Cargando...

Mundo > Pandemia

Lo qué hace Médicos Sin Fronteras para atender a los más vulnerables en la cuarentena

Más de 40.000 personas en 60 países desarrollan más de 400 proyectos de ayuda a migrantes, refugiados y desplazados

Tiempo de lectura: -'

04 de abril de 2020 a las 05:00

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) se ha involucrado en la lucha contra la pandemia del coronavirus desde su papel médico-humanitario, particularmente en grupos vulnerables como refugiados, migrantes y desplazados, aprovechando su experiencia de campo en la ayuda a los más necesitados.

La ONG internacional está integrada por 3.600 personas y otras 44.000 contratadas localmente, en más de 60 países. Del total, 55% aproximadamente es personal médico y sanitario, y el restante personal logístico.  Como especialista en epidemias, adelanta unos 400 proyectos, incluyendo los vinculados al coronavirus que se han sumado a sus intervenciones regulares.  

Josefina Martorell, directora general de MSF para América del Sur de habla hispana, en  entrevista con El Observador, habló sobre el trabajo de su organización en el combate al coronavirus y planteó inquietudes por las medidas de  cierre de frontera de los países.

Martorell es una economista argentina de 37 años, con máster en estudios internacionales en España. Ingresó a Médicos Sin Fronteras en el año 2011 y ha ocupado cargos administrativo-financieros en República del Congo, Niger, República Centroafricana y Sur de Sudán. Además, trabajó para la Cruz Roja en Afganistán.

¿Qué papel está cumpliendo Médicos Sin Fronteras en  la lucha contra la  pandemia?

Nos estamos ocupando especialmente en cómo el coronavirus puede llegar a las poblaciones en entornos precarios, a las personas sin hogar, a los migrantes, a quienes viven en campos de refugiados y desplazados.

Esas personas ya están viviendo en condiciones súper difíciles de hacinamiento, con poco o nada de saneamiento y no pueden acceder a atención médica. En Bangladesh, Cox El Azar está al borde del descontrol. En Grecia, es delicada la situación de los campos de refugiados en la isla de Lesbos y en Moria. Médicos Sin Fronteras está trabajando en todos esos campos, donde todavía hay muy pocos casos de contagiados, pero son una bomba de tiempo.

También seguimos con las operaciones donde siempre estuvimos, donde hay conflictos armados o gran pobreza como Yemen, República Centroafricana y Sudán. Allí los sistemas de salud son muy frágiles o casi inexistentes.

¿Y en el resto de Europa y en América Latina?

Los alcances son diferentes de acuerdo al país. En algunos contextos estamos trabajando con las autoridades, según lo que nos manifiestan sobre sus necesidades. En España, por ejemplo, estamos asesorando al Ministerio de Salud sobre la expansión de la capacidad de los hospitales. Tenemos modelos para hacer estructuras de salud en gimnasios o estadios.

Estamos acostumbrados a montar hospitales de campaña en carpas y modelamos diseños, que luego las autoridades de cada país pueden replicar e instalar en las áreas más críticas. En Europa, estamos trabajando en los geriátricos para aumentar el control del circuito del paciente.

En América del Sur, estamos evaluando la situación inmunológica de toda la región. Intervenimos en la frontera colombo-venezolana, con prevención, atención médica y en salud mental, así como en la frontera de México y EEUU, donde la población centroamericana que intenta cruzar se devuelve a México. También  estamos trabajando en Roraima, donde estamos montando estructuras de atención.

¿Qué opina su organización acerca de la medida sanitaria de cuarentena ?

Como esta organización no es un actor político sino humanitario, la posición nuestra es que cada persona acate las órdenes o decisiones de sus propios gobiernos.

Lo que observamos es que los gobiernos van viendo en qué parte de la curva epidemiológica están para definir cómo debería ser la cuarentena. Por ejemplo, a veces se alternan las cuarentenas obligatorias con las voluntarias. También cada gobierno definirá en su momento cómo terminar la cuarentena, si en forma escalonada o de una sola vez.

Algo que confirmamos es que el aislamiento da resultado y que todos los países han terminado adoptando esa medida, inclusive los que no lo hicieron al principio. Todos los gobiernos tratan de seguir los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), adaptándolos a cada realidad. Se generan dudas y limitaciones, pero ya hay experiencia aprendida.

Mi posición personal, no la de la organización, es que una cuarentena obligatoria es más efectiva que una voluntaria, que es más difícil de cumplir.

¿Y cuál es la posición sobre el cierre de las fronteras?

Hay que tener cuidado con ese tema. Nosotros, justamente, por los cierres de fronteras estamos teniendo problemas para equipar nuestras operaciones, el envío de material logístico y de medicamentos.  Desde esta organización pensamos que hay medidas de aislamiento que se pueden implementar, sin necesariamente cerrar fronteras. No estamos de acuerdo con los cierres de frontera cuando discriminan, cuando son una herramienta que impide el acceso a la salud y a una mejor vida a las poblaciones vulnerables. Por ejemplo, la frontera de EEUU-México está cerrada justificándose en el covid-19, pero en realidad es una política que viene de años anteriores. Pero es diferente si hablamos de cierres de fronteras por un tema de salud pública que aplica a todas las personas. 

¿Cuál sería el caso más parecido a lo que estamos viviendo?

El ébola, pero los casos fueron muchísimo menos, hablamos de un total de 17 mil casos en dos años. Igual hubo un gran pánico porque esa enfermedad, si bien es menos contagiosa que el coronavirus, tiene una  letalidad de entre 65% y 85%.

Otra diferencia con el ébola es que la situación del coronavirus nos trajo la situación de países cuyos sistemas de salud están colapsando como está ocurriendo en Francia, Italia o España. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...