Economía y Empresas > Golpeados por la pandemia

Las vacaciones de julio le dan una brisa de optimismo al sector turístico

Con 30% de la capacidad operativa en la actualidad, hubo una ocupación aceptable durante los fines de semana en Salto y Colonia

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2020 a las 05:00

A pesar que el foco de covid-19 en la Médica Uruguaya y otras mutualistas refrenó la actividad turística nacional, distintos operadores del sector evaluaron con optimismo una de las principales zafras de la temporada baja: las vacaciones de julio. 

Si bien la oferta se vio bastante reducida por los diferentes protocolos y la paralización casi a cero que tuvo el turismo desde el caso cero de covid-19 en el país, en Colonia y Salto se dio un buen movimiento la pasada semana, con mayor presencia de público los fines de semana.

El subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio, dijo que pese al “susto inicial”, hay que considerar que el público que va a las termas es muy especial, y “está acostumbrada a tomar recaudos, y es un usuario que valora mucho la salud”.

“En las termas de Daymán abrieron un 50% de los hoteles y tuvieron una ocupación razonable. Particularmente, el hotel Salinas de Almirón, que son las únicas de agua salada y es la instalación de este tipo más cercana a Montevideo, trabajó arriba del 75%. En períodos cortos las distancias también son importantes”, apuntó el jerarca.

Además, dijo que él mismo estuvo en Colonia durante el último fin de semana y se pudo ver mucha presencia de familia con niños, sobre todo en aquellos hoteles que cuentan con infraestructura con piscinas climatizadas. Agregó además que a su entender hubo un muy buen cumplimiento de los protocolos y las distancias: “Realmente la gente ha madurado enormemente en cuanto al manejo de la situación en los lugares públicos”.

“Colonia está siendo redescubierta por los uruguayos cuando fue un destino que siempre se dirigió principalmente a los argentinos por una razón lógica, que es la de la distancia a Buenos Aires. Está teniendo cada vez más demanda y para los próximos fines de semana se están dando reservas en los hoteles que abrieron. Hacemos un balance bueno en general con una expectativa mejor. No podemos recibir grandes volúmenes de gente, pero vamos recibiendo cada vez más, de forma gradual”, explicó Monzeglio.

El subsecretario de Turismo destacó que el hecho de que Uruguay esté siendo nombrado en el mundo como ejemplo “de garantía en el manejo de la pandemia”, “implica un marketing gratuito en lo turístico que se está recibiendo brutal”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Turismo del Centro Comercial de Salto, Flavia Lavecchia, dijo que en las termas hubo movimiento, aunque “siempre se espera algo más y sigue habiendo un montón de empresas que todavía no han podido reactivar su actividad económica".

“Anduvo bien y el clima acompañó. Hubo hasta 27° en Salto.  Ahora hay que ver qué ocurre con agosto, que esperamos sea más fructífero”, resumió la empresaria, que destacó que hubo cero caso de covid-19 y no se dieron aglomeraciones.

Una posibilidad que se maneja en el Ministerio de Turismo es también la alternativa de que Uruguay pueda recibir a turistas de provincias argentinas que tengan controlada la pandemia, lo que excluiría en particular el cono urbano porteño.

“Estamos trabajando con el ministro Germán Cardoso en avanzar en el futuro en un turismo de punto sano a punto sano. Hay provincias como Santa Fe y Entre Ríos que tienen números similares o mejores que los de Uruguay”, explicó Monzeglio. Por su parte, la situación en el este fue bastante distinta, debido a que por las características del destino las vacaciones de julio no son necesariamente un punto alto hacia esa zona del país.

Sin embargo, los lugares con infraestructura especial para esta época del año son los que han podido retomar con mejor desempeño la actividad.

Una expectativa mesurada 

El presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez, señaló que aunque en las vacaciones de julio se haya andado “más o menos bien”, la realidad es que el turismo se va a reactivar “el día que se abran fronteras”.

Martínez dijo que el 75% del sector depende de Argentina y Brasil, por lo que mientras tanto “el 90% de la actividad está paralizada”.

“De igual forma, estas dos semanas implicaron una prueba para ver cómo se preparó el sector de forma responsable con el fin de evitar contagios y la implementación de protocolos. En ese sentido fue muy positivo porque no hemos tenido ningún inconveniente en ningún destino”, agregó.

El dirigente expresó que ahora hay que empezar a trabajar más en los aspectos psicológicos, mayormente, en consideración a atacar la incertidumbre y los miedos que puede tener la gente al salir y movilizarse. Igualmente, destacó que hubo bastante movimiento en todo el país durante estas dos semanas con un buen clima que ayudó, por lo que se pueden considerar positivos los avances en ese aspecto.

“Esto quiere decir que se están haciendo las cosas bien del lado de la oferta y de la demanda. Eso es muy positivo. Todo lo que es espacios con la naturaleza y estancias turísticas anduvo muy bien”, apuntó Martínez.

Según la información que maneja la Cámara de Turismo, durante las vacaciones de julio la oferta turística osciló entre el 30% de las capacidades totales de operadores que tiene el país, con una ocupación que se ubicó en torno al 50% de ese porcentaje habilitado (un 14% del total).

“No se puede comparar con años anteriores. Lo cierto es que hubo durante los fines de semana buenos niveles de ocupación, particularmente en las termas, Colonia y el resto del interior profundo, pero por ejemplo Montevideo que trabaja esencialmente con turismo extranjero no existió. Lo bueno es que se mostró que hay eventuales ganas de salir”, apuntó el empresario.

En relación al este, Rocha no es un destino elegido durante estas fechas y en Punta del Este si bien fueron más visitantes, fue un público que ya tiene una residencia, por lo que si bien mueve relativamente el rubro gastronómico no ocurre lo mismo con el hotelero.     

“Ahora debería empezar una etapa de promocionar más el turismo interno y que se pueda redescubrir Uruguay. Otro aspecto es que el gobierno incentivé con alguna medida fiscal a bajar costos, para que la gente se mueva. Ese es el desafío de los próximos meses, mientras se van orejeando las cartas para ver qué es lo que pasa con la frontera”, resumió Martínez.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...