Jugando a ser un tecnólogo

After School repite la fórmula: brindar herramientas a niños de entre 7 y 15 años para que diseñen su robot, desarrollen sus videojuegos y entren al universo de la ciencia y la tecnología

Tiempo de lectura: -'

22 de abril de 2018 a las 05:00

Existen diferentes tipos de niños, pero cada uno de ellos va construyendo su camino y, de a poco, demuestra sus intereses. Algunos, son curiosos por la ciencia y tecnología. Crean, arman y desarman elementos del hogar, se preguntan por qué las cosas funcionan de tal manera y no de otra. No representan a la mayor parte de los niños de un salón de clases, sino por el contrario, terminan siendo introvertidos y con dificultades para relacionarse con sus compañeros.

Con la intención de darles un lugar y brindarles conocimientos a pequeños como estos, The Electric Academy –con el respaldo de Massachussetts Institute of Technology (MIT)– lleva a cabo por segunda vez el programa After School.

Esta propuesta trata de un curso de robótica y programación para potenciar la vocación en niños y adolescentes interesados en ciencia y tecnología. Es un proyecto complementario al sistema de educación formal y está dirigido para chicos de entre 7 y 15 años.

Juan Manuel Petrissans, director del proyecto, explicó a Cromo que luego de un extenso análisis del mercado, comprendieron que había que apuntar a transmitir conocimientos en edades tempranas. Si bien ya existían propuestas para adolescentes, para esa altura "los jóvenes ya habían elegido escaparse de la orientación", sostuvo Petrissans.

La lógica de trabajo en The Electric Academy es la misma que la del Cirque du Soleil. El reconocido circo propone un espectáculo itinerante global que se renueva cada año. El programa Afer School tiene una propuesta totalmente diferente a la del año pasado. Solo mantiene como hilo conductor la ciencia y tecnología para crear soluciones.

after school robotica2 10dealto DB.jpg

Un personaje, un videojuego


El objetivo general es trabajar con las habilidades y debilidades de los niños y adolescentes. Se pasa por un proceso extenso de resolución de problemas relacionados a robótica y, de acuerdo a lo pensado para este año, finalmente cada participante generará un videojuego.

"Además de vivir el proceso constructivo, llevarán su historia a un videojuego y obtendrán un resultado en formato digital", agregó. Se trabaja a través "de lo lúdico, proyectos y cosas de interés para ellos". Si les gustan los superhéroes, por ejemplo, pueden idear un robot con esas características y darle vida al personaje que inventaron en un videojuego.

De esta manera, los chicos tienen un acercamiento con el universo de la ciencia y tecnología y adquieren herramientas para poder realizar –a futuro– proyectos de investigación. "Tenemos todos los elementos para que sean agentes de cambio en el futuro", afirmó Petrissans.

En las clases, los niños y jóvenes trabajan a modo de "laboratorio". "No están contenidos en un espacio que los limiten", acotó el director.

Además de las clases, se está planificando un proyecto para llevar la propuesta al interior del país. La idea es armar kits de trabajo y formar productores virtuales para que lo puedan hacer en instituciones fuera de Montevideo. "Tengo en mente sostener la dinámica de circo", agregó.

Al igual que en los libros y películas de Harry Potter, el programa cuenta con diferentes casas para trabajar. La diferencia es que estas tienen nombre de científicos y tecnólogos "que con su creación aportaron a la humanidad". Así, los niños se reparten entre la casa Da Vinci, Tesla, Turing y Curie.
Los docentes, que son denominados "maestros de la orden", son 12 y todos tienen distintas formaciones: ingenieros, pedagogos, arquitectos, entre otros. Es un trabajo multitudinario.

after school robotica 10dealto DB.jpg

Datos

El programa, que comenzó el lunes 16 de abril en las instalaciones del laboratorio tecnológico SinergiaTech, tiene un año de duración y se divide en dos partes. Los grupos regulares constan de clases de lunes y miércoles o martes y jueves de 18:00 a 20:00 horas. O la opción intensiva que se imparte los sábados de 9:00 a 13:00 o de 14:00 a 18:00, en la que concurren muchos niños del interior. Además, los grupos se dividen por edad y por nivel de autonomía.

Aún continúan abiertas las inscripciones y los interesados pueden informarse con más profundidad en www.theelectric.academy.

Asimismo, se cuenta con el Programa de Padrino Personal, que invita a empresas del sector público y privado a prever "la integración y el involucramiento de los padrinos, acompañando el progreso de manera presencial dentro de la academia", según se detalla en un comunicado.

Comentarios