Cargando...
Comisión Investigadora sobre Ministerio de Turismo

Nacional > Comisión Investigadora

Kirma pide guardar secreto sobre los clientes que dice tener y los premios que recibió

Exsubsecretario frenteamplista de Turismo "cree recordar" haber recibido una presentación de la empresa ofreciendo sus servicios en el pasado gobierno

Tiempo de lectura: -'

03 de noviembre de 2021 a las 05:02

La Comisión Investigadora que, en Diputados, indaga las denuncias cruzadas sobre las últimas gestiones del Ministerio de Turismo, decidió liberar la información aportada por Kirma Services OU, la firma de origen estonio que centra la polémica por las contrataciones publicitarias en esa cartera. Así se decidió luego de una conversación con los responsables de la empresa, que plantearon sin embargo una serie de excepciones. 

A los legisladores les llamó la atención, sin embargo, que la firma pidiera un estricto secreto sobre los datos que aportó en torno a dos aspectos concretos:  los "clientes satisfechos" y los "dos premios" que dice tener, según difunde en su página web. 

"Como comprenderán, al igual que la mayoría de las agencias de publicidad o redes de tráfico, tenemos acuerdos de confidencialidad con la mayoría de nuestros clientes", señaló la empresa estonia en su respuesta, a la que accedió El Observador. De todas formas, dijo "no tener problema" en compartir con los diputados los nombres de las empresas con las que afirmó haber trabajado y con las que ya no tienen vinculación contractual. 

Allí, menciona a firmas de renombre como Calvin Klein, H & M, Alibaba, AliExpress y Riot Games, "entre muchos otros". 

Kirma también consideró que debe ser secreta su explicación en cuanto a la definición de los "premios" que dice haber obtenido. "Cuando en nuestro sitio web nos referimos a 'premios' utilizamos el concepto como sinónimo de reconocimiento por algunos de nuestros clientes más importantes", indicó. "Se nos reconoció haber logrado todos los objetivos en las campañas de publicidad con el menor costo y el menor tiempo posible".

El pedido de secreto también alcanza a los datos sobre el pasaporte de Giorgios Shipillis, al que identifica como el único accionista, director y representante legal. 

La precisión fue comunicada este lunes en la comisión, luego de una extensa sesión que deparó una sorpresa significativa: la posibilidad de que Kirma intentará entablar negocios con el Ministerio de Turismo ya en las administraciones frenteamplistas.

Todo partió de una consulta efectuada por el exministro y actual diputado colorado Germán Cardoso, planteada en forma directa al exsubsecretario Benjamín Liberoff. Concretamente,  si esa empresa había mostrado interés en prestar servicios publicitarios y qué destino tuvieron esas gestiones.

"En algún momento, creo recordar un mail que había llegado hablaba de una oferta", fue la respuesta de Liberoff ante los legisladores. 

Dicha oferta, explicó, no se rechazó. Lo que se hizo por parte del ministerio fue elevarle algunas "preguntas complementarias" sobre su planteo. "No hubo nunca más una respuesta y no hubo ningún tipo de seguimiento", expresó Liberoff.  "Mirando ahora lo que ha pasado, me doy cuenta de por qué no respondieron nunca". 

Consultado este martes por El Observador, el exsubsecretario amplió sus explicaciones.  Se trató, dijo, de un correo electrónico que recibió durante el pasado período de gobierno por parte de una firma que "cree recordar" que era Kirma y realizaba una "presentación" de sus servicios y las tareas a las que se dedicaba, no una oferta concreta.  Liberoff responde ese mail con una serie de consultas en las que pedía una ampliación de la información, ante las "dudas" de que la empresa pudiera cumplir los servicios que ofrecía en función de los objetivos definidos por la cartera. Ese pedido, precisó, nunca tuvo respuesta. 

La pregunta de Cardoso apuntaba a una breve declaración que el exsubsecretario había efectuado a inicios de setiembre a El País. 

Fuentes del oficialismo consideraron que las declaraciones de Liberoff demuestran que "Kirma existe", al margen de los cuestionamientos que se le hacen al exministro Cardoso. La fecha oficial de fundación de la empresa es 2018. 

Esto pese a que la semana pasada Elbio Rodríguez, que se definió como el "colaborador honorario" de Cardoso, reconoció ante la comisión que fue él que el presentó a Kirma durante el actual gobierno, con la intención de generar un "negocio lucrativo a futuro". 

