Economía y Empresas > Automotores

Granizada dejó reclamos en aseguradoras y daños en más de 2.000 vehículos

El Banco de Seguros informó que no aplicará el cobro de deducible en reparaciones por técnica de sacabollos

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2018 a las 05:03

“Entraron autos que tenían más de 200 bollos”, relató a El Observador un funcionario del taller de chapa y pintura de grupo Kostel. La fuerte granizada que se desató en Montevideo durante la tardecita del sábado provocó daños severos sobre carrocerías y parabrisas de vehículos.

El director de la División Reclamaciones del BSE Álvaro Motta dijo que si bien “ayudó” que fuera fin de semana porque había menos vehículos circulando en la calle, el impacto será mayor al registrado en un temporal de 2014, porque el tipo de granizo “fue más contundente”.

El BSE autorizó la reparación por técnica de sacabollo sin cobro de deducible para los clientes que tienen contratado el plan global. “Normalmente esa técnica no necesita repintado. Pero dependerá del impacto que haya tenido el vehículo. Hay autos que no son reparables por esa técnica. Va a ser caso a caso. Cada taller y cada asegurado tienen que evaluar la conveniencia de afectar o no el seguro. He visto autos por fotografías que directamente hay que cambiar el espolón por la magnitud de los bollos”, dijo Motta.

Hasta 20 bollos el banco estatal pagará $ 12.500 más IVA; de 21 a 70 bollos $ 20.300 más IVA y por más de 70 bollos $ 29.700 más IVA. Además, se podrá agregar en caso de ser necesario por la profundidad del daño una pieza de pintura y los repuestos para ello.

Por otro lado, el BSE informó en un comunicado que dada la cantidad de denuncias con parabrisas, lunetas, techos solares y retrovisores dañados, se amplió el tope de ese tipo de presupuestos hasta  $ 80.000, solo para los casos de denuncia por siniestro a causa del granizo.

La alta demanda de llamadas dificultó la realización de las denuncias a través del número telefónico 1994. Por ese motivo, el BSE dio plazo hasta el próximo domingo inclusive para ingresar los reclamos. Las denuncias se multiplicaron por más de 10 en comparación a lo que ocurre en un fin de semana normal.

Motta recordó que seguros como de hurto e incendio no tienen cobertura para este tipo de eventos, aunque hay clientes que han realizado el reclamo.

Por otra parte, el jefe de Siniestros de Sancor Seguros, Germán Sosa, dijo a El Observador que desde el fin de semana se llevaban recabadas más de 500 denuncias, y todavía se seguía procesando información.

 “Las coberturas totales tienen incluida la cobertura de granizo sin deducible. Están cubiertos los daños en la chapa, en los cristales, en los repuestos de óptica. (…) “Comparado con otras granizadas anteriores ha sido bastante grande”, afirmó Sosa.

Un antecedente similar

Una granizada ocurrida el 25 de setiembre de 2014 provocó daños significativos en 5.500 vehículos. Eso originó el pago de indemnizaciones por US$ 6,1 millones, según un relevamiento de la Asociación Uruguay de Empresas Aseguradoras (Audea). Por ese entonces la mayoría de las aseguradoras privadas no aplicaron el deducible y orientaron las reparaciones de daños a la técnica de sacabollos.

La mayor parte de los siniestros denunciados se concentra en la zona noroeste de Montevideo (Prado, Reducto, Belvedere, Sayago). También hay en la zona de Costa de Oro y otras partes de Canelones.

El Observador también consultó para esa nota a las empresas Mapfre, Sura y Porto Seguro, pero no obtuvo respuesta al cierre de esta edición. 

Cómo funciona y cuánto cuesta la técnica sacabollos

La técnica de sacabollos permite reparar todos los bollos que no han dañado la pintura hasta restablecer la chapa a su estado original y sin tener que repintarla. Para eso se utilizan herramientas especiales. La reparación del abollón en el 90% de los casos requiere acceso por el interior del vehículo. El trabajo se cobra en función de la cantidad de bollos, el grado de los daños y el tiempo de trabajo.

La tarea se realiza de manera artesanal en talleres especializados. Pero también hay técnicos que ofrecen sus servicios en internet y realizan trabajos a domicilio.  “Cada dos minutos tenemos un llamado de un cliente”, dijo el lunes a El Observador un técnico especializado que ofrece sus servicios en internet. 

Según explicó, el repintado de techo, capó y valija abollados tiene un costo mínimo de $ 21 mil sin mano de obra en cualquier taller. Con la técnica de sacabollos se puede arreglar por la misma plata o hasta por menos en un día y medio como máximo, según la cantidad de golpes, y sin ensuciar el vehículo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.