Nacional > CASO INTERNACIONAL

Justicia concedió la extradición del empresario turco del Ferrari, pero su abogado apeló

El hombre es investigado como presunto lavador de dinero del dueño del lujoso auto que apareció en Malvín Norte

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2018 a las 20:55

La jueza de Crimen Organizado María Helena Mainard concedió la extradición del ciudadano turco que fue detenido en Uruguay en marzo de este año en Montevideo a pedido de la Justicia de su país, por participar de una estafa que afectó a 80.000 personas y que alcanzó un monto de US$ 500 millones, informó El País. Sin embargo, la defensa del empresario turco, Gonzalo Fernández y Renato Echeverría, apeló la decisión de la magistrada alegando que el hombre no figura en el organigrama de estafadores que la Justicia de Turquía envió a Uruguay. Asimismo, ambos señalaron que al no existir tratado bilateral que defina la extradición entre Uruguay y Turquía.

Ambos profesionales entendieron que se trata de una extradición no convencional, ya que no existe tratado bilateral entre Uruguay y Turquía. Para los defensores no hay pruebas que inculpen a su cliente, y señalan que aunque el monto de la estafa se calcula en US$ 500 millones, solo se mencionan dos transferencias a Uruguay, una por US$ 3 millones y otra por US$ 500.000.

Ahora un tribunal de apelaciones deberá definir si el hombre es enviado a Turquía o se queda en Uruguay, donde también es investigado por lavado de activos.

Esta investigación, a cargo del fiscal de delitos económicos Enrique Rodríguez, pudo determinar que la organización que llevó adelante la estafa adquirió en Uruguay un Ferrari Spider, valorado en US$ 500.000, un yate valuado en US$ 1 millón y, por lo menos, seis inmuebles ubicados en el este del país, cuyos precios superan los US$ 4 millones.

El Ferrari de Malvín Norte y un traductor de lujo

El hombre detenido en Uruguay es investigado como testaferro de Mehmet Aydin, un hombre de 26 años que creo Çiftlik Bank, una aplicación en la que los usuarios ponían dinero para comprar animales virtuales y producir cosechas virtuales en el juego, con la promesa de que el dinero recabado se usaría para inversiones de agricultura reales, y prometiendo altas tasas de rentabilidad. Sin embargo, todo resultó una estafa, y tras hacerse de una importante suma de dinero se fugó de su país y recaló en Uruguay.

Lea también: La trama detrás del dueño del Ferrari que está en la mira de la Justicia turca

Al llegar instaló una empresa de materiales para construcción que proveía entre otros a la Torre Trump de Punta del Este, a la que le vendió muebles. De todos modos, quien figuraba como propietario de la compañía era el turco que se encuentra detenido.

Este hombre está en Uruguay desde 2007, cuando llegó para trabajar como soldador en la planta de UPM.

A mediados de 2017, Aydin fue a comprar algunos camiones que servirían para la distribución de los bienes que su empresa le vendía a la construcción en Uruguay. En ese momento, en la automotora vio un lujoso Ferrari de color blanco en la exhibición y decidió que debía ser suyo, y desembolsó los US$ 640.000 que costaba.

Además compró una mansión en la Marina de Santa Lucía, el barrio privado náutico ubicado en Ciudad del Plata.

La banda de Aydin también adquirió un predio en Laguna del Sauce que estaba compuesto por 12 terrenos. Allí pretendía construir viviendas, y para pagar al constructor entregó la Ferrari blanca.

En total, siete integrantes de la banda estuvieron en Uruguay, incluido el líder de la organización, pero abandonaron el país en marzo sin hacer trámites migratorios a través de la frontera seca con Brasil, según cree la Policía.

El único detenido en Uruguay –cuya extradición depende ahora de un tribunal de apelaciones– niega estar vinculado a la banda. Un día antes de ser detenido dijo a El Observador que él solo se había ofrecido de traductor de Aydin, y que nada tenía que ver con sus compras en Uruguay.

"Yo no tengo nada que ver con el Ferrari, el yate y la casa. Todo lo compró él y lo pagó él. De dónde voy a pagar esa plata que no tengo", dijo, y agregó: "La salida de esta persona que está siendo requerida por Turquía ha sido un gran golpe para mí y toda la comunidad turca en Uruguay. Es por ese motivo que quiero cerrar este triste capítulo lo antes posible y no verme más vinculado a hechos con los que no tengo relación ninguna".

Sin embargo, según pudo demostrar la fiscalía de delitos económicos, el ahora detenido tenía 70% de la sociedad propietaria del predio ubicado en la Laguna del Sauce, negocio con el que Aydin pretendía lavar parte del dinero de la estafa que llevó adelante en Turquía.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...