Al respecto de Kirma, el diputado frenteamplista Gustavo Olmos pidió al Ministerio de Turismo los "cabezales" de los correos electrónicos que esa cartera recibió desde la cuenta adm@kirmamedia.com, así como también del correo en que esa firma envió la factura por US$ 280 mil en la que pretendía cobrar por el servicio por que había sido contratada. 

La intención de Olmos es conocer en qué lugar se originaron esas comunicaciones. 

El convenio con UGAB

La sesión de este lunes estuvo centrada en el interrogatorio que Cardoso presentó a Liberoff y a su antecesora, la actual senadora frenteamplista Liliam Kechichian. En particular, en relación  a un convenio firmado en 2015 con la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB) para el uso de instalaciones deportivas por US$ 1,5 millones,. 

La exministra rechazó que ese convenio fuera firmado para favorecer a la comunidad a la que pertenece, ya que la responsabilidad de firmarlo fue de la Secretaría Nacional de Deportes. "Nunca me reuní, nunca participé de ninguna reunión y nunca me enteré siquiera de a decisión de ese contrato", señaló. 

Kechichian fundamentó el acuerdo en las "instalaciones excepcionales" y "sin uso" que la UGAB podía ofrecer para los entrenamientos de la Federación Uruguaya de Basket Ball (FUBB). La exministra se quejó de los cuestionamientos de Cardoso a a esa institución. "Es la primera vez que alguien puede sospechar que la UGAB estuvo en alguna cuestión no correcta", señaló. "Es muy doloroso". 

Ante eso, Cardoso quiso dejar en claro que sus cuestionamientos no tienen por objeto a la comunidad armenia. "Si seré amplio y tolerante en lo que tiene que ver con la aceptación de credos o corrientes filosóficas, que tengo una secretaria judía, y junto a ella recibiré una delegación del Parlamento palestino en mi despacho". 

Cardoso apuntó a una acuerdo previo entre el ministerio y la UGAB por la compra de un edificio en la calle Juncal para el funcionamiento de la Dirección Nacional de Deportes. Un acuerdo que fracasó y que motivó el inicio de acciones legales por parte de la institución armenia y cuyo "resarcimiento", a su juicio, llegó a través del convenio firmado para el uso de sus instalaciones. 

"Si hubiéramos querido beneficiar a UGAB hubiéramos comprado el edificio" razonó Kechichian, que adjudicó el fracaso de esas negociaciones a un informe negativo del entonces director de Deportes. 

Pero el actual diputado sacó a relucir el hecho "muy llamativo" de que, cuando el convenio finalizó, UGAB se lo alquiló a la FUBB por "diez veces menos" que lo que pagaba en su momento el ministerio.

La polémica por la nueva sede y el choque con Bordaberry

Otro de los puntos cuestionados por Cardoso fue la compra de un inmueble en el cruce de Cerrito y Zabala, en la Ciudad Vieja de Montevideo, destinado a ser la nueva sede ministerial. 

Según explicó Kechichian, durante cuatro años el ministerio estuvo trabajando en una dependencia de la Administración Nacional de Puertos, que ese ente luego proyectó para ubicar la terminal de cruceros capitalina. 

Es motivo que la cartera tuviera que buscar una una sede, que debía seguir estando en la Ciudad Vieja. Allí se identificó una propiedad de 4.000 metros cuadrados, que había sido la casa central del Lloyd's Bank, a la que había que hacerle mejoras pero que estaba muy bien conservada. 

"Era inútil hacer una licitación. Había que comprar lo que realmente queríamos para el ministerio", sostuvo. La exministra recordó que, en 2017, el edificio fue tasado en US$ 2,8 millones. La compra, remarcó, fue por US$ 1,5 millones. 

Kechichian rechazó una pregunta que, con insistencia, le realizó Cardoso: quién fue qué acercó la oferta de ese edificio. "Un cartel, por el que vimos que la inmobiliaria Iocco lo tenía a la venta". La exministra consideró "obsesivo" el planteo de su sucesor. "Nosotros no teníamos por costumbre tener personas que nos trajeran cosas al ministerio". 

Ante la comisión, Kechichian se preocupó el resaltar las "felicitaciones" que el exministro colorado Pedro Bordaberry le extendió por el "buen negocio" que había hecho al adquirir un bien a precio mucho menor al estimado. 

Esta alusión motivó, horas después, la reacción del involucrado. "No me metas en tus barros", le pidió Bordaberry a la exministra. Es que, según explicó, las "felicitaciones" fueron la compra por un monto menor a la tasación, no por una compra "innecesaria". 

"Como también lo fue arrendar instalaciones deportivas a una entidad de la comunidad que integras", le remarcó el exsenador. 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...