anteriores. Sobre este punto, no comparto que el debate deba limitarse a la mencionada norma, sino que el mismo tendría que abordar previamente cómo será la pertenencia de Uruguay en el Mercosur.

En definitiva, cabe preguntarse si es razonable cumplir con dicha decisión, cuando en el bloque existe un incumplimiento mayúsculo de los objetivos originarios y una violación flagrante de la legislación comunitaria vigente. En otras palabras, si todos los miembros del Mercosur avanzan sin previa consulta en la implementación de normas que violan de forma evidente los tratados, no existiendo, por cierto, posibilidad de reclamo debido a la paralización del sistema de solución de controversias, ¿por qué Uruguay debe cumplir con la política comercial común?

En este sentido y aprovechando los planteos realizados por el gobierno de Brasil que van en línea con flexibilizar la política comercial común del Mercosur, el próximo gobierno uruguayo está en condiciones inmejorables de recuperar su soberanía en política comercial. Esta opción sigue siendo una necesidad, desde el momento en que siguen sin estar dadas las condiciones para que los miembros del bloque emprendan negociaciones conjuntas con algunos mercados de interés para Uruguay.

Ignacio Bartesaghi es decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay y director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la misma Universidad. Doctor en Relaciones Internacionales e integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...