Cargando...
Incendios en zonas balnearias.

Agro > PROHIBICIONES Y SANCIONES

Gobierno y privados adelantaron la batalla para prevenir incendios forestales

Representantes del gobierno y del sector privado presentaron un plan de acciones conjuntas para la prevención y el combate de incendios forestales

Tiempo de lectura: -'

03 de noviembre de 2022 a las 14:00

Lo más fácil y a la vez menos costoso es evitar el inicio de un incendio forestal. Eso expresó Fernando Mattos, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), en una conferencia realizada en la Torre Ejecutiva para presentar acciones conjuntas en materia de prevención de incendios forestales.

En esa instancia, se informó que se adelantó para el 1° de noviembre el inicio del período en el que está prohibido realizar fuegos y quemas en campos (regirá hasta el 15 de abril) y se reiteró que todas las denuncias de delitos relacionados con fuego deben realizarse al 911. También se indicó que se reforzó la capacidad inspectiva y sancionatoria.

En la previa de otro verano y tras uno en el que hubo graves incendios en Uruguay, Mattos advirtió que hay factores que han generado medidas de mayor prevención, en un mundo “sometido a un cambio climático que determina condiciones predisponentes a incendios en una mayor proporción”.

 

 

Los incendios del verano 

El 28 de diciembre de 2021, recordó, “tuvimos el inicio de un incendio de proporciones importantes, el de mayor magnitud que ha afectado el área forestal y que tuvo en vilo a toda esta organización multidisciplinaria, del ámbito público y privado, que intenta articular y generar las sinergias no solo para la prevención, también ante la eventualidad del surgimiento del incendio cómo poder dar una mejor respuesta en materia de coordinación”.

En el verano pasado había una sequía muy importante, con condiciones de viento y hubo dos incendios, uno accidental por el incendio de un vehículo con material inflamable y otro causado por la acción humana, subrayó.

“A partir de esa experiencia ha trabajado todo este año un grupo multidisciplinario, con participación pública-privada, para construir mayores fortalezas en coordinación, equipamiento, entrenamiento y aspectos de carácter preventivo, incluyendo alguna modificación en la Ley Forestal: se introducen a través de la Rendición de Cuentas potestades sancionatorias que el Poder Ejecutivo a través de la Dirección General Forestal (DGF) del MGAP podrá ejercer”, con foco en quienes no tomen medidas preventivas.

En aquellos incendios “por suerte y por la acción decidida y articulada de los organismos competentes –el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) dependiente del Ministerio del Interior (MI), las Fuerzas Armadas y otros– no hubo que lamentar pérdidas de vidas humanas y se pudo contener, a pesar del daño y la extensión del mismo”.

 De una experiencia de esa magnitud surgen muchas decisiones y medidas de articulación, “que seguramente nos colocarán en mejores condiciones de enfrentar un nuevo evento”, agregó.

Casi 40 mil hectáreas fueron afectadas por incendios de campo en el verano pasado.

 

El dato

En el verano pasado hubo incendios de gran magnitud en Piedras Coloradas, Paysandú, donde se vieron afectadas 22.000 hectáreas, mientras que en Tres Bocas, Río Negro, fueron otras 15.000 hectáreas las afectadas, según el relevamiento de Bomberos.

 

Mattos puntualizó que hubo a fines de octubre lluvias que trajeron algo de alivio, pero igual existe en todo el territorio una declaración de emergencia agropecuaria por déficit hídrico: es la tercera primavera consecutiva bajo ese régimen, las alertas están encendidas y se realizó esta conferencia en forma anticipada, “porque el delito del fuego se ha venido anticipando”, algo que determina la necesidad de generar en la opinión pública la debida conciencia.

Mattos remarcó la presencia articulada en la conferencia de organismos del Estado junto al sector privado forestal “que tiene en sus propias obligaciones y cometidos la prevención de incendios, pero también un mecanismo propio de despliegue de recursos que se pueden poner a disposición en el caso que se tenga un inicio de un incendio donde todos sabemos que la respuesta inmediata es lo que nos da la mayor seguridad de hacer una contención debida”.

La conferencia con los anuncios se realizó en la Torre Ejecutiva.

Más capacidad inspectiva

Carlos Faroppa, director forestal del MGAP, comentó que desde la DGF, en lo que corresponde al manejo forestal sostenible y al manejo sostenible de los recursos, se ha trabajado mucho más en la prevención y en la precaución. 

Detalló que “Uruguay tiene un modelo de conservación ambiental importante –que puede ser extrapolado al mundo–, promovió un bono soberano, eso con respecto al bosque nativo, pero todos los recursos están en juego. Con respecto a las plantaciones forestales también (...), porque al asumir un compromiso ambiental Uruguay es un captador de anhídrido carbónico, de emisión de gases, pero por otro lado en un caso de un incendio pasamos a emitir y a perder un recurso de carbono importante, pero además un recurso económico importante”.

