Nacional > fiscalía

Idas y vueltas de declaraciones y el "shock" de Valdez en la causa del AUFgate

Valdez explicó las razones para ampliar su denuncia contra Alcántara, Arturo del Campo y Julio Ríos

Tiempo de lectura: -'

11 de octubre de 2018 a las 21:51

El ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol  (AUF) Wilmar Váldez compareció durante casi cuatro horas este jueves ante al equipo de la fiscalía de Flagrancia de 3° turno y respondió a las preguntas de los abogados de quienes denunció como responsables de haberlo amenazado: el lobista Walter Alcántara, el expresidente de Danubio, Arturo del Campo, y el periodista Julio Ríos.

La fiscal del caso, Silvia Pérez, dijo a la salida de la audiencia que tiene pensado no demorar una resolución del caso, pero admitió que había sido más complicado de lo previsto “porque los protagonistas se fueron aclarando, retractando, ampliando a medida del tiempo”. 

Por ahora la investigación está centrada en definir si hubo o no extorsión sobre el expresidente de la AUF, por lo que el contenido de los audios, en los que Valdez asegura que alguien del Ministerio del Interior se llevaría un dinero por digitar la compra de las cámaras de videovigilancia del Estadio Centenario, o el pago de una supuesta coima por la colocación de luminaria en el estadio de Defensor, no es objeto de análisis todavía.

 La fiscal adelantó que “hay una serie de diálogos entre los involucrados que serán analizados en su momento para ver si configuran o no el delito”. 

Al término del interrogatorio, el abogado de Váldez, Pablo Galain, aseguró que tras la declaración de su defendido “queda claro que hubo una presión para que Valdez renunciara a su candidatura” para ser reelecto al frente de la AUF. El jurista afirmó esperar que “pronto” haya personas imputadas por este hecho.

La fiscal dijo por otra parte que todavía hay que analizar las declaraciones realizadas por Valdez y admitió que a lo largo de la investigación “hubo cambios” en la declaraciones del expresidente de la AUF.

Valdez fue citado este jueves para que aclare los puntos de su ampliación de la denuncia por supuesta violencia privada de modo de incluir a Ríos y Del Campo como parte de la maniobra que en un principio solo incluía a Alcántara como responsable.

Por el momento la fiscalía tiene cuatro personas investigadas: Alcántara, que es quien grabó los audios que forzaron la salida de Valdez, Del Campo –que competía para presidir la AUF- y Rios, que fueron las personas recibieron los audios y se lo comunicaron a Valdez. El otro investigado es el presidente de Liverpool, José Luis Palma, que mantuvo conversaciones con el lobista sobre el tema antes de que el expresidente del órgano rector del fútbol definiera su salida.

En un principio Valdez había descartado que su renuncia se debiera a la existencia de presiones externas pero finalmente en agosto decidió denunciar a Alcántara. Según dijo ante los abogados este jueves, ese cambio de versión se debió a que estaba en "shock". Así, la semana pasada decidió ampliar la denuncia y señalar a Ríos y Del Campo como cómplices de una maniobra para lograr su salida.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...