Latinoamérica 21 > LATINOAMÉRICA 21

Islandia: el puntapié inicial hacia la conquista de la Igualdad Salarial (¿Y América Latina?)

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2018 a las 05:00

El 1º de enero Islandia se convirtió en el primer país del mundo en garantizar por ley la igualdad retributiva entre hombres y mujeres. De esta manera, el pequeño país nórdico pone sobre la mesa el debate sobre igualdad salarial, impulsando así el reclamo a otro derecho fundamental como el matrimonio igualitario o la despenalización del aborto.

¿Y América Latina? Según diferentes estudios nuestra región ha tenido avances considerables en los últimos años. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre el 2005 y el 2015 la brecha salarial en la región bajó seis puntos y se mantuvo estable desde entonces debido al enfriamiento de la economía. Mientras que un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), afirma que entre 1990 y 2014 la diferencia entre los salarios de hombres y mujeres disminuyó un 12,1%.

A pesar de que las desigualdades han disminuido en las últimas décadas y que América Latina se encuentra mejor posicionado que el promedio mundial, esta discriminación aún es un obstáculo para la autonomía económica de las mujeres y la superación de la pobreza y la desigualdad en la región. Estos datos sin embargo, varían entre los diferentes organismos. Mientras que para la OIT la diferencia actual es del 15%, para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la brecha asciende al 17%. La diferencia registrada por los datos de la CEPAL indican que las mujeres ganan en promedio solo el 83,9% de lo que perciben los hombres.

Si bien América Latina aún se encuentra lejos de alcanzar la igualdad salarial, para el director regional de la OIT, José Manuel Salazar, empieza a haber una preocupación por el tema y a "mediano o largo plazo" se terminarán aprobando leyes que obliguen a que mujeres y hombres ganen lo mismo, como ha pasado en Islandia. "Latinoamérica aún no está en ese punto porque es una medida muy fuerte y avanzada, pero la necesidad de acabar con la brecha salarial de género es un tema que está entrando en la agenda de los países latinoamericanos", afirmó Salazar.

A pesar de las mejoras a nivel regional, las cifras varían entre subregiones. De acuerdo al estudio Panorama Laboral 2017 de la OIT, las diferencia salariales entre sexos en Centroamérica y México es del 10%, mientras que en Sudamérica la brecha alcanza el 23,4%. Además, también existen diferencias por sectores con mayor desigualdad en el privado que en el público, debido a una mayor actividad sindical entre funcionarios y porque el nivel educativo de las mujeres que optan por trabajar para el Estado suele ser mayor.

Según el representante de OIT, la desigualdad salarial no responde únicamente a factores culturales, sino también a la composición del empleo y al nivel educativo de las mujeres, por lo que es un tema difícil de abordar. Sin embargo, hay avances considerables en países como Chile, Colombia y, sobre todo, Panamá, que se ha convertido en el primer país latinoamericano en adherirse a la Coalición Internacional sobre la Igualdad de Remuneración (EPIC), una alianza entre la OIT, ONU Mujeres y la OCDE, que tiene como objetivo eliminar la brecha para el año 2030.

La desigualdad salarial "es una batalla que requiere acciones a nivel nacional, legislación y compromiso político, pero también es una batalla que se gana en el lugar de trabajo, empresa por empresa, organización por organización", concluyó el director regional de la OIT. Eliminar esta desigualdad es fundamental para equiparar el valor del trabajo de mujeres y hombres. Pero este logro sería aún más relevante como acelerador de las transformaciones de las estructuras sociales históricas desiguales que se resiste al cambio.

Jeronimo Giorgi, es un periodista uruguayo dedicado a temas internacionales y ha colaborado con varios medios de América Latina y Europa.

www.facebook.com/Latinoamerica21

@Latinoamerica21

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...