Cargando...
El directorio de UTE analizaba la tarde de este martes el fallo judicial para apelar

Nacional > expresidenta de Ancap

Justicia falló a favor de Marta Jara en demanda millonaria contra el Estado por Gas Sayago

Le deberá pagar $ 6,8 millones por salarios impagos, despido y perjuicios, entre otros motivos

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2021 a las 17:54

La Justicia otorgó la razón a la expresidenta de Ancap, Marta Jara, en el juicio por más de $ 7 millones que la ingeniera le inició al Estado en febrero de 2021 por su participación en Gas Sayago, informó Telenoche (canal 4) y confirmó El Observador con la sentencia de primera instancia. La demanda laboral fue por salarios impagos, licencia, aguinaldo, despido y salario vacacional, entre otros motivos, y le pagará $ 6,8 millones. En detalle: $ 6.885.153.

La suma deberá actualizarse desde diciembre de 2020 hasta su efectivo pago. Las cifras corresponden a 32 montos nominales, sujetas a los descuentos que legalmente correspondan por concepto del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) y las Contribuciones Especiales de Seguridad Social (CESS).  

El directorio de UTE analizaba la tarde de este martes el fallo judicial para apelar, añadieron fuentes del ente a El ObservadorLa exgerenta de Gas Sayago reclamaba $ 7.200.000 más reajustes e intereses, por las situaciones generadas mientras estuvo al frente del proyecto de la regasificadora. El recurso fue presentado contra Gas Sayago S.A., UTE y Ancap el pasado 9 de febrero y la Justicia preveía tomar una resolución este martes

El proyecto Gas Sayago fue creado en 2011 por el Estado para instalar una planta regasificadora de gas natural en Puntas de Sayago. A tales fines creó una sociedad anónima cuya titularidad corresponde a UTE en un 79,5% y a Ancap en el 20,5% restante. Jara ingresó a trabajar para Gas Sayago el 1° de octubre de 2012 con el cargo de gerenta general, y estuvo allí por dos años.

Sin embargo, en 2016 el gobierno le ofreció la presidencia del directorio Ancap, pero Jara no quería perder la antigüedad laboral generada entre 2012 y 2016. Por eso, antes de aceptar, planteó que la relación laboral con el proyecto quedase en suspenso y pudiese ser retomada al cesar en el ente petrolero. Informes jurídicos avalaron el planteo.

Es decir, pidió licencia sin goce de sueldo para poder ocupar la presidencia de Ancap, y le fue concedida por un período de 180 días renovable automáticamente hasta nueva decisión. La resolución del directorio de Gas Sayago tiene fecha del 11 de marzo de 2016.

Luego, ante irregularidades en los pagos, Jara envió tres telegramas a la empresa. El primero fue el 15 de abril de 2020, intimando a que se le pagase el salario de marzo y le aclarase la situación laboral. Ante el silencio de la compañía, solicitó una reunión con la empresa, sin respuesta.

Un mes después remitió uno nuevo, intimando su reintegro en 24 horas bajo apercibimiento de considerarse despedida. Al no recibir respuesta, el 1° de junio remitió otro telegrama explicitando que se consideraba indirectamente despedida a partir del 29 de mayo de 2020.

En resumen, la controversia se centró en determinar si se trató de un despido indirecto, como pretendió Jara, por incumplimiento del empleador de proporcionarle trabajo efectivo y de abonarle el salario desde que se puso a sus órdenes, o la desvinculación fue voluntaria de parte de la exjerarca porque con un acto propio se colocó en situación incompatible con su reintegro, al haber solicitado el subsidio para cargos políticos y de particular confianza.

Los pedidos

Gas Sayago omitió la asignación de tareas, no contestó requerimientos de Jara de herramientas de trabajo, dejó de responder misivas y las intimaciones de la ingeniera. Luego, sin embargo, manifestó que consideraba voluntariamente desvinculada a la trabajadora por una causa ajena a su amparo al subsidio para cargos de confianza, argumentando otra incompatibilidad.

Es recién en la contestación de demanda que se sugiere una desvinculación voluntaria, proveniente de un acto deliberado de la propia Jara, incompatible con el desempeño para Gas Sayago: su solicitud de subsidio, de acuerdo al fallo judicial.

Sin embargo, Jara solicitó el subsidio el 18 de marzo de 2020 y se puso a la orden de Gas Sayago el 19 de marzo, lo que indica que entendía compatibles ambas situaciones, y así lo manifestó al ser interrogada en audiencia: “Cuando solicité el subsidio partí del supuesto de que iba a percibir el salario en Gas Sayago y el subsidio, de que eran cosas independientes. Quería cobrar lo que correspondiera y me parecía que esa decisión la tenía que tomar Ancap porque me parecía que no estaba del todo claro”.

En términos de salarios impagos, reclamó los de abril y mayo de 2020. Si bien el contrato laboral se retomó el 20 de marzo, se le abonó inicialmente el subsidio por esos días del mes, aunque luego se descontaron. Con relación al monto del salario, era objeto de controversia debido a una resolución de adecuación salarial adoptada por Gas Sayago.

El aguinaldo solicitado es el generado por los dos meses de salario, por licencia no gozada reclama cinco días generados en 2020 y el salario vacacional, el correspondiente a la licencia no gozada y 10 días mas de licencia gozada que no le fue abonado.

Es así que el cese de la demandante provino de su decisión de considerarse indirectamente despedida por incumplimiento de su empleador de su obligación principal de otorgarle tareas y herramientas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...