Geert Wilders, quien se impuso en las elecciones para primer ministro de Países Bajos tiene un fuerte discurso antiinmigración.

Mundo > Giro político europeo

La victoria de la ultraderecha en Países Bajos da impulso a formaciones europeos de esa tendencia

El húngaro Viktor Orbán, el italiano Matteo Salvini y la francesa Marine Le Pen son algunos de los líderes que salieron a felicitar a Geert Wilders, quien ganó las elecciones para reemplazar al experimentado centrista Mark Rutte
Tiempo de lectura: -'
25 de noviembre de 2023 a las 05:01

El Parlamento Europeo podría tomar un giro donde las formaciones de ultraderecha se alíen a los partidos conservadores con posiciones más euroescépticas y, sobre todo, con mayor rechazo a la inmigración y a la diversidad cultural

Bruselas, la capital de Bélgica y sede de las instituciones de los 27 países de la Comunidad Económica Europea, está convulsionada por el triunfo de Geert Wilders, líder del partido de ultraderecha de Países Bajos, que acaba de imponerse en la elección para primer ministro.

Depende de cómo se configure el nuevo Gobierno holandés, es posible que las alianzas entre ultras y conservadores tradicionales se consoliden en todo el Viejo Continente de cara a las elecciones de eurodiputados de junio de 2024.

Aunque esa fecha parece lejana, los últimos acontecimientos de la guerra entre Israel y Hamas, levantó en Europa tanto el antisemistismo como la islamofobia. Precisamente Geert Wilders tuvo un fuerte discurso contra la comunidad musulmana en su país y eso fue uno de los factores que lo llevó a imponerse en la comunidad conservadora y tradicional.

Aún antes de que hubiera resultados definitivos de las elecciones en Países Bajos, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, lanzó el miércoles por la noche un mensaje de felicitación al líder del partido de la ultraderecha euroescéptica neerlandesa, Geert Wilders.

Luego fue la francesa Marine Le Pen y, al rato, el italiano Matteo Salvini, dos líderes de los partidos que están más a la derecha del espectro europeo: un correligionario gana en un Estado miembro del club comunitario y, además, fue en Países Bajos, uno de los fundadores de la Unión Europea, que suele ser un país clave en la configuración de alianzas entre los Veintisiete.

Además, Wilders ganó en la nación que hace años fue punta de lanza para una Constitución Europea que no llegó a nacer. También Países Bajos rechazó en un referéndum el acuerdo de asociación con Ucrania en 2018, bastante antes de la guerra.

 Ya es una realidad el ascenso de las formaciones ultraconservadoras europeas, que se observaba con victorias como la de Giorgia Meloni en Italia o la conquista de la segunda posición electoral para Demócratas de Suecia, otro país con tradición dialoguista. Tanto Países Bajos como Suecia y otras naciones vieron crecer el discurso discriminatorio contra los inmigrantes.

En las elecciones de julio en España, Vox parece haber quedado frenado. Lo mismo pasó con la ultra en las elecciones de septiembre en Polonia, cuando Ley y Justicia (PiS, por sus siglas en polaco) perdió el gobierno.

El politólogo Cas Mudde, de nacionalidad neerlandesa, en diálogo con El País de Madrid reafirma el grado de nacionalismo de cada partido ultra: “Cada elección nacional es solo eso, nacional. Hubo razones específicas para los resultados españoles y polacos, no regionales o globales. Vox hizo una mala campaña, mientras que el PiS sufrió fatiga gubernamental”, dice.

También añade los riesgos en otros países, ya que los partidos ultras lideran hoy las encuestas en Austria, Bélgica, Francia, Hungría e Italia.

Dentro de las instituciones europeas los cambios pueden venir con esta ola, pero no se puede predecir si esos nacionalismos tendrán una alianza continental o querrán demoler las instituciones comunitarias, al menos en el futuro.

Ante la pregunta de si Países Bajos puede ser una nueva Gran Bretaña, por el Brexit, el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, dijo a la prensa: “Países Bajos es un país fundador de la UE, un miembro muy fuerte de nuestra Unión. Seguimos contando con Países Bajos como miembro fuerte de la UE”.

Lo cierto es que la francesa Marine Le Pen felicitó al “amigo” Wilders por una “victoria extraordinaria” que demuestra que “una nueva Europa es posible”. Una Europa que, según acotaba en otro mensaje Le Pen, debe reconocer un “apego cada vez mayor a la defensa de las identidades nacionales”.

El director de la oficina en Bruselas de la Fundación Heinrich Böll (ligada al partido Los Verdes de Alemania), Roderick Kefferpütz, ya apuntó que “estas turbulencias electorales son muy preocupantes y están llevando a la UE a adoptar una posición más cauta en temas que reclaman urgencia y acción, como el cambio climático”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...