Nacional > POLICIAL

Jueza condenó al Betito a diez meses de cárcel

La condena es por un delito de receptación, el auto en el que se trasladaba el día que lo capturaron era robado

Tiempo de lectura: -'

23 de diciembre de 2017 a las 11:53

Alberto "el Betito" Suárez fue condenado este mediodía a una pena de diez meses de prisión, que comenzará a cumplir hoy mismo.

Esta mañana, y tras culminar la audiencia de formalización, la jueza Laura Sunhary dio lugar al pedido del fiscal Diego Pérez y dictaminó 45 días de prisión preventiva para Suárez. El fiscal había pedido 90 días y finalmente la jueza redujo a la mitad. Sin embargo, luego se dio lugar a una negociación para intentar un proceso abreviado, que culminó con la condena.

"El Betito" se entregó a la Justicia en la tarde del viernes luego de dar una entrevista a Subrayado. Estaba requerido luego de ausentarse a la audiencia de formalización pautada para el viernes en la mañana.

Durante la audiencia Suárez le habló a la jueza y le pidió "encarecidamente" que no lo mandara a la cárcel, sino que le diera prisión domiciliaria y que incluso estaba dispuesto a ponerse una tobillera. "No le fallo, le juro que no le fallo", le dijo a la jueza Sunhary. Además, se comprometió a estar en la próxima audiencia del proceso. El argumento para solicitar este fallo fue que nunca había pasado las fiestas con su hija de nueve años y quería hacerlo en esta oportunidad.

"No le fallo, le juro que no le fallo", le dijo Betito a la jueza Sunhary.

El Betito estuvo en prisión hasta marzo luego de 11 años de cárcel y volvió a actuar a mediados de noviembre de este año. La Policía lo capturó luego de una persecución a tiros, pero en esa oportunidad el fiscal Diego Pérez no pudo pedir prisión preventiva por falta de pruebas. Sin embargo, el ADN encontrado en una remera coincidió con el de Betito y el fiscal había solicitado la formalización para esta mañana para pedir prisión preventiva como medida cautelar.


Betito comenzó su actividad delictiva en 2001 por tenencia de drogas. En 2002 escapó de la cárcel de Paysandú, donde estaba en prisión por rapiña y formó una banda, a la que llamaba "los profesionales", y una superbanda que se dedicaba a asaltar bancos, estaciones de servicios y locales comerciales.

En la cárcel se vinculó con narcos colombianos, argentinos, bolivianos y paraguayos. Según había asegurado en 2012 el entonces juez de Crimen Organizado, Néstor Valetti, Betito controlaba desde la cárcel un ejército de 50 sicarios con el que disputaba "el mando territorial de algunas zonas" como Cerro Norte.

Dentro de la cárcel fue procesado en varias oportunidades por comandar redes de narcotráfico.

Comentarios