Espectáculos y Cultura > Ballet Nacional del Sodre

La Messi de la danza que baila para la reina Isabel

La argentina Marianela Núñez, primera bailarina del Royal Ballet, formó parte de El Cascanueces con el Sodre fue la última visita estelar de la era Bocca

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2018 a las 05:00

Tres horas antes de la función de El Cascanueces en el Auditorio del Sodre, Marianela Núñez es la primera en llegar. Ordena todo su camerino antes de que vayan a peinarla y explica que lo hace todo con tiempo porque le gusta tener un momento de concentración total. La primera bailarina del Royal Ballet cumple con los mismos rituales y exigencias así baile para la reina Isabel como para una gala de caridad en San Martín, la localidad donde nació en la provincia de Buenos Aires.

Para Núñez, de 35 años, la edad no es un tema. Asegura que los avances de la ciencia y la atención preventiva que recibe en una clínica dentro del Royal Ballet extenderán los límites de lo que su cuerpo puede dar en un arte tan exigente como doloroso. En reportajes a medios argentinos incluso les ha manifestado que no piensa y ni puede hablar de dejar de bailar, porque es desde niña su pasión.
Ese entusiasmo la llevó pedirle a sus padres un viaje para audicionar para el Royal Ballet en Los Ángeles como regalo de 15 años. Lo hizo tan bien que pese a que la compañía británica no podía contratarla por su edad, la enroló en su escuela hasta que cumpliera 16 para no perderla; allí su adolescencia comenzó a transcurrir en un escenario. "Una vez que comencé mi vida profesional, no paré", contó Núñez a El Observador.

Los medios argentinos han comparado su carrera con la del astro del fútbol Lionel Messi, porque a esta altura de su vida vivió más en Londres que en Argentina. "Estoy muy, muy dividida. Mitad y mitad", dijo a El Observador.

Sin embargo, tiene mucha música argentina en su teléfono, lo que la mantiene conectada con sus raíces. La biblioteca de canciones que describió va desde Piazzolla hasta Diego Torres y Andrés Calamaro. "Tengo mucha música latina. Me relaja", expresó.

Otra cosa que la mantiene conectada a su país es ser madrina de la Escuela Municipal de Danzas de San Martín. Allí baila todos los años en galas de beneficencia que han impulsado a varias niñas y niños a acercarse a la danza. "Fue increíble porque había 90 alumnos antes de que empezaran con galas de beneficencia anuales y ahora hay unos 700. Abrieron otra sucursal", contó la bailarina.

Y de San Martín, localidad de 400 mil habitantes en la provincia, viaja a Londres donde bailó más de una vez para la familia real. En 2014 la invitaron a una recepción para los 100 artistas más importantes de Inglaterra en el Palacio de Buckingham.

"La reina fue muchas veces a verme y el príncipe Carlos va muy seguido", contó. Además conoció a la esposa del príncipe William, Kate Middleton y está esperando conocer a Meghan Markle, la actriz comprometida con el príncipe Harry.

Núñez expresó que el Royal Ballet "la adoptó" e hizo posible todos los sueños que tenía desde chiquita. "Muchas de mis bailarinas favoritas eran del Royal Ballet. Era mi compañía sueño, no solo por las bailarinas sino también por su repertorio", afirmó. Además, destacó el cuidado artístico con el que respetaron cada uno de los momentos en su crecimiento profesional.

"No fue: 'tenés mucho talento, boom'. Y después quedás descolocada. Me fueron nutriendo, me fueron educando como artista, como bailarina y como persona", recordó. "Soy la bailarina que soy ahora porque ellos me formaron".

Cuando le asignaron uno de los roles principales en el Lago de los Cisnes, la prepararon durante seis meses. Desde la mirada, hasta cada intención del personaje, el proceso fue completo para que Núñez brillara en el estreno y en cada función.

"Esto es un orgullo para mí: hice cinco funciones de El lago de los cisnes en siete días. Casi uno por día. Es una locura linda", dijo la bailarina sobre una de las piezas más duras y exigentes.
Núñez asegura que no siente la presión de ser la mejor. "La responsabilidad va unida con la pasión y el amor. Cada vez que hago una presentación doy lo mejor de mí. Donde esté, en el lugar que ocupe, es la danza lo que va primero", dijo.

La primera bailarina del Royal Ballet celebrará el 1° de febrero los 20 años en la compañía en una función especial.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...