Polideportivo > HOCKEY SOBRE CÉSPED

La auténtica Naranja Mecánica

Holanda ratificó en Londres ser la máxima potencia al conquistar su octavo Mundial

Tiempo de lectura: -'

06 de agosto de 2018 a las 05:00

Las argentinas son Las Leonas, las uruguayas Las Cimarronas, las chilenas Las Diablas. Las holandesas, en el hockey sobre césped, son lisa y llanamente las mejores. Lo ratificaron este domingo al golear a Irlanda para conquistar el Mundial de Londres.

Holanda se impuso con goles de Lidewij Welten, Kelly Jokner, Kitty van Male, Malou Pheninckx, Marloes Keetels y Caia Van Maasakker para conquistar el octavo título de su historia tras imponerse en los certámenes de 1974, 1978, 1983, 1986, 1990, 2006 y 2014.

Las holandesas disputaron las últimas seis finales del certamen y es el equipo que más mundiales ganó y que más oros olímpicos tiene junto a Australia (al que supera en el total de medallas con ocho contra tres).

¿Cuál es la razón de semejante hegemonía? Referí consultó al entrenador de la selección uruguaya, Nicolás Tixe, quien lo explicó: "Holanda es el mejor equipo del mundo, tiene mucha experiencia por más que tenían jugadoras nuevas en este Mundial, es una misma base que entrena junto desde hace años, son técnicamente espectulares y físicamente muy potentes; ganaron de punta a punta el Mundial".

Las holandesas aplastaron en el grupo 7-0 a Corea del Sur, 7-1 a China y 12-1 a Italia para clasificar en el primer puesto del grupo A.

Con esa colocación evitó el cruce de octavos de final al que iban los segundos y terceros de cada llave y se metió en cuartos de final.

En esa instancia despachó a Inglaterra por 2 a 0 tomándose revancha de la final perdida hace dos años en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

"Fue un partido donde demostraron una neta superioridad en los primeros cuartos, solo en el último Inglaterra lo presionó más y lo llegó a complicar, pero fue un triunfo sólido", explicó Tixe.

"El único rival que las complicó realmente fue Australia en las semifinales, si bien fueron superiores tuvieron que ir a penales. Fue sin dudas el rival más parejo que tuvieron", agregó.

En la final golearon a Irlanda 6 a 0. "Es la diferencia que hay entre el número 1 del ranking mundial y el 16º, incluso pudieron haber ganado por una diferencia mucho mayor", dijo el DT celeste.

Las irlandesas fueron la gran revelación del torneo. En 2015, por la tercera ronda de la Liga Mundial se enfrentaron con Uruguay en Valencia. Ganaban bien 2 a 0 cuando Las Cimarronas descontaron por intermedio de Manuela Vilar del Valle a la salida de un córner corto y luego empataron con un memorable gol de Janine Stanley. Sobre el final, Irlanda logró un triunfo muy trabajado.

"Irlanda está abajo en el ranking mundial de Chile que está 15º y Uruguay está 23º. Las diferencias entre los equipos del 15º al 25º puesto son mínimas", dijo Tixe.

"El secerto de Irlanda fue que hizo hizo una muy buena serie en el grupo ganándole a India y Estados Unidos, cuarto del ranking mundial, y luego le empató a Inglaterra que es el número 2. Le dio una mano India empatando con Inglaterra; eso fue una gran sorpresa. Tienen un juego muy físico y una muy buena defensa, sobre toda la defensa de los últimos 25 metros del campo", analizó el entrenador celeste.

Irlanda le ganó los cruces a India (cuartos) y España (semis) por penales para meterse en la final.

España, que fue bronce al ganarle 3-1 a Australia, fue otra de las grandes sorpresas del certamen ya que eliminó en los cruces a dos selecciones en los papeles favoritas: Bélgica, vicecampeón europeo, en octavos por penales, y Alemania, gran potencia mundial en fase de recambio, por 1-0 en cuartos.

Argentina, que era otra de las grandes candidatas al título, se quedó afuera en cuartos de final al caer ante una dura Australia. "Argentina jugó mucho mejor, fue muy superior pero no pudo en los penales", dijo Tixe.

España ya venía en franco ascenso en aquella Liga Mundial de Valencia 2015 y se lo hizo notar a Uruguay ganándole un par de amistosos previos por goleada.

En este mundo, el que manda es Holanda. Porque la historia es la que manda. l



Comentarios