18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
26 de junio 2023 - 9:50hs

Rusia suspendió este lunes las medidas de seguridad instauradas en Moscú durante la rebelión del grupo paramilitar Wagner, en un intento por volver a la normalidad tras una inédita crisis que debilitó la imagen del presidente Vladimir Putin.

La rebelión de Yevgueni Prigozhin, el multimillonario otrora aliado de Vladimir Putin, duró 24 horas y terminó el sábado por la noche con un acuerdo entre él y el Kremlin, con la mediación del presidente bielorruso.

En virtud de ese acuerdo, Prigozhin, jefe de Wagner, obtuvo garantías de inmunidad para él y sus hombres a cambio de poner fin a la sublevación.

Más noticias

Según el Kremlin, el empresario debía exiliarse en Bielorrusia pero su destino era aún incierto.

Las agencias de prensa rusas indicaron sin embargo este lunes, citando a una fuente de la Fiscalía general, que "la investigación" contra Prigozhin sigue abierta.

Las autoridades anunciaron el levantamiento del "régimen de operación antiterrorista", que otorga más poderes a las fuerzas de seguridad, en la región de Moscú y en la de Voronezh, al sur de la capital, donde entraron las unidades de Wagner y se produjeron tiroteos.

La medida se tomó ante la ausencia de "amenazas para la vida" de los habitantes, precisó el lunes el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, quien agradeció la "calma y comprensión" de los moscovitas.

Vladimir Putin no ha vuelto a aparecer en público desde el discurso televisado que ofreció el sábado, en el que acusó a Prigozhin de haber asestado una "puñalada por la espalda" a Rusia al rebelarse.

También reina la incertidumbre en torno al paradero de los 25.000 hombres que, según Prigozhin, lo secundaban en su rebelión, ya que es no se sabe si regresaron a sus bases en Ucrania o si están posicionados en Rusia.

Quien reapareció fue el cuestionado ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, que según imágenes televisada este lunes pasó revista a tropas rusas en Ucrania. En las imágenes, el ministro, blanco de las críticas de Prigozin, escucha con semblante tranquilo el informe de un general, examina unos mapas y vuela en helicóptero para observar las posiciones rusas.

Durante las 24 horas de su rebelión, las fuerzas de Prigozhin se apoderaron de varios sitios militares en la ciudad estratégica de Rostov del Don, en el suroeste de Rusia, y recorrieron 600 km en dirección a Moscú, al parecer sin mayores contratiempos.

En Rostov, sus combatientes incluso fueron aclamados cuando abandonaron el cuartel general militar que habían tomado, desde el que se coordinan las operaciones en Ucrania.

Los coletazos políticos del motín de los paramilitares aun son inicertos. Para el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, la crisis revela "verdaderas fisuras" en la autoridad de Putin.

"El hecho de que haya alguien adentro cuestionando la autoridad de Putin y cuestionando directamente por qué lanzó esta agresión contra Ucrania, eso en sí mismo es algo muy poderoso", comentó Blinken el domingo en la cadena CBS News.

En la misma línea, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, consideró este lunes que la rebelión demuestra que la ofensiva en Ucrania está "resquebrajando el poder ruso" y "afectando a su sistema político".

"Los acontecimientos del fin de semana son un asunto interno ruso, y una nueva demostración del gran error estratégico que el presidente Putin cometió con su anexión ilegal de Crimea y la guerra contra Ucrania", estimó por su parte el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Al iniciar su motín, el jefe de Wagner prometió "liberar al pueblo ruso", apuntando sobre todo contra sus dos enemigos principales, el ministro de Defensa Serguéi Shoigu y el jefe del Estado Mayor Valeri Guerasimov, al que acusa de haber sacrificado a miles de combatientes en Ucrania.

Este lunes, la viceministra ucraniana de Defensa, Ganna Maliar, informó que el ejército ucraniano le arrebató 17 km2 de terreno a las fuerzas de Moscú, lo que lleva el total de territorio recuperado a 130 km2 desde principios de junio.

(Con información de agencias)

Temas:

Moscú Vladimir Putin

Seguí leyendo

Te Puede Interesar