“Hay que detener los combates para que los civiles puedan desplazarse con seguridad”, dijo Martin Griffiths en la Asamblea General de la ONU.

Mundo > NACIONES UNIDAS

La ONU pidió que “den a Gaza un respiro de las terribles cosas que le impusieron”

El coordinador de Asuntos Humanitarios del organismo presentó un plan de ayuda de diez puntos a los habitantes de la Franja y dijo que “no estamos pidiendo la luna, sino medidas básicas para satisfacer las necesidades esenciales de la población civil y frenar el curso de esta crisis”
Tiempo de lectura: -'
17 de noviembre de 2023 a las 16:17

Este viernes, Martin Griffiths, coordinador de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la ONU (OCHA) señaló que “un alto el fuego humanitario es necesario para que pueda llegar ayuda” para los 2,2 millones de personas atrapadas en el conflicto israelo-palestino en Gaza. En la sesión informativa de la Asamblea General sobre la situación, no se anduvo con eufemismos: “Llámenlo como quieran, pero el requisito, desde un punto de vista humanitario, es simple: detener los combates para que los civiles puedan desplazarse con seguridad”.

Si bien el 28 de octubre la instancia aprobó una resolución para pedir una “tregua humanitaria inmediata” en el conflicto entre Israel y el movimiento palestino Hamás, nada se cumplió, por lo que Griffiths señaló, al presentar un plan de diez puntos, que “hay que hacerlo durante el mayor tiempo posible, para facilitar una respuesta humanitaria sin trabas”.

Entre los diez puntos que exige la ONU destacan un flujo de ayuda continuo, más puntos de acceso a la Gaza, en particular el de Kerem Shalom, por el que entraba el 60% de los bienes antes del inicio de las hostilidades. Asimismo, exigió combustible, imprescindible para poder distribuir la ayuda humanitaria y mantener "viva a la gente". Y, entre otros requerimientos, la creación de centros de distribución, acceso seguro y sin trabas para las organizaciones humanitarias; la mejora en las comunicaciones; zonas seguras para civiles, el aumento de los refugios para los desplazados, y dinero para financiar esta operación, evaluada en unos US$ 1.200 millones.

“No estamos pidiendo la luna. Sólo pedimos las medidas básicas necesarias para satisfacer las necesidades esenciales de la población civil y frenar el curso de esta crisis”, dijo Griffiths. Y agregó: “Por muy grave que sea ahora la situación en Gaza, podría empeorar mucho”.

Al finalizar, Griffiths realizó dos llamamientos. Uno, a Israel: “Den a la población de Gaza un respiro de las terribles cosas que se le impusieron estas últimas semanas”. Y otro al movimiento islamista palestino: “Que Hamás libere sin condiciones a todos los rehenes”.

Por su parte, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, dijo que la “actual propuesta israelí de la llamada Zona Segura es insostenible” porque ni es “segura ni es viable para el número de personas que la necesitan”. Y agregó que “muchos civiles no están en condiciones de acatar las instrucciones de las fuerzas israelíes de trasladarse a otro lugar ante el inminente bombardeo de las zonas en que residen”.

Desde el ataque del 7 de octubre de Hamás en Israel, que dejó 1.200 muertos, según las autoridades israelíes, la represalia militar israelí contra la Franja de Gaza dejó más de 12.000 muertos (entre ellos, 5.000 niños y 3.300 mujeres), según el último parte, aunque las cifras aumentan día a día.

 

(Con información de AFP)

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...