19 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,20 Venta 41,40
5 de octubre 2022 - 11:15hs

América Latina y el Caribe recuperaron cierta normalidad luego de dejar atrás las peores consecuencias de la pandemia y a pesar de la guerra en Ucrania, según un informe publicado por el Banco Mundial, cuyos analistas estiman que la región finalizará este año con un crecimiento interanual del 3% en un contexto de alta inflación que podría perdurar durante 2023.

La cifra supone una mejora con relación a la estimación hecha por el organismo en abril pasado, cuando calculó una expansión del 2,3% debido en parte al aumento de los precios de las materias primas por el conflicto bélico en el este de Europa, que beneficia a los países exportadores de materias primas.

El informe difundido en Washington detalla crecimientos del 4,2% para Argentina, del 2,5% para Brasil, del 1,8% para Chile, del 1,7% para Colombia, del 3,3% para Costa Rica, del 2,8% para Ecuador, del 2,4 en el  caso de El Salvador, del 1,8% para México, del 2,7% para Perú y del 4,8% en el caso de Uruguay.

Más noticias

“En la mayoría de los países, el PIB y el empleo recuperaron los niveles prepandémicos de 2019, pero las tasas de crecimiento previstas podrían describirse como resilientemente mediocres", señala el comunicado del organismo. William Maloney, economista jefe para la región, rescató sin embargo, el hecho “que la inflación en la mayoría de los países no está por encima de la media de 6%”, si se exceptúa del cálculo el proceso inflacionario de la Argentina.

El análisis, además, pone de relieve que la guerra en Ucrania ha afectado en forma desigual a los países de América Latina y el Caribe, aunque con un impacto inferior al que han acusado otras regiones mundo. De cara al año próximo, las estimaciones del BM dan cuenta de una desaceleración. Según el informe, la región en su conjunto crecerá apenas un 1,6% debido a las tasas de interés más altas, un crecimiento más lento del G7 y China, y una esperada caída de los precios de las materias primas.

“El problema más grave a largo plazo es que durante los próximos a cinco años creceremos alrededor del 2,5%", es decir aproximadamente lo mismo que en la década de 2000-2010, ejemplificó Maloney. Para fomentar el crecimiento, el economista instó a los gobiernos a  "ponerse las pilas" para mejorar la educación, formar mano de obra calificada, impulsar la productividad, innovar y adoptar nuevas tecnologías.

Con relación a la inflación, Maloney advirtió que el fenómeno “no se sabe cuánto durará”, e insistió en destacar que “en la mayoría de los países se sitúa por debajo del índice registrado en los socios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”. Según la lectura del BM, las autoridades monetarias de la región "están haciendo un buen trabajo” en un contexto que el documento califica como “manejable".

Durante la presentación del informe, Maloney destacó que más preocupante que la inflación es el crecimiento de la deuda pública, que se incrementó en promedio unos diez puntos porcentuales. Frente a esta situación, señaló que los países latinoamericanos “podrían mejorar la recaudación del impuesto sobre la renta, dado que en la mayoría de los países solo el 20% de los ciudadanos lo paga”. Anclado en sus tradicionales recetas, el economista concluyó que “en vez de subir los impuestos a los más ricos, que son los que más invierten, los gobiernos deberían esmerarse en optimizar el gasto”.

Temas:

Banco Mundial Informe del Banco Mundial Crecimiento económico

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos