Tecnología > Entretenimiento

Futbolistas de Nacional y Peñarol en un nuevo videojuego para ceibalitas

Un entretenimiento especialmente diseñado para niños estará disponible a partir de marzo

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2020 a las 05:02

Por Joaquín Pisa - Especial para Cromo

El estudio uruguayo Golden Bite lanzó Deportectives, un videojuego especialmente diseñado para ceibalitas, que estará disponible a partir de marzo.

Luego del éxito con la aplicación Runnedrez, que intenta desafiar a los usuarios mientras aprenden ajedrez –y que fue destacada por las tiendas de aplicaciones de Google y Apple–, sus cofundadores Gabriel Vainsencher y Santiago Sierra volvieron a diseñar una aplicación para las ceibalitas, continuando por la vía del aprendizaje para los más pequeños a través del entretenimiento.

El usuario es un detective que quiere aprender sobre el mundo del deporte. Para ganar, el usuario debe encontrar las pistas hasta descubrir cinco casos de deportistas uruguayos. No solo serán datos de la carrera de los deportistas, sino también descubrirán valores del deporte.

Deportistas de élite

Deportectives cuenta con la participación de deportistas y periodistas reconocidos, que formaron parte de una producción del juego que llevó siete meses. Vainsencher tuvo la difícil tarea de contactar a todos los personajes.

Ellos son los futbolistas Gonzalo Castro (Nacional) y Cristian Rodríguez (Peñarol), el extenista Marcel Felder, la exbasquetbolista Victoria Pereyra y los atletas Déborah Rodríguez y Andrés Silva. Quienes ayudarán a los usuarios a conocerlos serán los periodistas deportivos Diego Sonsol y Martín Kesman y el subsecretario nacional de Deportes, Alfredo Etchandy, cuya secretaríacolaboró en el proceso de creación de este entretenimiento.

Para Vainsencher, “siempre es complicado hacer coincidir a tantas personas” en un proyecto tecnológico de este tipo. “Algunos entrenan fuera del país, pero a todos les gustó mucho la idea y se sumaron”, explicó. De hecho, varios le preguntaban con frecuencia por mensaje cómo iba el proyecto.

Cuando le preguntan sobre con qué deportista se sintió mejor al trabajar, el desarrollador de Golden Bite dijo que no tiene ningún favorito. “Son todos unos cracks”, comentó. Tampoco tuvieron problemas para ceder sus derechos de imagen, un ingreso que hoy en día ayuda a los deportistas a obtener mayores ganancias.

Los valores del deporte

Gabriel cree que la gran predisposición de los deportistas se debió al fin educativo del entretenimiento. “Los que jueguen no van a descubrir solo datos de la carrera de los deportistas cuando obtengan las pistas, sino que van a conocer valores que ellos promueven, como el juego limpio, por ejemplo, y es una manera de compartir esos valores”, explicó.

“Quisimos seguir por la línea de juegos que promuevan el aprendizaje, y era un desafío lograr eso con un juego de deporte; ahora los niños juegan al PES o al FIFA, pero quisimos llevarlo al lado de los valores y principios, sin olvidar la parte deportiva, que es muy linda también”, agregó Vainsencher.

Incluso, el productor contó que existió la oportunidad de que una empresa oficiara de espónsor del programa de Ceibal, lo cual hubiese significado un ingreso significativo para el estudio. Pero Golden Bite, por decisión propia y con la aceptación de las personalidades invitadas, rechazó la propuesta, ya que querían mantener completamente el fin educativo, dejando de lado lo publicitario.

Deportectives fue presentado el jueves pasado en el Centro de Exposiciones del LATU, con la participación de Golden Bite, la Incubadora Ingenio y la Secretaría Nacional de Deportes, además de varios de los personajes que aparecen en el juego.

Los colaboradores

Para este proyecto, Golden Bite contó con el apoyo de la Incubadora Ingenio, que brinda apoyo a startups de tecnología para que al finalizar el proceso de incubación “sean empresas innovadoras, rentables y escalables”, explicó su directora, Rossana Fernández.

Golden Bite estuvo dentro de ese proceso durante dos años, de 2015 a 2017. “El proceso de incubación dura un año, y al finalizar hacemos una evaluación en donde vemos si la empresa puede caminar por si sola económicamente o necesita un año más para lanzarse, como sucedió con este estudio”, contó Fernández.

Al terminar el proceso, Ingenio se involucra con los proyectos de sus graduados en forma de “aprendizaje retroactivo”. Según la directora, “ayudamos a los graduados a tener contactos y con este tipo de presentaciones por ejemplo, y con esto ellos promueven aprendizajes para las empresas incubadas, les cuentan sus experiencias”, detalló.

Desde 2001, Ingenio ha completado el proceso de incubación de más de 60 empresas tecnológicas, y actualmente tiene 17 empresas dentro del proyecto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...