Soldados israelíes ocupan el hospital Al-Shifa donde dijeron haber decomisado armas, aunque Hamás dice que están prohibidas dentro de su red sanitaria.

Mundo > CONFLICTO

Israel destruye la casa del líder de Hamás y toma el puerto de Gaza

También continúa ocupando el hospital Al-Shifa, donde irrumpió el miércoles aduciendo que en sus túneles subterráneos opera un alto mando del movimiento islamista palestino
Tiempo de lectura: -'
16 de noviembre de 2023 a las 11:16

El ejército israelí afirmó este jueves que tomó el "control operativo" del puerto de Gaza, una infraestructura clave del territorio palestino, en el día 41 de la guerra entre Israel y Hamás.

Una operación conjunta de las fuerzas blindadas y navales permitió en "los últimos días tomar el control operacional del puerto de Gaza, que estaba bajo control de la organización terrorista Hamás", indicó el ejército israelí en un comunicado.

Añadió que el movimiento palestino lo utilizaba "como centro de entrenamiento para sus fuerzas de comandos navales a fin de planificar y ejecutar ataques terroristas navales".

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) también confirmaron que aviones de combate atacaron y destruyeron la casa del líder del grupo terrorista Hamás, Ismail Haniyeh, en la Franja de Gaza, argumentando que el edificio era usado como "infraestructura terrorista" y servía como punto de encuentro para altos mandos de la organización.

Haniyeh, jefe del politburó de Hamás, abandonó la Franja de Gaza en 2019 y actualmente vive en Catar con su familia por lo que, según el grupo palestino, el edificio estaba vacío al momento de ser bombardeado.

Por otra parte, el ejército hebreo confirmó este jueves por la mañana a la agencia de noticias AFP que sus "soldados" siguen desplegados en el hospital Al-Shifa, el más importante de la Franja de Gaza, donde las Naciones Unidas (ONU) estima que hay 2.300 personas entre pacientes, personal médico y desplazados.

El Ministerio de Salud del territorio palestino controlado por Hamás dijo que "buldóceres israelíes destruyeron varias partes de la entrada sur" del complejo sanitario.

Israel asegura que Hamás utiliza el hospital como base militar, una acusación compartida por Estados Unidos.

En la primera incursión del miércoles, el ejército israelí aseguró haber encontrado "municiones, armas y equipos militares" pertenecientes a Hamás, y publicó imágenes de armas, granadas y otros equipos de guerra asegurando que procedían de su operación en Al-Shifa, algo que los periodistas no pudieron confirmar.

La autoridad sanitaria palestina que responde a Hamás rebatió la información diciendo que es imposible que encontraran "armas ni equipos militares" porque "no se autoriza" la tenencia de material bélico en hospitales de su red.

Según un periodista colaborador de AFP en Al-Shifa, decenas de soldados israelíes irrumpieron el miércoles en el hospital pidiendo que "todos los hombres de 16 años en adelante" salieran "hacia el patio interior para rendirse".

Las tropas registraron a mujeres y niños que lloraban y fueron de habitación en habitación, disparando al aire, en busca de combatientes de Hamás, relató este periodista.

Esta primera incursión suscitó condenas internacionales y llamados a proteger a los civiles palestinos tanto desde la ONU como desde países como Francia, Catar o Turquía.

El presidente estadounidense, Joe Biden, reclamó a su par israelí, Benjamín Netanyahu, ser "extremadamente cuidadoso" en esta operación dentro del hospital, pero reiteró el apoyo estadounidense a Israel.

En torno al hospital se agrupan miles de refugiados palestinos que huyen de los bombardeos que ya obligaron a 1,5 millones de pobladores a abandonar sus hogares.

Tras el ataque de Hamás a Israel, que produjo 1.200 muertos y 240 secuestrados, la ofensiva israelí en el pequeño enclave palestino provocó la muerte de 11.500 personas, incluidos 4.000 niños, además de uno 27.000 heridos.

Este jueves, las FDI dijeron que los soldados israelíes muertos desde el inicio de la ofensiva en Gaza suman 51.

Naciones Unidas informó también este jueves que en las últimas 24 horas fue destruido el último molino que aún funcionaba para la producción de harina en Gaza, en Deir Balah, lo que imposibilitará la producción de pan en el territorio.

También en las últimas horas las compañías de telecomunicaciones anunciaron el cese gradual de sus servicios de telefonía e internet por la falta de combustible para sus generadores, lo que dificulta el contacto con la población de Gaza y la recolección de información sobre su situación.

En su informe diario, la Organización para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU con sede en Ginebra destacó que, aunque el miércoles se autorizó por primera vez la entrada de combustible a Gaza, la cantidad que logró llegar a la Franja (23.000 litros) no cubre ni las necesidades humanitarias para un día, que son de unos 160.000 litros.

 

(Con información de agencias)

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...