Espectáculos y Cultura > VIOLENCIA DE GÉNERO

Las actrices uruguayas se unen contra el acoso y abuso en el trabajo

Con pocos días de existencia, el colectivo ya reúne más de 200 asociadas y busca dar contención a mujeres que sufren algún tipo de abuso en el medio teatral o audiovisual

Tiempo de lectura: -'

18 de diciembre de 2018 a las 16:54

La denuncia de la actriz argentina Thelma Fardin a Juan Darthés sirvió como impulso para que las actrices uruguayas se junten para combatir el acoso al que pueden estar expuestas en el ambiente teatral y audiovisual uruguayo. La semana pasada comenzó a circular una cadena en redes sociales que invitaba a las mujeres que dedican su vida a la actuación a unirse al colectivo de Actrices Uruguayas, un grupo en proceso de fundación. Lo que empezó como una idea pronto se convirtió en una realidad y, en pocos días, sus impulsoras ya reunieron más de 200 mujeres interesadas en participar. 

El objetivo de la organización es generar una red de apoyo para ayudar a quienes sufrieron o sufren casos de violencia sexual, económica, física o psicológica en su trabajo. Al principio el colectivo estaba pensado para actrices, pero luego decidieron convocar también a todas las mujeres que trabajan en el medio audiovisual y teatral en cualquier rol. Sus organizadoras son cinco y, por ahora, prefieren mantener su anonimato. No tienen interés de mostrarse ni de tener exposición mediática. Buscan generar una red de apoyo en la que no solo se destaquen unas pocas caras visibles, sino una masa de mujeres que luchan por la misma causa, moviendo juntas el colectivo. 

Según supo El Observador, el grupo de mujeres con intención de unirse es muy amplio. Hay estudiantes de actuación, actrices de teatro con mucha trayectoria, otras más enfocadas al cine y figuras públicas que ,además de ser actrices, trabajan en radio y televisión. 

Protocolo de respuesta

“La idea de organizarnos surge porque hay un montón de mujeres en nuestro medio preocupadas y afectadas por el tema. Creemos que lo mejor es hacer algo y organizarnos para ayudar a desnaturalizar lo que desde hace ya tiempo está doliéndonos e incomodándonos. Para esto tenemos que trabajar en un protocolo de respuesta ante estas situaciones”, respondió a El Observador una de las coordinadoras del grupo. 

El colectivo tiene previsto, mediante un grupo de psicólogas y abogadas, ponerse a disposición de los distintos inconvenientes que puedan tener las actrices. Buscan apoyarse las unas a las otras y generar un espacio de confianza para poder expresar preocupaciones de forma anónima. No es necesario dar el apellido para unirse; alcanza con escribir a colectivoactricesuy@gmail.com con el nombre y un número de contacto.

El colectivo tiene pocos días de vida pero ya recibió denuncias. “Estamos trabajando con mucho cuidado para preservar la intimidad; aunque la necesidad de apoyo es tal que muchas mujeres han expresado, y firmado en total confianza, haber sido víctimas de abuso y acoso aquí en Uruguay”, dijeron desde el colectivo. 

A su vez Actrices Uruguayas recibió el apoyo de profesionales interesadas en colaborar con la organización y están en conversaciones con otros colectivos para trabajar de forma conjunta en algunos casos. 

Proyectan una primera reunión para poder conocerse e informar de mejor manera la forma en que trabajará la organización. Las reuniones se realizarán cada dos meses, pero las asociadas pueden acercarse al colectivo cuando lo necesiten. Las organizadoras intentan concretar una reunión antes de fin de año pero ven difícil que eso sea posible. Necesitan un espacio que pueda albergarlas a todas –tal vez un teatro– y diciembre es un mes complicado como para organizar un encuentro de este tipo. Es probable que esa primera reunión se haga durante la primera quincena de febrero.

Como objetivo más a largo plazo quieren desarrollar propuestas para frenar la violencia de género.

A pesar de que la denuncia de Thelma Fardin las llevó a unirse y la apoyan, el objetivo del colectivo no es hacer escraches públicos. De todas maneras, no descartan hacerlos de forma cuidada si no obtienen respuesta a nivel judicial. “Lo central es para nosotras facilitar consultas psicológicas, acercar a las mujeres a otros colectivos que también están trabajando y ofrecer un espacio de reflexión y escucha (privado, no público). La misión es ser un puente”, explicaron.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...