Básquetbol > BÁSQUETBOL

Camila Kirschenbaum y Florencia Niski entre los ocho mejores proyectos mundiales

Las uruguayas de 17 años fueron elegidas entre las mejores de un campus que se llevó a cabo en el marco del All Star Game

Tiempo de lectura: -'

21 de febrero de 2020 a las 05:02

Las luces del United Center de Chicago, las cinco estrellas del Residence Inn by Marriott, los 2,26 metros de estatura del senegalés Tacko Fall, el emocionante homenaje a Kobe Bryant... Todo eso y mucho más vivieron en carne propia las uruguayas Florencia Niski y Camila Kirschenbaum –ambas de 17 años– en el All Star Game (Juego de las Estrellas) de la NBA. 

Ambas fueron seleccionadas para tomar parte del campus Basketball Without Borders (Básquetbol sin Fronteras) junto a 24 promesas femeninas de todo el mundo.  

“El BWB Global reúne a los mejores proyectos del mundo y nos invitaron debido a que logramos pasar las pruebas en los campus anteriores: el BWB Americas en Medellín y el NBA Academy en México si no lo hubiéramos logrado esta invitación nunca nos hubiera llegado”, contó Kirschenbaum a Referí. 

“Los tres campus fueron diferentes, pero el nivel de este en Chicago fue mucho más competitivo”, explicó por su parte Niski. 

Ambas salieron de la amateur y creciente Liga Uruguaya Femenina de Básquetbol. Niski fue la mejor jugadora del Bohemios campeón en 2018 y Kirschenbaum fue por destrozo la mejor figura el año pasado con un Defensor Sporting que perdió las finales ante las multicampeonas de Malvín. 

“El primer días nos dieron ropa, mucha y muy linda (risas), nos midieron, nos pesaron, nos sacaron el largo de manos, el salto, la velocidad, tal como se hace en el draft. En el segundo día nos dividieron en grupos y realizamos estaciones con distintos ejercicios. Y también jugamos partidos. El primer día mezcladas, donde me tocó con Camila, y en el segundo día se hizo un draft, se armaron equipos y se hizo un torneo. El mío se llamó los Lynx y salimos campeonas”, reveló Niski. 

Finalizado el torneo, el staff técnico eligió a las ocho mejores jugadores del torneo y las dos uruguayas fueron distinguidas. 

“Fue una alegría y un orgullo enorme para mí; en ese momento sentí que realmente todas las horas de entrenamientos, tener que dejar de juntarme con mis amigas, faltar a cumpleaños y quedarme a entrenar después  de hora sí valieron la pena y no me arrepiento de nada y lo volvería a hacer mil veces más porque realmente quiero llegar a dedicarme profesionalmente a este deporte”, expresó Kirschenbaum que desde noviembre del año pasado defiende a Rivas Parque Sureste de España.

“A diferencia de lo que pasó en Medellín que hicimos un partido entre las seleccionadas, esta vez no se realizó. Pero sí anunciaron a las ocho mejores y nos regalaron un buzo. Escuchar tu nombre es un orgullo enorme, sobre todo por ser de Uruguay, un país tan chiquito”, dijo por su parte Niski que este año jugará la Liga Argentina en Rocamora en su primera experiencia internacional. 

“Con Flo nos conocemos desde que éramos muy pequeñas e hicimos casi todas las formativas juntas y compartimos muchísimos momentos en torneos, campeonatos o salidas al exterior. Haberlo compartido con ella fue muy lindo  y lo hizo mucho más divertido por tener a alguien que conocés y con quien te llevás bien”, explicó Kirschenbaum.

Cuando la organización las contactó vía e-mail para anunciarles que habían sido seleccionadas ya les envío los pasajes. También les costearon los gastos de hotelería y los de alimentación.

“En el hotel desayunábamos y a veces cenábamos. Y en el United Center nos daban un ticket de US$ 20 para comer. Era como el paraíso: la cancha es impresionante, hay tiendas de todo tipo, restoranes y muchísima gente. Para comer íbamos al restorán que nos quedaba más cerca porque no queríamos perdernos de nada”, dijo Niski, ayuda base de 1,68 m y un increíble talento en velocidad.

Entre las estaciones y los partidos pudieron ver tres actividades del programa del All Star Weekend: el concurso de hundidas, el de habilidades y el partido del domingo entre el equipo de LeBron (James) y el de Giannis (Antetokounmpo). 

“Fue un sueño hecho realidad poder ver a todos tus ídolos jugando en un mismo lugar y todos juntos; fue una experiencia increíble de pasar a verlos por la tele a tenerlos a metros de distancia”, explicó Kirschenbaum, también ayuda base de 1,70 m y gran poderío anotador.

“Lo más lindo y emotivo fue el homenaje que se le hizo a Kobe Bryant. Cantó una muchacha y pasaron sus fotos. Después había actividades relacionadas con su número de camiseta, como por ejemplo aplaudir durante 24 segundos. En el concurso de hundidas, creo que Aaron Gordon se merecía ganar. Le saltó por arriba a Tacko Fall que mide casi 2,30 m. Yo estuve a su lado en los entrenamientos y le llegaba a la cintura. Fue increíble lo que hizo”, dijo Niski. 

Fall, de Boston Celtics, y Pascal Siakam de Toronto Raptors, fueron dos de las estrellas NBA que participaron en las estaciones del campus donde brillaron las uruguayas. 

El staff técnico estaba integrado por entrenadores y asistentes técnicos de equipos de la NBA y de la WNBA. 

“En estos campus se me han acercado entrenadores de la NCAA para hacerme propuestas. Pero por ahora estoy en España y voy a terminar ahí la temporada”, dijo Kirschenbaum. Las uruguayas están en el radar del mejor básquetbol del mundo. Porque los sueños están para cumplirse. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...