Mundo > G20

La peripecia del chef que le cocinó al príncipe de Arabia Saudita en el G20

No pudo ver al mandatario, debió entregar su celular, cocinar dentro de la embajada y tres hombres probaron antes la comida

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2018 a las 17:59

Lo metieron en la cocina de la embajada casi a prepo, no pudo hablar con nadie y tres hombres de seguridad probaron la comida antes de que llegara a su destinatario. Así fue, más o menos, la peripecia de Gastón Riveira, un cocinero argentino que fue contratado para cocinarle al príncipe de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, en su visita a Argentina por el G20.

Riveira, que es dueño de una destacada parrilada de Buenos Aires llamada La cabrera, que en en los últimos días también incluyó entre su clientela al presidente de Singapur, Lee Hsien Loong. Sin embargo, cuando le encomendaron trabajar para Salman, debió mudar su cocina a la de la embajada de improvisto.

 "Yo no llegué a verlos porque así como entré, me sacaron el teléfono y me metieron en la cocina. No pude ver al príncipe ni saludarlo. Nada de nada", dijo Riviera a Radio Mitre de Argentina.

"Tenía dos o tres personas mirando todo lo que hacía y lo que cocinaba. Cada plato que salía, lo probaban y lo etiquetaban. Cuando salió un plato le dije a uno '¿lo quiere probar?' y me dijo: 'no, pruébelo usted'", relató el chef.

Riviera preparó varios platos con carne para el príncipe, la especialidad de su restaurante y la razón por la que fue requerido. "La carne la pedían pasadita de punto. Los primeros los mandé jugosos hasta que vino uno de estos catadores", relató. 

"El capricho final del príncipe fue el panqueque de dulce de leche. Pero tuve que ir hasta el restaurante y traerlo a la Embajada", finalizó el chef.

El príncipe Mohammed Al Salman enfrenta varias denuncias de crímenes contra los derechos humanos. Entre ellas, la organización Humans Right Watch lo acusa de crímenes de lesa humanidad en Yemen y de haber torturado, degollado y descuartizado al periodista saudí Jamal Khashoggi, que desapareció el pasado 2 de octubre. Khashoggi, que trabajaba para un medio saudí y tenía una columna en The Washington Post, era uno de los críticos más implacables del gobierno de Salman. 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...