20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
29 de septiembre 2023 - 12:02hs

La inflación de la Eurozona continuó su retroceso en septiembre y se situó en 4,3% interanual, el nivel más bajo desde octubre de 2021, aunque todavía muy por encima de la meta del 2% fijada por el Banco Central Europeo (BCE).

De esta forma, según las cifras dadas a conocer por la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat), el Índice de Precios al Consumidor en los 20 países que comparten el euro registró una fuerte desaceleración con relación al 5,2% de agosto.

Los datos señalan que la inflación ha caído en forma gradual y constante desde fines de 2022, cuando la entidad que preside Christine Lagarde comenzó a elevar sus tasas de interés de referencia en un intento por contener la suba de los precios, que habían alcanzado el 10,6% interanual en octubre de ese año.

Más noticias

De acuerdo con Eurostat, el segmento de los alimentos, que se mide junto con el tabaco y las bebidas alcohólicas, se mantuvo como principal vector de la inflación, con un aumento de 8,8% en septiembre; sector que había registrado en incremento del 9,7% en agosto.

A su vez, la inflación subyacente, que excluye la evolución de los alimentos y la energía, cayó a un 4,5%, mientras que en agosto había sido estimada en 5,3%, un indicador que es considerado por los economistas como un predictor, lo que podría convencer al BCE de poner fin al endurecimiento de su política monetaria.

Sin embargo, las declaración realizada el lunes pasado por Lagarde abre un margen de duda. La titular del BCE habló durante una conferencia en Fráncfort, Alemania, del “dolor que significa mantener elevados los tipos de interés por el impacto directo en los hogares”. Declaración casi en simultáneo con la hecha por Ursula von der Leyen, la titular de la Comisión Europea, quien afirmó que el retorno a una inflación del orden de 2% es una tarea que "tomará tiempo".

Entre las principales economías de la eurozona, España exhibió un sólido resultado, con una inflación estimada por Eurostat en el 3,2%. Por su parte, la locomotora económica europea, Alemania, que está en recesión técnica, registró un 4,3%; mientras que Francia e Italia anotaron niveles del 5,6% y 5,7%, respectivamente.

Para el economista Bert Colijn, del banco ING, la desaceleración al 4,3% es una "buena señal", aunque advirtió que las "preocupaciones se mantienen". El experto no descartó un repunte durante el inicio del próximo año, impulsado por un avance de los precios internacionales del petróleo, dinámica sobre la que también alerto el BCE de cara a los recortes de producción decididos por la OPEP.

"Como la incertidumbre sobre el ritmo de normalización de la inflación persistirá durante algún tiempo, las tasas de interés del BCE más altas y durante más tiempo son definitivamente un escenario realista, a pesar de la muy prometedora caída de la inflación en septiembre", indicó el analista.

En tanto, el economista Jack Allen-Reynolds, de la consultora Capital Economics, advirtió sobre la política de ajuste monetario del BCE, y dijo que la institución "no empezará a recortar tipos hasta finales de 2024", aunque  expresó su confianza en que el impacto de los precios de los hidrocarburos sea "compensado por nuevas caídas en la inflación subyacente y de los alimentos".

(Con información de AFP)

 

Temas:

Inflación Europa

Seguí leyendo

Te Puede Interesar