Nacional > Dos irán al Inisa

Justicia imputó a tres menores por disturbios en Plaza Mateo

El joven que robó la matrícula del patrullero deberá pagar con prisión domiciliaria

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2018 a las 18:30

La Justicia imputó a tres de los cuatro adolescentes que habían sido detenidos este lunes tras los disturbios en los alrededores del complejo de boliches Plaza Mateo, en el Parque Rodó.

Según informó Telemundo, dos de ellos fueron imputados por el delito de rapiña muy especialmente agravado, y derivados al Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) con una medida cautelar de prisión durante un año, mientras que el tercero -que robó la chapa de un vehículo policial- fue imputado por una infracción "grave" de hurto en grado de tentativa, y se le impuso como medida cautelar la presentación semanal ante el Programa de Medidas Socioeducativas No Privativas de Libertad y Mediación. Entre las pertenencias de uno los jóvenes, las autoridades encontraron una campera robada y un arma blanca.

Lea también: El primer patrullero demoró 20 minutos en llegar luego de robos y agresiones, dijo directivo de Plaza Mateo

Según dijo a El Observador el fiscal Rodrigo Morosoli, quien estaba de turno cuando sucedieron las agresiones, tres adultos habían sido detenidos el lunes, pero ya fueron liberados, porque los primeros indicios indicaban que estos jóvenes de 18 años, sin antecedentes penales, no habían participado de los desmanes.

Los hechos

Según consta en el expediente judicial, sobre la medianoche del lunes seis jóvenes se encontraban esperando para entrar al baile Plaza Mateo cuando unas veinte personas, entre las que se encontraban dos de los imputados, quienes amenazaron a una joven con un arma blanca en el cuello y le exigió que le entregara la campera, entradas del baile y un celular.

Tras el hecho, los delincuentes huyeron del lugar, mientras que las víctimas alertaron a la policía. Allí es detenido uno de los imputados, quien llevaba una sevillana con empuñadura en forma de calavera y la campera robada.

Más tarde funcionarios policiales que recorrían la rambla ven "desórdenes" frente al boliche ubicado en Plaza Mateo. Allí los efectivos ven que uno de los guardias de seguridad logró detener a un joven que presuntamente sería el autor de la rapiña.

En ese momento, "una gran cantidad" de personas se abalanzó contra el móvil policial para impedir la detención. Uno de los integrantes de la turba se robó la chapa del patrullero, el cual fue detenido minutos después con el objeto del robo.

Comentarios