25 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
22 de diciembre 2020 - 12:11hs

El lunes 21 de diciembre empezó el verano y en ese marco el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) publicó recomendaciones para que los productores ovejeros tengan en cuenta durante los meses de diciembre, enero y febrero, de modo de evitar afectaciones en cada sistema productivo.

Para los servicios del 15 al 20 de febrero, por ejemplo, se aconseja adelantar las fechas de 15 a 20 días, mientras que para los servicios de abril se recomienda atrasar la fecha de 15 a 20 días.

Los tips para diciembre

En principio, para el primer mes del verano los técnicos del SUL le recomiendan a los productores de ovinos que evalúen las posibilidades de destetar los corderos por lotes de parición, en majadas que se justifiquen por tamaño o manejo. Además sugieren evaluar los pesos mínimos de los corderos por lotes para tener un manejo diferencial, y observar la calidad y disponibilidad de pasturas al destete, por posible suplementación para las corderas y los corderos.

Más noticias

Para evitar problemas de salud en el ganado se recomienda hacer un seguimiento del mismo. Por un lado, es aconsejable que se recorran las categorías al menos dos veces por semana para controlar que no haya presencia de miasis o bicheras; por otro, se insta a monitorear por parasitosis gastrointestinales por HPG, tanto en ovejas como en recrías.

También se aconseja planificar la revisión de majadas afectadas por problemas podales y reservar un potrero para destete, libre de ovinos, durante los meses venideros.

Primera quincena de enero: destetar

Para el destete de corderos, en los primeros 15 días del próximo año, se explica que se debe encerrar al cordero, un día con la madre y sin agua, y un día el cordero solo, con sombra y agua.

Al momento de largar, desde el SUL recomiendan usar “ovejas señuelos” en piquetes, que sean un seguro de alambrado. Una vez que los corderos logren tranquilizarse, se largan a un potrero definitivo con sombra, agua y una pastura de calidad previamente reservada.

En el caso de los sistemas intensivos, se debe encerrar al cordero un día con la madre y sin agua, y luego un día solo con sombra y agua, mientras las ovejas también están encerradas con sombra pero sin agua. A las 48 horas se deben soltar todos los animales.

Es recomendable marcar al azar el 10% del ganado para pesar, establecer un promedio y variación de kilos. Además, realizar un manejo diferencial en los corderos que pesen menos de 18 a 20 kilos, según la raza, con suplementación protéica. También dosificar contra parásitos gastrointestinales con una droga de eficacia conocida, 12 horas previas a que se asigne el potrero de destete que se debe reservar 90 días antes (sin pastoreo ovino).

Se aconseja comprobar la eficacia por medio de análisis coprológico (HPG) a los 10 días y, además de la revacunación contra clostridiosis, dar la segunda dosis de la primovacunación.

Segunda quincena de enero: revisar vientres

En la segunda parte del mes se les recomienda a los productores realizar una revisión de las patas a todos los vientres. En caso de encontrar pietín, establecer tres lotes: sanas, recuperables y crónicas. Se aconseja que las ovejas sanas pasen por un baño podal, que las recuperables, tomen tratamientos de tres baños podales en 10 días, y que se revisen y las recuperadas se integren a los animales sanos.

En el caso de las crónicas se recomienda eliminar o aislarlas para evitar contagios. En ese mismo trabajo, identificar las ovejas viejas con un cero y refugiarlas, así como también los vientres que presenten problemas de ubre.

Por otro lado, se debe establecer un lote apto para encarnerar. Los vientres que se encuentren en peor estado corporal (menor a tres) se deben asignar a pasturas que permitan mejorar su condición corporal para la próxima encarnerada. El campo natural reservado es una opción barata para recuperar el estado de las majadas previo a la encarnerada, recordaron desde el SUL.

Revisar y clasificar carneros en febrero

Para la primera quincena de febrero los técnicos del SUL recomiendan revisar los carneros y establecer un número tentativo de animales para cubrir las necesidades, con un 3% de carneros. Para eso se debe planificar una posible compra de acuerdo a los vientres a servicio, teniendo en cuenta los carneros suplentes.

Se aconseja, además, planificar la disponibilidad de “retarjos” o capones “androgenizados”, si es que se realiza una inseminación artificial.

En todos los casos se debe prestar atención a una alimentación de calidad de los carneros, donde tengan sombra y agua.

Para el cuidado de los ejemplares, también se aconseja dosificar contra parásitos, y realizar una comprobación de eficacia a los 10 días por HPG. También limpiar prepucio, “desoje”, limpiar cola y emprolijar pezuñas.

Además, para llevar a cabo un óptimo monitoreo de los corderos hay que pesar y muestrear (HPG) los lotes de corderos destetados.

Pesar y clasificar 

En la etapa de clasificación se deben pesar las borregas que van a servicio y armar dos lotes por rango de peso: peso (menores a 34 kilos) y medio (de 30 a 34 kilos). Es necesario eliminar los refugos por peso o defectos eliminatorios.

El lote medio se debe apartar y mejorar su alimentación, para lograr que alcancen la encarnerada con 36 o 40 kilos como mínimo, con alimentación mejorada o suplementación, si no alcanzara con campo natural, se deben dar 50 a 70 gr por día.

Luego se debe hacer un baño de patas preventivo; también un monitoreo de la parasitosis gastrointestinal por medio de HPG; y dosificar y comprobar la eficacia a los 10 días por HPG. Las corderas para encarnerar se deben seleccionar con un peso menor o igual a 38 o 40 kilos.

Es recomendable que la encarnerada se realice un mes después de que inicie la encarnerada de la majada.

En la segunda quincena de febrero se deben revisar las ovejas adultas en boca y ubre, así como también por su condición corporal. En este momento se establecerá el lote que esté apto para encarnerar.

A los vientres que estén en peor estado corporal (CC ≤ 3), se les debe asignar pasturas que permitan mejorar su condición corporal para una próxima encarnerada.

Por último, se recomienda realizar un baño de patas preventivo, un monitoreo de parasitosis gastrointestinal por medio HPG y una dosificación si fuera necesario, la eficacia de esta última debe comprobarse a los 10 días por HPG.

Juan Samuelle

Temas:

Corderos Destete de ovinos Lanas Carne ovina

Seguí leyendo

Te Puede Interesar