18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
29 de enero 2023 - 14:48hs

La noche del 28 de enero quedará para siempre en el recuerdo de Ruben Retamar. El oficial con 29 años de servicio en Policía Caminera conversó con El Observador horas después de haber asistido su primer parto que recuerda como “una historia linda para contar y para vivir”.

“Llegó un muchacho corriendo desesperado diciendo que su pareja estaba por tener familia, me acerqué para verificar y ya estaba en trabajo de parto”, cuenta Retamar haciendo memoria de lo que pasó pocas horas antes a las 21:45 del sábado 28 de enero.

El hombre era Rafael y la mujer que se encontraba en pleno trabajo de parto su pareja, Dalila.

Más noticias

Al instante, Retamar avisó a los funcionarios del peaje que iba a descuidar su función allí para ayudar a la mujer. Enseguida, Patricia Noriega, funcionaria del peaje, se ubicó detrás de la mujer para sujetarla y ayudarla.

“No hubo complicaciones, ya tenía buena dilatación y a la bebé se le veía la cabeza”, rememora. Fue así que en el asiento trasero de la camioneta doble cabina en la que viajaban, “en tres o cuatro empujones nació la preciosa niña”, describe Retamar y asegura que no fueron más de cinco minutos de parto para que naciera Oriana.

Su prioridad en ese momento fue mantener la calma y ayudar a la familia en ese momento tan especial, “después sí se te vienen todas las emociones”, reconoce.

Luego del nacimiento de la bebé, la acomodaron en el pecho de su madre y la cubrieron con unas toallitas que llevaban en la camioneta para que no se enfriara mientras llegaba la asistencia médica, el móvil de caminera y el de jefatura que acudirían al lugar tres minutos después. “Uno le abrió la marcha y el otro la escoltó”, recuerda Retamar y asegura que es una linda anécdota que no olvidará.

Según informó Policía Caminera, Oriana y su mamá llegaron al Hospital de Paysandú y se encuentran en buen estado de salud.

Temas:

Peaje de Queguay queguay nacimiento Oriana Policía Caminera

Seguí leyendo

Te Puede Interesar