Nacional > VIDEO VIRAL

La maestra uruguaya que cree que sus alumnos pueden cambiar el mundo

Andrea Herrera, una maestra de 5° año de la escuela N°13 de San Carlos, motivó a sus niños a cambiar el mundo a través de sus cualidades personales

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2019 a las 13:36

"Cambiar el mundo empieza por ti", corea Alejandro Lerner en una de sus canciones más conocidas. Esa frase, con vocablos diferentes y en contextos muy variados, se repite en mensajes motivacionales e inspiradores de diversa índole. Es una frase repetida, general, utópica. Pero lejos de caer en el cliché y demostrando conocimiento individualizado de sus alumnos, Andrea Herrera, una maestra de la escuela N°13 de San Carlos (Maldonado) fue protagonista de un video que se viralizó donde se la ve dando un mensaje de despedida a los niños y animándoles a cambiar el mundo mediante sus cualidades personales.

    

"Una vez me preguntaron si el mundo se podía cambiar, si el mundo podía ser diferente, y yo creo que sí, miren con todo lo que podría ser diferente", dijo la docente de 5° año de esa escuela, para luego enumerar las características más destacadas de cada uno de sus alumnos. "Podría ser diferente con la capacidad de adaptarse de Bruno, que era nuevo en la escuela y en la ciudad, y trabajó precioso y se adaptó precioso", comenzó diciendo, mirando a los ojos al niño sobre el que hablaba. 

"El mundo puede ser diferente con la energía de Lautaro", continuó, provocando la risas de los escolares. "Con el ingenio de Luciano, con la paz de Juana al hablar, con la seriedad de Facundo, con el buen humor de Nicolás, con la predisposición a trabajar de Erika, con las anécdotas camperas de Gonzalo, con la espontaneidad de Camila, con la dedicación de Naomi que tiene un sueño y va a llegar, con la capacidad de no rendirse de Ximena, con la laboriosidad de Tania", agregó señalando las características de cada uno y provocando diferentes reacciones por parte de los estudiantes.

Tras mencionar al menos una cualidad de cada uno de sus alumnos, la maestra terminó su discurso: "Con todas esas cosas, el mundo sí puede cambiar".

El emotivo mensaje se transformó en video, gracias a que una de las madres que se encontraba en el salón captó el momento, y llegó a tener más de 245 mil reproducciones por parte de usuarios de Facebook.

La motivación como motor del cambio

Herrera es maestra hace 16 años y los últimos diez ejerció la docencia en la misma escuela, la N°13 de San Carlos. En conversación con El Observador, dijo que no era la primera vez que daba ese tipo de charlas a sus alumnos y que comenzó a hacerlas cuando observó el efecto de los comentarios positivos de las maestras a su hijo mayor. 

"La idea era poder reflotar y hacerles ver que todos tenían algo para dar, los pude mirar después de esos 170 días de clase y pude reconocer que cada uno tenía algo positivo para dar", dijo.

Cree que destacar los aspectos positivos de sus alumnos es fundamental para que puedan inspirarse y creer en ellos mismos. Está convencida de que la motivación debe ser el motor del cambio que la educación tiene que tener. Comparte la idea de un educador español que de nada vale saber ubicar a Neptuno en el universo sino se sabe controlar la rabia y la tristeza.

"El objetivo de la actividad era poder remarcar en cada uno de sus niños que tienen un montón de cosas para dar. Lo que pasa es que muchas veces lo que se evalúa son otras cosas. Una persona no es solo Lengua y Matemáticas. No todos son buenos en esas materias y, por lo tanto, no siempre reciben comentarios positivos. Un niño cuando ingresa a la escuela, tiene muchas cosas para dar y aprender. Quise remarcar lo positivo de cada niño", dijo.

"Creo que es importante como maestra destacar lo que el niño tiene de bueno y darle para adelante. Muchas veces cuando se dice que la educación tendría que cambiar y se considera que el sistema va fallando, pienso que se deberían tener en cuenta otras cosas. No se puede seguir mirando solo Lengua y Matemática. Para la vida tú no solo precisas esas materias. Para relacionarnos en un futuro y para la misma vida laboral, se necesitan otras cosas. En una educación del siglo XXI que es lo que se apunta, se apela a desarrollar la empatía, aprender a trabajar en equipo, ser compañero, son cuestiones que también se tienen que trabajar. Se debería apuntar mucho a la educación emocional", agregó.

Si hay algo en lo que Herrera hace énfasis, es en las emociones. "Lo emocional es básico. Si yo no sé lo que me pasa, si yo no sé controlarme ni respetar al otro, va a ser difícil que yo aprenda y que sea un buen ciudadano que sepa convivir y cooperar", sostuvo.

Pero entiende que de empatía no solo tiene que aprender el alumno sino también el docente. "Es fundamental entender al otro y poder darse cuenta que no todo el mundo vive las mismas cosas y que no a todos los niños les es fácil llegar a la escuela. Ahí el maestro es el que tiene que ser empático y ponerse en el lugar del niño. Es fundamental para el maestro conocer el medio en que trabaja", aseguró la maestra que hace una década trabaja en la misma escuela y conoce de primera mano las situaciones familiares de los estudiantes. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...