Isaac Rabin cuando era ministro de Defensa junto a Shimon Peres en setiembre de 1988.

Mundo > MAGNICIDIO

Hace 28 años un ultraderechista asesinaba al primer ministro israelí Isaac Rabin

El crimen brutal se produjo en la noche, al final de una concentración en apoyo de los Acuerdos de Oslo en la Plaza de los Reyes de Israel en Tel Aviv. El asesino fue Yigal Amir, un fanático de extrema derecha
Tiempo de lectura: -'
05 de noviembre de 2023 a las 05:00

Isaac Rabin tenía 73 años y una larga trayectoria en el Partido Laborista. Había sido también jefe de las Fuerzas Armadas de Israel y, ese 4 de noviembre de 1995, llevaba tres años como primer ministro y ministro de defensa.

En la culminación de una manifestación contra la violencia y en apoyo del proceso de paz de Oslo, cuyos acuerdos había firmado con el líder palestino Yaser Arafat junto a Shimon Peres, Rabin fue asesinado.

Eran las 21.30 del sábado 4 de noviembre, 12 de Jeshván de 5756 en el calendario hebreo, cuando Yigal Amir, de 25 años, estudiante de derecho en la Universidad Bar-Ilan y fanático de extrema derecha, le descerrajó los disparos que, tras algunas horas, le produjeron la muerte.

El magnicidio se llevó a cabo a corta distancia y a la vista de los asistentes. Cuando Rabin terminó su discurso, bajó los escalones del ayuntamiento donde estaba hacia la puerta abierta de su automóvil. En ese momento, Amir disparó tres veces contra Rabin con una pistola semiautomática Beretta 84F.

Uno de los disparos impactó en uno de los guardaespaldas de Rabin pero no fue de gravedad.

El criminal fue reducido inmediatamente por el resto de los custodios y detenido. El primer ministro fue trasladado en estado desesperante al Hospital Ichilov en de Tel Aviv, donde murió en la mesa de operaciones desangrado y por un pulmón perforado a los 40 minutos.

El jefe de la oficina de Rabin, Eitan Haber, anunció fuera de las puertas del hospital: “El gobierno de Israel anuncia con consternación, con gran tristeza y profundo dolor, la muerte del primer ministro y ministro de defensa, Isaac Rabin, asesinado, esta noche en Tel Aviv. El gobierno se reunirá en una hora para una sesión de duelo en Tel Aviv. Bendito sea su recuerdo”.

Entre las pertenencias del líder laborista, encontraron la hoja de papel con la letra de la canción israelí Shir LaShalom (Canción por la paz), que se cantó en el discurso. Estaba manchada de sangre.

El asesinato de Rabin fue un shock, una cachetada para quienes habían confiado en que la paz entre palestinos e israelíes se podía alcanzar tal como consignaban los Acuerdos de Oslo, firmados el 13 de setiembre de 1993 en la capital noruega tras dos años de intensas negociaciones entre el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Las diferencias al interior de Israel entre el laborismo y el Likud, el partido de derecha, se expresaban abiertamente respecto de si esos acuerdos alcanzados eran convenientes para el estado. Las amenazas contra Rabin se habían convertido en moneda corriente y, sin embargo, él no quería llevar chaleco antibalas ni usar auto blindado.

Los extremistas judíos sostenían que el proceso de paz encabezado por Peres y Rabin era una suerte de capitulación ante los enemigos de Israel. Reconocer territorios autónomos palestinos para los conservadores religiosos era herejía.

El líder del Likud de entonces, el joven Benjamin Netanyahu, había acusado en reiteradas oportunidades que Rabin se alejaba “de la tradición judía y de los valores judíos". No obstante, cuando se produjo, Netanyahu condenó con firmeza el magnicidio.

Era el momento clave, donde el gobierno israelí comenzaba a dar los primeros pasos para la retirada de los colonos en los territorios que se demarcaban como gobernados por los palestinos. Sin embargo, muchos rabinos conservadores instaban a los soldados a no realizar las evacuaciones.

El joven asesino Yigal Amir formaba parte de quienes se expresaban públicamente contra los Acuerdos de Oslo. Como muchos ultrarreligiosos pensaba que la retirada israelí de Cisjordania negaría a los judíos su "herencia bíblica que habían reclamado mediante el establecimiento de asentamientos".

Hubo desacuerdo entre los sionistas religiosos sobre si Amir alguna vez obtuvo la autorización de un rabino para llevar a cabo el asesinato de Rabin. Su padre luego dijo que en los meses previos al asesinato, Amir repetidamente dijo "que el primer ministro debía ser asesinado”.

El servicio de seguridad interna israelí había puesto atención en Yigal Amir, pero solo habían detectado su interés en crear una milicia antiárabe y no tenía registro sobre su intención de matar a Rabin, pese a que luego se supo que lo había comentado a varias personas.

De acuerdo con lo establecido durante el juicio, el hermano de Yigal, Hagai Amir, y su amigo Dror Adani, fueron sus cómplices en el desarrollo del plan del asesinato. También pudo determinarse que Amir había intentado asesinar a Rabin en dos ocasiones a lo largo de 1995 pero sus planes se frustraron instantes antes de llevarse a término.

Amir, en ningún momento expresó ni el más mínimo arrepentimiento por sus acciones. En noviembre de 1995, un tribunal sentenció a cadena perpetua a Amir. Un año después, otro tribunal le agregó otros cinco años y su hermano Hagai fue condenado a 12 años, mientras que el amigo de ambos Dror Adani, fue sentenciado a siete años.

Entre las acusaciones de ese segundo juicio estaba planear lanzar ataques contra palestinos en Gaza y Cisjordania, así como intentar envenenar a Rabin y colocar explosivos en el coche del primer ministro. Yigal Amir cumple la sentencia en prisión.

Desde que fue detenido aquel fatídico 4 de noviembre de 1995, Yigal Amir está preso. Tras la condena está en una prisión de Beer Sheva, en el sur de Israel. En reiteradas oportunidades pidió licencias para dejar la cárcel para ocasiones especiales, aunque todas las solicitudes fueron rechazadas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...