Cargando...
La intendenta Cosse puso "contexto" a lo sucedido este lunes

Nacional > Montevideo

Inundaciones en Montevideo: entre el cambio climático, la falta de gestión y la "política menor"

Las inundaciones de este lunes en gran parte de la ciudad ambientaron acusaciones cruzadas de "política menor"

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2022 a las 05:01

"Hay una pregunta que me hago a mí misma . ¿Se pudo prever esto?". Eso se preguntó este lunes la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, con respecto a la situación planteada en las últimas horas, en donde el gran volumen de lluvia que cayó en un corto período de tiempo provocó que varias partes de la ciudad quedaran inundadas. Y la misma intendenta se respondió.  "No, no se pudo prever". 

Las autoridades departamentales convocaron a una conferencia de prensa para dar su punto de vista sobre un fenómeno que procuraron definir como un "evento meteorológico extraordinario e imposible de anticipar", que a juicio de la jefa comunal responde a una causa: el cambio climático. 

Lo que intentó clarificar la intendenta fue el contexto en que todo esto sucedió. Qué pasó, por qué pasó y, sobre todo, que hizo la administración. Lo que pasó fue que, en apenas una hora de la madrugada de este lunes la Red Puvliométrica de Montevideo registró entre 90 y 150 milímetros. En los últimos cuarenta años, el promedio mensual para enero fue de 94 milímetros. 

"Con los libros de historia tal como los tenemos, era imposible predecir que en una hora iba a llover lo mismo que en un mes y medio", expresó. 

Lo peor se produjo en las zonas centro y este del departamento. En particular en Malvín, un barrio al que Cosse puso como ejemplo y del que dijo no está preparado para eventos de este tipo porque, sencillamente, "esto nunca pasó". Cosse, que dijo haber "retornado a Montevideo" para atender la situación, rechazó rápidamente los planteos que, con las horas, empezaron a surgir desde la oposición política.

"Esto no tiene nada que ver con el saneamiento" dijo la intendenta, en relación a uno de los puntos que centra la discusión hoy en la gestión comunal. Según su planteo, la mayoría de los lugares que resultaron inundados en la ciudad están completamente saneados. 

La postura de la intendencia es que los problemas de este lunes están relacionados con el sistema de drenajes, por que el cual se evacúa el agua de lluvia a través de dos vías: arroyos y cañadas y sistema de alcantarillado. Un sistema que, reconoció Cosse, no está preparado para eventos de es tipo. "Y es muy difícil que lo esté" precisó, al remarcar el volumen de lluvia que cayó sobre la ciudad en la jornada. 

Para Cosse, lo importante que es que las autoridades reaccionaron rápidamente. La intendenta destacó allí el temprano despliegue de 16 cuadrillas en todo Montevideo, que poco después del mediodía habían atendido a más de 200 de los 450 pedidos de ayuda recibidos que, precisó, involucraron situaciones de todo tipo. Desde destapar una simple alcantarilla a sacar decenas de autos y retornar decenas de contenedores que fueron arrastrados por la corriente, pasando por la limpieza de los lugares una vez el agua pudo ser drenada. 

La intendencia puso a disposición el teléfono 1950 - 1607 para responder los pedidos de ayuda, que por el momento se canalizan a través de tres modalidades: colchones, kits de limpieza y el refuerzo de la alimentación en las ollas populares. 

"Quiero darle a la población la tranquilidad de que vamos a seguir trabajando hasta solucionar todos los problemas", garantizó. 

La culpa es del otro

La ayuda, por el momento, no incluye una quita de tributos a los contribuyentes afectados, tal como pidió este lunes el edil nacionalista Diego Rodríguez, que si bien reconoció que llovió demasiado en poco tiempo, es hora para Cosse de "hacerse cargo". A su juicio, la Intendencia de Montevideo no asume su responsabilidad al no haber realizado trabajos de planificación y no limpiar cañadas, arroyos o drenajes. "Debe resarcir a los contribuyentes", expresó. 

El edil pidió específicamente quitas en el pago de contribución y tributo de puerta para los afectados. 

"Estamos trabajando en serio", respondió la intendenta. Cosse insistió en que el planteo de Rodríguez se basa en una "hipótesis falsa" de que el problema fue generado por la falta de saneamiento. "No me parece que sea el momento de hacer política menor y lucrar con la desgracia de la gente". 

