Fútbol > COPA DE SELECCIONES DE OFI

La historia del goleador de Paysandú, que es repostero de lunes a viernes

Juan Andrioli, el principal artillero de Paysandú en el actual torneo trabaja en una confitería y los domingos deja afónico a los hinchas; este fin de semana define el título de OFI

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2019 a las 05:02

De lunes a viernes se pone el delantal y realiza todo tipo de tareas en la panadería donde trabaja. Los fines de semana, se calza la camiseta de Paysandú y es el encargado de hacer los goles de la selección que es una de las finalistas de la Copa Nacional de Selecciones de la Organización de Fútbol del Interior (OFI). Así es la vida de Juan Andrioli, el atacante sanducero que se ilusiona con conquistar el máximo título del fútbol de tierra adentro.

De lograrlo, será el cierre de una temporada excelente ya que algunos integrantes del plantel sanducero fueron campeones de la Copa de Clubes de OFI con Bella Vista de Paysandú, club en el que ha jugado desde los 7 años, con un fugaz pasaje por el fútbol Montevideo.

En una pausa en su trabajo, autorizado por sus jefes, quienes entienden el momento que vive su empleado, Andrioli dijo estar “muy contento” por lo que son estos días de expectativa antes de las finales. “Para nosotros es una alegría tremenda, hace muchos años que no se nos daba en Paysandú y en lo personal estoy contento porque soy de los que más ha estado en la selección y está instancia de este año, de jugar una final nacional, es algo nuevo”, comentó a Referí.

“Ganamos la Copa OFI con Bella Vista y ahora tengo la posibilidad de lograrlo con la selección”, agregó el delantero de 28 años, que tuvo un breve paso por Defensor Sporting cuando era juvenil.

Así recuerda su pasaje por Montevideo. “Extrañaba y me volví de callado. En ese momento tenía 16 o 17. No era tan chico, pero el tema es que estaba solo, con el apoyo de mi tío, ni siquiera tenía el apoyo de un contratista. Me dieron la posibilidad de ir a probar, parece que gusté, me dijeron que iba a seguir entrenanado, pero extrañaba mucho. En ese tiempo no andaba muy bien, vivía con mis abuelos, y dije: 'Vuelvo a Paysandú, porque si tengo que laburar, voy a laburar'”.

Y así fue. En La Heroica trabaja y juega al fútbol.  “Estoy en una confitería y en estos momentos me dieron unos minutos. Justo vino el patrón y me autorizó a que hablara con vos”, contó desde es nuevo lugar que le brindó estar definiendo el torneo de selecciones de OFI, desde el local de La Nueva Paysandú.

Su rutina comienza a las 6, sale a las 14, de allí a su casa, descansa y se prepara para ir a la práctica. “Almuerzo algo, me tiro una siesta, me levanto, tomo unos mates con la patrona y después me voy a entrenar. De noche vuelvo, ceno algo y ya me acuesto. Y los fines de semana hay que jugar, ya sea en la actividad local o con la selección”.

Andrioli destacó la colaboración de sus jefes ya que le facilitan los cambios de días y horario cuando tiene partido. “Ellos lo entienden y por suerte no me han hecho problema”, señaló el goleador que se destaca en la repostería.

“Hago de todo, tortas, postres, masas dulces, masas secas, bizcochuelos, masa de hojaldre, todo lo que sea dulce”, señaló sobre su trabajo, en el que ya lleva nueve años.

El Tony, Giossa y ser goleador

Volviendo al fútbol, Juan destacó que la campaña de Paysandú ha sido muy buena luego de un comienzo complicado con muchos jugadores que rechazaron la citación.

“Estuve un mes sin ir a los entrenamientos porque en las fiestas es cuando más trabajo tenemos en la confitería, el técnico me dijo que laburara, que él me esperaba y así fue”, comentó el delantero que se sumó al equipo luego que sus compañeros.

El objetivo del entrenador Carlos Cabillón fue ir paso a paso, superando las distintas fases. Así llegaron a la final del Regional Litoral Norte, ante Río Negro, pero la perdieron por penales. Luego, ambas selecciones se cruzaron en la Fase Nacional, por las semifinales, y pasaron los sanduceros. En total, ambos combinados se enfrentaron seis veces en el actual campeonato.

Ahora, en la final espera Colonia, que será local primero en Tarariras. “Es un cuadro fuerte como todos hasta ahora”, dijo Andrioli. “Es un cuadro muy parecido a nosotros, juega al fútbol, tiene un goleador que es muy bueno, sabe mucho con la pelota y es muy habilidoso. Y como ellos tienen sus herramientas, nosotros tenemos las nuestras”, expresó.

El sanducero se refiere a Facundo Rodríguez, quien lleva 13 goles, cinco más que Andrioli. De todas formas, eso no es algo que lo inquiete, explica. “Estoy enfocado en lo que nos jugamos nosotros, que es estar a un paso de lograr algo histórico. Si me llega a tocar anotar y acercarme a él, bienvenido sea, pero sino, no hay problema”, dijo el atacante, quien se define como un “mediapunta rápido”

“Hago el rol de 9 pero de 9 no tengo nada. No soy muy alto ni muy corpulento, soy más rápido, me gusta jugar fácil, no complicar mucho, aprovechar la velocidad, tocar y meterme en los huecos”, indicó.

Andrioli es uno de los jugadores que más conoce a Luca Giossa, el juvenil arquero de Paysandú que a los 18 años es una de las revelaciones del campeonato. “Es un pibe muy bueno, me toca estar con él todos los días en Bella Vista y juntos ganamos la Copa de Clubes. Es fundamental en nuestra selección; estamos donde estamos gracias a él”.

El goleador disfruta el momento porque ha estado en varios ciclos de la selección pero nunca llegó a finales. En uno de esos años, se dio el gusto de jugar ante su ídolo, Antonio Pacheco. “El Tony es un ídolo. Cuando vino Peñarol a Paysandú me saque una foto con él y logré que me regalara una camiseta”, recordó.

Sobre las finales, señaló que va a ir mucha gente de Paysandú a Tarariras y que cuando sean locales habrá más de 10.000 personas en el Parque Artigas porque “hace rato” que no están en una definición de campeonato.

Los hinchas sanduceros están muy ilusionados y acompañaron en buen número en los partidos previos. Además, han seguido los encuentros por TV, cuando juegan de visitante.

“Tengo conocidos que trabajan en bares en pleno centro y me dicen que se miran todos los partidos todos los fines de semana, que cuando juega Paysandú se llenan, y hasta que no termina el partido no se va la gente”, señaló Andrioli, quien ve como algo importante y que “motiva” la transmisión a través de la televisación.

A sus 28 años, el atacante aún no pierde la ilusión de jugar en Montevideo o en otro fútbol. “Me encantaría salir de Paysandú y logar otras cosas. Nunca bajo los brazos, siempre me gusta ir por más. Entreno para eso, a pesar de que trabajo, cuando entreno me gusta prepararme para logar cosas. El sueño nunca se pierde”.

El objetivo por delante es la Copa de Selecciones. “Me tocó ganar la Copa OFI con mi club y ahora esto también es un sueño”, concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...