Economía y Empresas > Cuentas Nacionales

La economía rebotó pero sigue lejos de los niveles prepandemia

Los menores niveles de caída interanual de la actividad en el tercer trimestre se deben a una menor contracción del consumo, acompañado de un alto en el descenso de la inversión

Tiempo de lectura: -'

18 de diciembre de 2020 a las 05:03

Luego de tocar un piso en el segundo trimestre del año, la economía uruguaya creció en el período que va entre julio y setiembre, aunque todavía se encuentra lejos de los niveles de actividad previos al estallido de la pandemia. Una recuperación parcial de los niveles de consumo e inversión ayudaron a pasar el peor momento de la economía local.

Según los datos de Cuentas Nacionales difundidos este jueves por el Banco Central (BCU), la economía uruguaya creció 7,8% durante el tercer trimestre del año en comparación con el peor momento de la pandemia, una vez depurado el efecto estacional.

De todas maneras, el valor generado por la economía local en el último período relevado se encuentra 5,9% por debajo del período julio-setiembre del año anterior. La caída interanual representa prácticamente la mitad del deterioro registrado en el segundo trimestre del año, de 12,5%.

Los datos surgen luego de una revisión de la metodología de cálculo de las Cuentas Nacionales y una actualización del año base de 2005 a 2016. Estos cambios no introducen cambios significativos en la interpretación de la tendencia reciente de la economía local, aunque sí algunos matices.

Cuando se evaluaba con la base 2005, la caída de la actividad del segundo trimestre del año era de 10,6% interanual según el dato publicado en setiembre por el BCU, prácticamente dos puntos más acotada que la revisión con la base 2016.

Del mismo modo, el período de recesión que atraviesa la economía uruguaya se extiende un trimestre previo a la pandemia. La base 2005 mostraba un deterioro interanual de la actividad desde el primer trimestre de este año (-1,4%), mientras que la nueva metodología extiende al último cuarto de 2019 el deterioro de la actividad, con una caída de 0,4% de la actividad respecto al mismo trimestre del año anterior.

Entre los motores del crecimiento, los menores niveles de caída interanual de la economía uruguaya en el tercer trimestre del año se deben principalmente a una menor contracción del consumo, acompañado de un alto en la caída de la inversión.

Los motores de la economía

El consumo de los hogares se contrajo 5,9% en el tercer trimestre del año en términos interanuales, muy por debajo del ritmo de deterioro de 13% del trimestre anterior. Aun así, los niveles de caída respecto al año pasado son significativos y se deben principalmente a un menor gasto de los hogares en servicios de esparcimiento, culturales y deportivos, como también al transporte de pasajeros. Todos ellos afectados por el nuevo contexto sanitario.

Por su parte, la inversión pasó de una caída de 13,7% a un crecimiento marginal de 0,1% en términos interanuales entre el segundo y tercer trimestre del año. Esto es, la inversión se mantuvo en los niveles del tercer trimestre del año pasado, ajena a la situación de pandemia en sus números consolidados. Las obras del Ferrocarril Central y las obras de infraestructura previas a la instalación de la nueva planta de UPM explican buena parte de ese fenómeno.

En el caso de las exportaciones, siguió pesando en el tercer trimestre la interrupción del turismo receptivo como mecanismo de control sanitario y la menor zafra de soja. La caída en la colocación de bienes y servicios al exterior fue de 22,4% interanual, por encima del 19,2% del trimestre anterior.

Por sector

Desde la perspectiva de las actividades económicas, la caída del valor generado en el tercer trimestre fue prácticamente generalizada, aunque algunos rubros tuvieron una mayor incidencia.

El comercio y los servicios de gastronomía y alojamiento tuvieron una caída de 13,1% interanual, que aunque es menor que la del segundo trimestre del año (24,6%), todavía es significativa y sus perspectivas de recuperación son lentas.

Le siguieron en impacto las actividades profesionales y arrendamiento (-9,7%), la construcción (-7,7% y los servicios financieros (-7%). Por su parte, la industria retrocedió 4,2% y el agro cayó 0,4%, prácticamente alcanzando los niveles del año pasado.

El único sector que creció fue transporte, almacenamiento, información y comunicaciones (4,1%), con un crecimiento de los servicios de telecomunicaciones, en particular en servicios de datos debido a un mayor consumo durante la crisis sanitaria y por los servicios exportados de desarrollo de tecnología.

Impacto en ratios de deuda y déficit fiscal

El economista de Vixion Aldo Lema destacó que para 2019 y 2020 el tamaño de la economía uruguaya es cerca de 10% superior al implícito en las Cuentas Nacionales anteriores (por mayor cobertura y mejor medición). Eso ratifica que los ratios de déficit fiscal y deuda pública son menores y de alguna manera puede dar un poco de aire a los ratios que suelen mirar las calificadoras de riesgo para mantener el grado inversor. 

"Siendo el PIB nominal 10% superior al implícito en las Cuentas Nacionales anteriores, el déficit fiscal fue 4,3% del PIB en 2019 (versus 4,7%) y 5,3% a octubre (versus 5,8%)", explicó en su cuenta de Twitter.

Rebote alineado a lo esperado

El economista de la consultora Exante Pablo Rosselli, explicó a El Observador que la economía tuvo “un rebote fuerte” y muy alineado con lo proyectado. De todas maneras destacó que la actividad sigue “sensiblemente” por debajo de los niveles pre-covid-19.

“Podríamos decir que los datos de actividad económica son un poco peores de los que podíamos esperar, pero dentro de un margen de error esperable dada la magnitud de la incertidumbre que teníamos”, afirmó.

El economista agregó que la recuperación del cuarto trimestre será “significativamente más lenta” que el rebote del tercer trimestre. Con ese escenario y tomando en cuenta la nueva base de Cuentas Nacionales del BCU, la consultora maneja como probable un descenso del PIB de alrededor de 5% para cierre de año.

En relación al repunte que está teniendo la pandemia, Rosselli consideró que probablemente afecte en algo la actividad de diciembre y tenga efectos negativos en enero de 2021, pero sustancialmente menores que los observados entre abril y junio.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...