Anunció que se replanificó el cuerpo inspectivo y en coordinación con los tenedores de tierras –públicos como privados– “hemos más que duplicado nuestras capacidades de inspección en lo ejecutado y probablemente terminemos el año con una triplicación de inspecciones realizadas, coordinadas y de precaución”.

Otro trabajo encarado guarda relación con la capacidad sancionatoria a la que aludió Mattos. “El objetivo no es sancionar, sino que se cumpla, es extensión primero y luego sanción, primero es concientización”, puntualizó.

Faroppa resaltó que se trabaja junto con la Mesa de Análisis de Incendios Forestales (MAIF) que preside el Sinae, remarcando la relevancia que se le da a esto desde Presidencia de la República, con interacción de instituciones –la DNB, los ministerios de Defensa Nacional, Medio Ambiente (MA) y el MGAP, la Sociedad de Productores Forestales (SPF), el Banco de Seguros del Estado (BSE) y el Instituto Nacional de Meteorología (Inumet)–, con aportes de especializaciones que se conectan, se concentran y hacen a la buena coordinación de los recursos, para que no se dupliquen ni falten.

Los incendios significan pérdidas económicas e impactos severos al medioambiente.

Inversiones de forestadores

Nelson Ledesma, presidente de la SPF, valoró el trabajo realizado desde el verano pasado por la sociedad que representa a las empresas privadas, en conjunto con instituciones del Estado.

Aludió a una presencia “muy fuerte en las comunidades afectadas”, donde hubo consecuencias muy importantes para quienes sufrieron “en carne propia” haber estado en esa situación y destacó la generación en aquel momento del Grupo de Piedras Coloradas con las comunidades locales, instituciones departamentales, la DNB y otras. 

El objetivo fue “estar presente y dar respuesta a las necesidades”, de modo de mitigar efectos emocionales, capitalizar el aprendizaje en esas comunidades y en los integrantes de la SPF y participar de proyectos de capacitación.

Se trabajó en el compromiso voluntario de la SPF para el retiro de masas forestales que cumplían las exigencias legales pero estaban muy cerca de centros poblados, se firmó  un acuerdo voluntario con el ministerio y se está en una segunda y tercera etapa para retirar plantaciones cercanas a otras ciudades.

Además, se trabajó en un grupo interinstitucional donde participó el MA, la DGF y la DNB junto con la SPF para dar asesoramiento al ministerio de forma técnica para establecer las normas de distancia de plantaciones a centros poblados en nuevos proyectos.

Sobre lo que ocurrió para que sucedieran los incendios, la SPF contrató más de una auditoría extranjera, haciendo una exhaustiva evaluación de lo que pudo haber fallado en sistemas que la SPF viene instrumentando y aplicando desde hace más de 10 años.

Dijo que se vieron problemas de velocidad de detección, con posibilidades de mejora.

Se está incorporando un sistema de 15 cámaras que van a tener vigilancia las 24 horas en los siete días de la semana, con una inversión de US$ 300 mil por año, con inteligencia artificial para identificar más rápidamente los fuegos y actuar en consecuencia.

Se avanzó en contar con la contribución de aviones de aplicación agrícola especialmente preparados para colaborar con el combate de incendios, junto con los helicópteros; se agregarán tres equipamientos para reabastecimiento de combustible, de forma de poder llegar al lugar de combate y que los helicópteros tengan más tiempo de operación; en el tema coordinación con las jefaturas, en la auditoría se identificó que hay mucha oportunidad de mejora y en eso se está trabajando junto con la formación de la DNB en el Sistema de Comando de Incidentes; se decidió unificar la base de operaciones en Durazno, donde estará todo el control de monitoreo y el despacho de las unidades helitransportadas; y se anunció el desarrollo y adquisición de un software para gestionar de forma automática el despacho de helicópteros y toda la información sobre la disponibilidad de recursos geolocalizados en todo el país, para una respuesta mucho más rápida y eficiente.

En la conferencia expusieron representantes del gobierno y del sector privado.

Población, bienes, medioambiente

El coronel Esteban González, subdirector de Operativa y Logística del Sinae, señaló los tres grandes objetivos del sistema: proteger a la población, a los bienes de significación y al medioambiente ante emergencias o desastres. “Tiene un rol muy importante en la coordinación interinstitucional de todos los actores para la prevención y mitigación de este riesgo”, indicó.

Aludiendo a la creación de la MAIF, dijo que se ha venido trabajando en la elaboración de un plan general de prevención, alerta y monitoreo de incendios forestales y de campo.

“Es muy importante la acción que realiza el Sinae, antes y después, en cada prevención, conjuntamente con los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed)”, subrayó.

Con relación a acciones de este año, con el foco en campañas de sensibilización, la conferencia en la que participó “es una de ellas, un evento muy importante”, definió.

Luego señaló la actualización de protocolos y procedimientos conjuntamente con los Cecoed, la decisión de adelantar el decreto relacionado con la prohibición de realización de quemas y fuegos que se adelantó para este 1° de noviembre y el monitoreo permanente a través de torres instaladas y vuelos regulares de vigilancia.

Con relación al entrenamiento, anunció un ejercicio para el 23 de noviembre, en Santa Teresa –resaltó que se unieron al combate de incendios forestales la aviación naval y la Asociación Nacional de Empresas Privadas Aeroagrícolas (Anepa)–, ejercicio de coordinación en campo y aérea para, llegado el caso, contar con esa coordinación para combatir cualquier incendio forestal o de campo, en una capacitación que también considera al Ejército, la DNB, la Sociedad de Forestadores y otros actores, previo a una nueva temporada estival.

Aportes de Bomberos 

El comandante de los Servicios de Bomberos del MI, comisario mayor Martín Bogado, señaló cuatro pilares fundamentales en los que ha trabajado la DNB: capacitación y formación; protección; prevención; y respuesta.

En capacitación y formación, la DNB ha trabajado en dos líneas de acción, una tiene que ver con cursos de capacitación del Sistema de Comando de Incidentes, a diferentes empresas, y por otro lado capacitaciones a distintas localidades, con el foco en personal que trabaja en alcaldías, escuelas, liceos y en las UTU, todo con base en mesas de trabajo instaladas tras los incendios que hubo durante el verano pasado.

En protección, la DNB “ha trabajado fuertemente en la construcción y mantenimiento de ocho grandes cortafuegos en la zona costera, principalmente en Rocha”. Además, se ha trabajado en la implementación de otras líneas cortafuegos, en otras áreas que se fueron analizando en el correr del año, por los riesgos que implican –por ejemplo en La Paloma, Santa Isabel de La Pedrera y el Cerro Pan de Azúcar–.

En la parte preventiva, “se ha trabajado en distintos talleres con enfoque a la ciudadanía, se ha tratado de trazar una línea con lo que son los vecinos de algunas localidades, de algunos balnearios, La Esmeralda y Punta del Diablo principalmente, talleres en la seguridad, en el trabajo con las herramientas, pero fundamentalmente en la seguridad personal de los vecinos que son los que normalmente nos apoyan y los primeros respondedores, porque sus casas están envueltas en el incendio forestal. Lo que hicimos fue profundizar en los riesgos y se dieron talleres en el uso de herramientas y de protección personal”.

Finalmente, en el caso de las respuestas, el trabajo guarda relación con lo que se va a implementando verano tras verano, con destacamentos temporales como los que se colocan en Maldonado y Rocha, con apertura en diciembre y hasta marzo de cada año. Además, mencionó la incorporación de 150 bomberos zafrales, distribuidos en diferentes zonas del territorio nacional, la mayoría destinados a esos destacamentos temporales de la zona este. También se contratan zafrales para brigadas helitransportadas, para trabajos que se realizan con las empresas forestales privadas que tienen básicamente tres bases en distintos puntos del país.

Resaltó, finalmente, la interacción dada en diferentes mesas de trabajo, con personal técnico de diferentes instituciones, y el valor de la emisión de comunicados para concientizar a la población en general.

Los apicultores fueron muy perjudicados por los incendios del último verano.

Herramientas del Inumet

Pablo Cabrera, presidente del Inumet, valoró las acciones conjuntas con el aporte de cada uno, desde su área de expertise.

Señaló luego que uno de los varios productos del Inumet es lo relacionado con las tendencias climáticas, en cuyo marco para octubre, noviembre y diciembre de 2022 se visualizó que habrá temperaturas normales y superiores a normales, a la vez que en precipitaciones habrá registros inferiores a los normales para esos meses.

Ese dato “no es menor y tiene que encender aún más las alarmas entre todos los que integramos esta comunidad, tanto científica especializada como en todos los integrantes de nuestra comunidad”, resaltó.

Además de los servicios que en forma trimestral el instituto brinda sobre tendencias climáticas, hay productos específicos, por ejemplo el FWI –tiene en cuenta los efectos de la humedad de los materiales combustibles y del viento en el comportamiento y la propagación del fuego–, “un producto que ha dado buenos resultados”.

Señaló que “es muy importante” seguir desarrollando trabajos, con base en aportes técnicos de los sectores público y privado, en pronósticos y en la parte operativa, con índices que no solo valoren lo meteorológico, también el componente suelo, la parte vegetal.

Si bien está la normativa y hay un trabajo coordinado, se va a continuar con “lo que son los desarrollos de procesos operativos, los desarrollos de investigación y en que las inversiones sean más específicas y trabajadas de una forma integral entre todas las partes”.

“La responsabilidad tiene que ser de todos los integrantes de la comunidad (...), la responsabilidad va en la conducta de cada uno de los ciudadanos, eso es fundamental en la prevención y en la acción”, concluyó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...