En ese contexto, la intendenta apeló a la proyectada obra sobre la cuenca del arroyo Mataperros, una zona en la que las inundaciones son habituales desde hace 60 años debido al tamaño del colector ubicado entre Carlos María de Pena y el Arroyo Miguelete. Al respecto, Cosse recordó que las obras para solucionar el problema están incluidas en el préstamo que la intendencia acordó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que la oposición departamental se niega a respaldar. "Dilatando el préstamos, dilatamos eso", sostuvo. "No hay mucho más para decir". 

Cosse valoró la rápida respuesta de la intendencia ante la contingencia, pero reconoció que "aunque tuviéramos cero falta y sote", sigue preocupando la situación "extrema" de las cañadas de la ciudad, en su mayoría afectadas por la presencia de bolsones de basura, originadas en una situación concreta.  Más allá de las medidas que se puedan tomar, la intendenta consideró que se necesita un profundo "cambio cultural" que se deberá trabajar con la población de esas zonas. 

"La respuesta no nos llama la atención" sostuvo por su parte el edil Rodríguez que, en diálogo con El Observador, afirmó que es la intendenta la que está haciendo "política menor" al esquivar un problema que, a su juicio, atraviesa los 32 años de gestión del Frente Amplio en Montevideo. "Hacer política menor es no reconocer que se está equivocado y echarle la culpa al otro, en este caso al cambio climático", señaló. 

Rodríguez reconoció que ese fenómeno existe, pero señaló que el problema que vivió la ciudad este lunes responde en forma exclusiva a la falta de gestión de la comuna y sus carencias en la limpieza de cañadas y arroyos. "Lo de Cosse es poco serio", dijo. "Vemos a una intendenta que no está involucrada en los problemas de la gente". Para Rodríguez, la situación perfectamente pudo haber sido prevista. 

"La falta de gestión y del cumplimiento de las tareas que le corresponden hace que muchos vecinos hayan sido afectados", dijo. Sobre todo en las zonas más vulnerables de la ciudad, donde "mucha gente se quedó sin nada producto de la ineficiencia de la intendencia". Rodríguez le hizo una recomendación a Cosse. "Que se preocupe por hacer su trabajo". 

A instancias de la edila nacionalista Adriana Balcarcel, la Comisión Permanente de la Junta Departamental de Montevideo se reunirá este martes para dar cuenta de los daños provocados por la lluvia de las últimas horas y las acciones que se están llevando a cabo. 

Cada vez más frecuente

Matilde Ungerovich, estudiante de doctorado de Pedeciba Geociencias, dijo a El Observador que  los “eventos extremos” como el sucedido este lunes pueden explicarse por el choque de dos masas de aire: una cálida y húmeda, producto de varios días de vientos del norte que dejaron una atmósfera “muy inestable”, y otra seca y fría, que traen los vientos del sur.

La inestabilidad de la atmósfera, dijo,  permite advertir la posibilidad de lluvia, aunque difícilmente se pueda pronosticar la hora y el lugar del aguacero. “Son fenómenos chicos (en tamaño), locales y poco predecibles. Lo que se sabe es que la atmósfera está muy inestable y que cualquier cosa que cambie puede generar lluvias, pero no el momento o el lugar en el que la lluvia será intensa. es difícil de pronosticar si será en Montevideo o Durazno”, explicó. 

Ungerovich, cuya tesis doctoral es justamente sobre eventos extremos de lluvia al sur del país, dijo que este tipo situaciones no son excepcionales, aunque advirtió que su ocurrencia se hizo más frecuente. “Con los cambios climáticos está habiendo más cantidad de lluvia en muy poco tiempo”, señaló.

La estudiosa de la atmósfera distinguió este tipo de fenómenos de otro tipo de evento de lluvia extremo, en el que la formación de sistemas de 2.000 kilómetros originados en el sur (llamados comúnmente “frente frío”)  se van moviendo hacia el noroeste y eventualmente también se chocan con una masa de aire caliente. “Cuando pasa eso es bastante fácil de predecir: se ve un sistema que se ha formado, una franja grande de lluvia o de nubes formadas que se están acercando”, explicó.

El jefe de pronósticos de Inumet, Néstor Santayana, dijo a El Observador que el fenómeno que afectó al sur del país durante las últimas horas es usual, sobre todo en la temporada estival, y se caracteriza por ser muy puntual –puede ocurrir en un barrio y no en otro– y suele incluir, como se ha visto, rachas de vientos fuertes en pequeños períodos, incluso algunas con la violencia suficiente para provocar la caída de árboles, postes y techos.

Santayana recordó que hubo niveles de precipitaciones similares en 2014 y 2018. “La semana va a ser muy inestable, húmeda, con lluvias y tormentas todos los días”, vaticinó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...