Economía y Empresas > COMBUSTIBLES

Jara tranquilizó a la Unvenu por las estaciones de servicio sin personal

La presidenta de Ancap dio a atender que Ducsa no acaparará la expansión futura de ese nuevo modelo de venta para las pequeñas localidades del interior

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2019 a las 19:32

Una delegación de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) se reunió este viernes con la presidenta de Ancap Marta Jara y dos gerentes por la preocupación que despertó en los estacioneros un nuevo modelo de negocio. La empresa estatal arrancó con un piloto en las termas de Arapey la pasada semana con un estación de cercanía que funciona sin personal. Este nueva modalidad de venta de combustible –que Ancap inició con su subsidiaria Ducsa–, estaba previsto que a futuro se extienda a otras 15 localidades del interior que, por distintas razones, hoy se han quedado sin un punto de abastecimiento de combustible a una distancia razonable. 

Los estacioneros se sorprendieron con ese anuncio porque consideraban que ellos podrían desarrollar ese modelo de venta al público y temían por una “integración vertical” del negocio con un mayor peso de Ducsa en la venta final. Hoy la reglamentación vigente establece que cada distribuidor (Ducsa, Axion y Petrobras) puede tener como máximo cuatro estaciones bajo su propiedad. En el caso de Ducsa, hoy cuenta con dos estaciones tradicionales y la de cercanía que acaba de inaugurar en Arapey. 

Precisamente tras la reunión con Jara, el gerente de la Unvenu, Federico De Castro, dijo a El Observador que el encuentro fue “positivo” porque se “despejaron todas las dudas”. Según el ejecutivo, la presidenta de Ancap le transmitió que se “iban a respetar los contratos” vigentes, por lo que Ducsa no iba a sobrepasar el máximo de cuatro estaciones bajo su gestión. “Se nos transmitió que se iba a respetar la no integración vertical de la cadena de distribución”, aseguró De Castro. Además, Jara les aclaró que el proyecto de Arapey “era un piloto” y que si bien Ancap había identificado otras 15 localidades donde se modelo podría replicarse, eso solo era una “intención” que todavía estaba lejos de ejecutarse. 

Cuando las autoridades de Ancap y Ducsa anunciaron este nuevo modelo de expendio de combustible en la Expo Prado argumentaron que se buscaba atender el vacío que dejó el cierre de varias estaciones en los últimos años en el interior del país, ya que no podían ser rentables por el escaso volumen de combustible que comercializaban. También porque distintas organizaciones habían reclamado al ente una solución para evitar trasladados de largas distancias, y que muchas veces ello termina derivando en un mercado informal donde los precios superan al máximo que fija el Ejecutivo o incumpliendo las normas de seguridad. 

La estación de Arapey demandó una inversión de US$ 120 mil para Ducsa. Tiene una capacidad de 15 mil litros y comercializa nafta y gasoil, en un principio. Funciona sin personal y es el propio cliente el que deberá darle instrucciones al surtidor por medio de una pantalla táctil que estará a su costado. Además, en caso de dudas se ofrecerá la comunicación con un call center de Ducsa que estará operativo los siete días de la semana durante las 24 horas. 

Otro tema saldado

La Unvenu aprovechó la reunión con Jara para llevar otro tema que preocupa: bocas de venta que están inactivas, pero su cierre definitivo aún no fue resuelto por Ancap. Es que hoy hay estaciones que hace más de 10 años que bajaron la cortina, pero que todavía el ente petrolero no resolvió su cese definitivo. Luego que cierra una boca de venta, la reglamentación fija un plazo de 180 días para que alguna de las distribuidoras presente interés en reabrir ese negocio. Transcurrido ese plazo, Ancap debería clausurarla definitivamente. Sin embargo, el ente ha optado por ir prorrogando por tiempo indeterminado su cierre en muchos puntos del país. De Castro explicó que solamente se puede dar una extensión en caso que existan “razones fundadas”. 

Ancap se comprometió ante la Unvenu a cumplir con la normativa vigente y clausurar esas bocas transcurridos esos seis meses. El cierre de estaciones de estaciones viene siendo una constante de los últimos años. Actualmente hay 464 bocas activas en todo el país y solo en lo que va de este año una decena bajó la cortina, según Unvenu.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...