Espectáculos y Cultura > Artes visuales

La obra de Joaquín Torres García desembarca en Chile con una extensa retrospectiva

Se inauguró "Obra Viva" en el Centro Cultural La Moneda en Santiago de Chile; la extensa exposición cuenta con 300 piezas del artista uruguayo

Tiempo de lectura: -'

15 de abril de 2019 a las 05:00

Los primeros meses de 2019 dieron paso a importantes movimientos dentro de la escena local de las artes plásticas. Con la muestra de Pablo Picasso en el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) como la joyita cultural del año y la exportación de Nostalgias Africanas de Pedro Figari hacia El Museo de Arte de São Paulo hace unos meses, Uruguay demostró que, además de estar preparado para recibir obras de uno de los artistas más valorados del mundo, tiene un acervo nacional tan valioso que puede exhibirse hacia afuera en los mejores escenarios. En abril la figura uruguaya que se destaca fuera de fronteras es Joaquín Torres García (1874–1949).

Pinturas, dibujos y juguetes que el pintor, docente y filósofo creó desde sus 12 años hasta 1940 integran la muestra Obra viva que reposa desde el jueves pasado en el Centro Cultural La Moneda (CCLM) en Santiago de Chile.

Son un total de 300 piezas que retratan la vida y legado de uno de los artistas más influyentes del siglo pasado con un recorrido que va desde su ámbito personal hasta su faceta como educador. Obra Viva denota también la variedad dentro de su creación con técnicas como el óleo sobre tela, la pintura sobre papel, el cartón y la madera. Además, se incluyen juguetes y publicaciones que dejan en evidencia su creatividad.

La muestra reúne obras del Museo Torres García, MNAV, Museo de la Solidaridad en Chile y de colecciones privadas. Por eso, la directora del centro chileno Beatriz Bustos Oyanedel considera que Obra Viva es “una oportunidad para contemplar obras poco exhibidas, con una mirada integral al universo de Torres García”.

Alejandro Díaz Lageard, director del Museo Torres García y curador de Obra Viva, explicó a El Observador que la iniciativa partió desde la directora del CCLM que se contactó con el Museo Torres García para realizar esta propuesta “ambiciosa e integral”.

Díaz señaló que Obra Viva es la muestra más grande que se ha hecho de Torres García en Chile. Además destacó la relevancia de que este artista llegue a un espacio como el CCLM, que es el museo más concurrido de ese país con un millón de visitantes al año y con salas de gran porte (600 m2).

“La muestra da una idea muy amplia de todos los universos que confluyen en la obra, vida y pensamiento de Torres García. Generamos la idea de obra viva, porque no aparece la obra como algo aparte sino como la forma en la que la vivía él”, expresó el director.

En Obra Viva los juguetes que creó Torres García son presentados como artefactos en sí mismos y como parte de un espacio de laboratorio donde investigó la forma y la pintura que, años más tarde, transportó a sus cuadros.”Aparece el arte constructivo, la tradición y la modernidad y su articulación dentro de la obra de Torres”, contó Díaz.

Entre las obras que se exponen se encuentra el emblemático dibujo a pluma y tinta América invertida (1943), que tiene que ver con la idea que persiguió Torres de dar vuelta el mapa y generar un nuevo arte desde el sur. En ese sentido, Díaz aseguró que esa propuesta sigue vigente y adquiere mucha relevancia en países Chile donde la tradición indoamericana es muy fuerte.

La infancia como musa

Al entrar al CCLM se ven réplicas gigantes de los juguetes de Torres, también las hay pequeñas para que los niños (y adultos) puedan jugar. Esto adelanta una arista fundamental de la estructura de Obra Viva. Los juguetes de Torres lo exponen como profesor, como padre y como filósofo que pensó la infancia y la absorbió como musa de inspiración.

El director del museo homónimo contó que el diálogo de Torres con la infancia se puede ver, por ejemplo, a través de los dibujos de sus alumnos y de sus hijos –algunos de ellos los expuso en una galería parisina–. Porque este artista miraba al niño de igual a igual, como creador en potencia. Además se incluye un dibujo que el pintor realizó cuando tenía 12 años –cuando aún no había comenzado a estudiar arte–.

“La llegada de sus hijos fue una gran fuente de inspiración. Él ya había sido educador y había impulsado ideas educativas renovadoras y de vanguardia donde los niños eran el centro y donde no se les enseñaba, sino que se los acompañaba dentro de un proceso de descubrimiento y aprendizaje”, explicó Díaz.

El director del museo montevideano insistió en que la propuesta de la muestra –desde la museografía, la curaduría y la selección cuidada de obras– es la de mirar todas las piezas en diálogo, y no como individualidades. Por eso no considera que haya piezas más destacadas que otras en esta retrospectiva viva.

Torres García convive con Turner
Las cientos de piezas de Torres García que lucen en La Moneda reposan a unos metros de 85 acuarelas de Joseph Mallord William Turner –uno de los máximos exponentes del arte británico– que llegaron a Chile en marzo.
“Que desde el CCLM hayan llamado al Tate Modern de Londres para traer a Turner y a nuestro museo de Montevideo para traer a Torres es buenísimo. Turner acá está muy valorado y eso atrae a mucha gente que va a venir a ver las dos muestras”, remarcó Díaz.
La muestra de Torres García se podrá visitar hasta el hasta el 28 de julio en la Sala Pacífico del centro cultural.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...